Os lo anunciamos la semana pasada y por fin tenemos al primer Volvo eléctrico al 100%, el XC40 Recharge. Con esta novedad la firma sueca no solo se mete de lleno en esto de la electrificación, sino que también nos da a conocer su nueva seña de identidad eléctrica llamada Recharge. Volvo ya no es solo coches seguros, ahora también sostenibles con el medio ambiente.

El inicio de esta nueva seña de identidad es su modelo más popular en la actualidad, y también la opción más sensata para un modelo eléctrico, el XC40. El SUV del segmento B es ideal por su concepto y tamaño comedido, albergando así el que es el primer coche eléctrico de producción de Volvo. Como ya os enseñamos en ese avance, además es el primer Volvo que estrena nuevo sistema Android de Google para el infoentretenimiento.

A nivel mecánico el XC40 Recharge presenta una potencia de 408 CV, tracción total y 400 km de autonomía según ciclo WLTP. Según Volvo podremos recargar el 80% de la batería en solo 40 minutos en una toma de carga rápida de 150 kW, contando de serie con cargador de 11 kW.

Es por lo tanto el XC40 más potente de la gama, y casi el más potente de los coches de la marca. Lleva una batería de 78 kWh con una tensión de 400 V en el suelo del coche, aprovechando parte del hueco del túnel de transmisión. Debido a las baterías, este XC40 Recharge es más bajo que una versión convencional con motores térmicos, 36 mm más baja con 175 mm de altura libre al suelo.

Cada motor impulsa un eje, contando cada uno con 150 kW de potencia para llegar hasta esos 408 CV de potencia combinada, junto a unos impresionantes 660 Nm. Para mejorar su transmisión de la potencia al suelo lleva un sistema de reparto activo de par entre cada rueda del mismo eje.

Al igual que otros coches eléctricos, podremos conducir el Volvo XC40 Recharge con solo un pedal, el del acelerador. Y es que dispone de un nivel de recuperación de energía bastante potente y con el que el coche puede llegar a detenerse por completo.

Como coche eléctrico que es tenemos un maletero delantero y este es de 31 litros de capacidad. Así compensamos en cierto modo el maletero trasero que pierde capacidad con respecto a una versión normal debido al motor eléctrico. Es de 413 litros frente a los 460 de un XC40 convencional.

¿Cuál es el siguiente paso de Volvo? Su plan es no parar con los modelos eléctricos, y habrá un nuevo modelo de este tipo cada año, ya que su intención es que en 2025 el 50% de sus ventas sean coches eléctricos y el resto híbridos. Para impulsar este movimiento Volvo regalará un año de electricidad a los modelos electrificados, devolviendo el importe del coste medio de las recargas a lo largo del primer año con el coche. Por ahora no hay precio para este XC40 Recharge pero a buen seguro será superior al más caro de toda la gama del modelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.