- Publicidad -

Stephan Winkelmann, Presidente y CEO de Automobili Lamborghini, y Stefano Domenicali, su sucesor a partir del 15 de marzo se reunieron con los 1.300 empleados de Lamborghini en Sant’Agata Bolognese con Rupert Stadler, presidente de Audi AG, y con miembros de la junta de Audi. El presidente saliente y el nuevo líder del Lamborghini compartieron momentos legendarios en la historia reciente de Lamborghini con los empleados. Algo que seguro le habrá echo caer una lagrimilla al alemán, que deja a Lamborghini en el mejor momento de su historia. 

Los mejores momentos incluyen los últimos años marcados por nuevos retos y grandes éxitos, mientras que el SUV Urus y un tercer modelo se abrirá nuevos horizontes en 2018. Rupert Stadler, presidente de Audi AG, declaró: “La marca Lamborghini es un símbolo de gran emoción y pasión ilimitada . Esa misma pasión la encontramos en once años de éxito de Stephan Winkelmann como líder de esta empresa. Ha sido el presidente de la mejor era Lamborghini, y gracias a él la compañía duplicó las ventas y el número de empleados, y se ha triplicado el volumen de ventas y la red de concesionarios. Stefano Domenicali, ahora tiene toda nuestra confianza y apoyo.” Stephan Winkelmann ha añadido: “Estoy contento de haber tenido la oportunidad de descubrir un gran equipo y un ambiente único. Agradezco sinceramente a todos mis colegas, y todos ustedes su trabajo”

from the left S. Domenicali, S. Winkelmann, R. Stadler

“Juntos hemos hecho Lamborghini grande.” Stefano Domenicali concluyó: “Me embarco en esta importante herencia con gran entusiasmo, y creo que juntos vamos a seguir creciendo con tanto éxito como en estos últimos años con proyectos ambiciosos y grandes expectativas por delante, haciendo Lamborghini aún más competitiva a escala internacional.” Como gesto de integración Domenicali se acercó a un empleado y tomó prestada su chaqueta negra de trabajo, con la que se quedó para el resto de la ceremonia, concluida con un sonora aplauso de despedida a Winkelmann y de bienvenida a Domenicali.