El preparador Oettinger tiene una larga historia a la hora de modificar los modelos de la marca germana, por lo tanto no es raro que se aventuren a mejorar, aún más si cabe, con un nuevo kit estético para el modelo más relevante, el Golf- aunque en este caso, sólo para las versiones más deportivas.

Todos los elementos visuales han sido diseñados con el “visto bueno” del túnel del viento. Por lo tanto a parte de diferenciarse de sus “hermanos” debido a este kit, también aumenta su rendimiento aerodinámico.

En la parte delantera, cada versión recibe un nuevo splitter más agresivo y deportivo. El “morro” más prominente se ve reforzado por los faldones laterales más anchos y bajos.

La parte posterior también se ha visto remodelada con un portón más ancho, junto con alerón más grande y con mayor carga aerodinámica. El difusor trasero aloja el nuevos sistema de escape realizado en acero inoxidable con cuatro salidas, el cual produce un “rugido” más sonoro y deportivo. En el Golf R, el sistema de escape viene con un control de la válvula de escape, para modificar el sonido que produce.

A pesar de su “look” más agresivo, no introduce ninguna mejora a nivel mecánico. Por lo tanto, el GTI desarrolla 220 CV, 184 CV para el GTE y 300 CV para la versión más potente, el R.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.