Los coches de Hugh Hefner, uno de los hombres más envidiados del planeta - Revista Car

CARRUSEL_ANTERIOR ACTUALIDAD MOTOR

Los coches de Hugh Hefner, uno de los hombres más envidiados del planeta

Guillermo Lahoz 28 de septiembre, 2017 | Tiempo de lectura 4 min

 

Hoy todo el mundo lamenta la muerte de Hugh Hefner, el fundador de la revista Playboy y uno de los hombres más envidiados del planeta. Desde que en 1953 creó su revista, su nombre y el logotipo del conejito es un símbolo tan americano como el de Cadillac. Los coches no fueron su gran pasión, pero también disfrutó de algunos de los mejores.

Nuestro protagonista en un Cadillac del 56.

Desde el principio, su magazine aportó una mezcla de erotismo, política, sofisticación y humor que prendió con fuerza. Tras unos años de asentamiento, en 1959 Hugh Hefner compró la casa de Chicago que se convertiría en la primera mansión Playboy y obtuvo el divorcio de su esposa; “Estaba preparado para empezar a vivir la vida que fomentaban las páginas de mi revista. Contaba con todos los accesorios: pipa, esmoquin de terciopelo rojo, un Mercedes SL blanco descapotable y una magnífica mansión”. Como tantos otros, Hefner sabía que, aunque normalmente un deportivo se compra para gozar de la velocidad, también es legítimo utilizarlo para procurarse otros placeres.

Hefner con su Mercedes 300 SL Roadster.

Construyó un su mansión un bar “submarino” cuya pared daba a una piscina interior, y comenzó a organizar fiestas a las que invitaba a personajes como Frank Sinatra, Tony Curtis o Sammy Davis Jr.. Muy pronto su fama se extendió por el país, y las celebridades preferían alojarse en su casa antes que en el mejor hotel. Por su parte las chicas podían vivir por muy poco dinero en la mansión y asistir a las fiestas con las estrellas de Hollywood.

Hugh conversa con una chica sentado en su Mercedes, mientras dentro sigue la fiesta en la piscina.

Ciertas situaciones definen a un personaje; en 1968 «Hef» tenía 42 años y conoció a una chica de 18, que sería su gran amor durante seis años. Cuando le propuso salir, ella le dijo: “nunca he salido con alguien mayor de 24 años”. Y Hef respondió: “bien, yo tampoco”.

Por entonces Playboy llegó a vender 8 millones de ejemplares, y fue en 1971 cuando Hugh Hefner compró la mansión Playboy de Los Angeles, en la que ha vivido hasta su muerte. Para él era lo más parecido al paraíso, y en ella construyó una gruta interior y una piscina parecida a un lago natural. Lo cierto es que tenía pocas ocasiones para conducir ya que apenas salía, y cuando lo hacía solía viajar en su Mercedes 600 con chofer. Celebraba fiestas a las que con frecuencia acudía en pijama y con uno de sus míticos batines de seda.

En su momento de máximo explendor llegó a tener un avión con el que viajó por el mundo con sus amigos.

El Mercedes 600 presentado en 1963 era el coche más amplio, cómodo y lujoso del mercado. Este modelo (código interno W100) con motor 6.3 V8 de 250 CV, llevaba un avanzado sistema hidráulico de alta presión que gobernaba no solo la suspensión neumática sino también el cierre de las puertas, los elevalunas, los ajustes de los asientos o el techo eléctrico. Además de Hefner, otros muchos mitos del siglo XX se decantaron por el 600, como Aristóteles Onassis y su querida María Callas, John Lennon o Elizabeth Taylor. Además era perfecto para un rockero gracias a su inigualable comodidad y al mueble bar, así que Elvis Presley compró el primero de sus dos 600 en 1970.

Elvis saluda desde uno de sus Mercedes 600.

En la mansión los domingos por la tarde eran para ver películas, y los lunes estaban reservados para cenas de amigos y partidas de cartas. Cuando tocaba noche de boxeo, muchos famosos de la ciudad, como Burt Reynolds, Clint Eastwood o Jack Nicholson iban allí para ver los combates, y entonces el exterior se llenaba de Corvettes Stingray, Ferraris y Porsches de llamativos colores setenteros.

Vista actual de la mansión Playboy de Los Angeles. Él descansará en una tumba al lado de la de Marilyn Monroe.

De hecho, un buen automóvil siempre era de ayuda para entrar al paraíso, como recuerda su amigo Steve Powers: “al principio me invitaban de vez en cuando a la mansión, pero no estaba en la lista principal. Tenía un Rolls Royce descapotable y un megáfono, así que un amigo y yo íbamos por Rodeo Drive, cerca del campus de UCLA, y gritábamos a las chicas. A veces ladraba como un perro o imitaba una sirena. Luego les decía: ¿crees que tu perro quiere conocer al mío? o llevas los vaqueros demasiado apretados y eso no está permitido en Beverly Hills. Tras una conversación las invitaba a la mansión, y si llegábamos allí con un montón de bellezas, finalmente nos dejaban entrar”.

A lo largo de estas décadas han desfilado por la revista y por su cama las mujeres más bellas, y aunque ya no dirigía el día a dia de la revista, parecer ser que aun se reservaba la elección de la Chica del Mes. Como bien destacan los memes que todos hemos recibido hoy, es difícil que tras su muerte Mr. Hefner haya pasado a mejor vida. Hace muchos años se compró una tumba junto a la de Marilyn Monroe, para descansar junto a ella.

 

¡Valora este artículo!
[Votos: 0 Media: 0]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Aston Martin DB11 AMR, el Gran Turismo de 639 CV e inspiración racing

    En Aston Martin quieren que la línea que separa sus modelos de calle de los de competición sea aún más delgada, y añade...

  • BMW X7 2019, exquisitez de siete plazas

    Cuando parecía que en el mundo de los SUV no se podía ir más allá, BMW nos presenta su nuevo modelo de la familia X. Se...

  • Evolución sin revolución: nuevo Audi R8 2019

    El R8 nació en 2007 y en 2015 llegó la segunda generación. Ahora el nuevo Audi R8 2019 se presenta con un diseño...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración