- Publicidad -

Cerca del año 2020, Volvo tiene la esperanza de consolidarse como una verdadera alternativa premium, y lo cierto es que con el éxito del XC90 –gracias a su diseño, su confort interior y la respuesta de sus motores– y con las buenas sensaciones que dan las primeras impresiones del Volvo S90, es muy posible que los suecos consigan alcanzar su ambicioso objetivo. La plataforma de este coche está diseñada alrededor de los motores diésel y gasolina de cuatro cilindros. La puesta a punto de este coche está hecha para que sea diferente a la del XC90.

“El S90 está pensado para una conducción relajada”, declara el experto en el chasis S. Karlsoon. “Con este coche no vas a batir ningún record de velocidad en Nürburgring. El Volvo S90 es confortable y relajado, las suspensiones son para una conducción agradable, pero hemos intentado que no pierda agilidad. El cambio es preciso y suave”. Las motorizaciones disponibles globales para el S90 serán un motor T6 de cuatro cilindros gasolina, D4 y D5 diésel, y un T8 Plug-in híbrido. El T8 y el D5 irán equipados con una transmisión automática de ocho velocidades, mientras que el D4 llevará un cambio manual de seis velocidades.

Volvo S90

“El motor T8 es muy importante en América, donde hay una gran historia con los motores V8, pero también hemos pensado que hay muchos conductores europeos a los que les gusta  disfrutar de sensaciones fuertes, como la aceleración”, nos explica Thomas Muller, vicepresidente de la marca.  Este motor alcanza los 100 km/h en 5,2 segundos, mientras que sus emisiones se reducen a los 44 gr/km. “Nuestra idea era lanzar algo totalmente nuevo en este segmento más bien conservador y entregar una expresión visual que irradie liderazgo y confianza en su exterior. En el interior hemos elevado el S90 al nivel superior, ofreciendo una experiencia de lujo premium que promete comodidad y control”, dijo Thomas Ingenlath, vicepresidente senior de Diseño de Volvo Car Group.

Volvo S90

El S90 introduce también una nueva función mundial para City Safety –la detección de grandes animales–, un sistema capaz de detectar animales de mayor tamaño, como venados o caballos, tanto de noche como de día. La tecnología ofrece una advertencia intuitiva y un freno asistido para evitar una posible colisión. “El S90 ha dado un gran paso hacia adelante en el terreno de la conducción dinámica, rendimiento y confort.

Hemos rediseñado completamente la experiencia de conducción de Volvo desde cero para ofrecer sensación de precisión, control y confort”, afirmó el Dr. Peter Mertens, Vicepresidente senior de Investigación y Desarrollo en Volvo Car Group. El XC90 fue el debut de este cambio, y ahora el Volvo S90 lo mejora y lo continúa para alcanzar un nivel alto de exclusividad y tecnología avanzada. La intención es revolucionar el segmento premium con esta distintiva berlina de clase ejecutiva. Equipado con una serie de nuevas tecnologías como los sistemas de seguridad de última generación, el S90 es una prueba más de la continua transformación de la marca sueca.

VCC09336.jpg