La marca germana ha anunciado que invertirá alrededor de 1.000 millones de euros en la producción de nuevas baterías. Estas se fabricarán en el oeste de Alemania para los futuros coches eléctricos del Grupo Volkswagen.

Según informa Reuters, Volkswagen quiere establecer una nueva factoría en Lower Saxony para la fabricación de nuevas baterías. Además, también se habla de otra adicional, la cual se convertirá en una planta multi-marca en algún lugar de Europa.

Son limitados los detalles sobre la producción de las baterías de Volkswagen. Sin embargo, según sugiere Manager Magazin, Volkswagen está en negociaciones con un fabricante de baterías coreano, SK Innovation. De esta forma, establecerán una colaboración para establecer una gran fábrica de baterías en Europa.

A principios de año, el jefe ejecutivo de Volkswagen, Herbert Diess, afirmó que Volkswagen no quería convertirse en dependiente de ciertos fabricantes asiáticos. Establecer su propia giga-factoría de baterías permitirá a la marca ser más autosuficiente en ese sentido. Además, la firma germana tiene varios contratos millonarios con suministradores de baterías como LG Chem o Samsung SDI.

 

Los planes de esta expansión en el terreno de las baterías llegan justo una semana antes de que Volkswagen abriera los libros de pedidos para el Volkswagen ID.3. Este se trata del primer coche eléctrico de producción en masa de la marca germana. Se registraron más de 10.000 pedidos del hatchback eléctrico en apenas 24 horas después de abrir las pre-reservas.

El ID.3 se venderá en un principio en la edición de lanzamiento 1ST, la cual estará limitada a 30.000 unidades. Este modelo tendrá una autonomía con una sola carga de 420 km, según el nuevo ciclo WLTP. Una versión más asequible con una batería de menor capacidad vendrá más tarde, así como una tope de gama con más autonomía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.