- Publicidad -

Después de un fin de semana emocionante protagonizado por la victoria de Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima en las 24 Horas de Le Mans, a los amamantes del motor aún nos queda una cita importante este mes: la Pikes Peak International Hill Climb. Esta carrera, que se celebra anualmente desde 1916 en Colorado (EE.UU.), es uno de los eventos del motor más prestigiosos de la historia y el más antiguo del país norteamericano después de las 500 millas de Indianápolis. La prueba, también conocida como la carrera hacia las nubes, tiene lugar en una carretera de las Montañas Rocosas con 19 kilómetros de recorrido, 156 curvas y un desnivel de más de 1.400 metros.

Volkswagen ID R Pikes Peak

Por si todo esto no fuese suficiente, la prueba de este año cuenta con un aliciente más, ya que el piloto francés Romain Dumas, ganador de ediciones anteriores, se ha propuesto batir el record de la categoría de vehículos eléctricos. El objetivo es mejorar los 8:57:118 que estableció Rhys Millen en 2016, una misión difícil, pero para la cual Dumas tiene un as bajo la manga. Concretamente un as de 500 kW (680 CV) llamado Volkswagen ID R Pikes Peak, que llega como el primer coche de competición puramente eléctrico de la marca alemana.

Volkswagen ID R Pikes Peak

El vehículo ha sido desarrollado por Volkswagen Motorsport y presenta el sistema de propulsión más sofisticado jamás montado en un Volkswagen. Este está compuesto de dos motores eléctricos de alto rendimiento, alimentados por dos baterías de iones de litio y unidos a una tracción las cuatro ruedas controlada eléctricamente. “Fue un reto enorme para todo nuestro equipo de ingenieros, pues no teníamos experiencia en motores eléctricos en un contexto de competición y contábamos con un margen de tiempo de solo siete meses para el desarrollo” explica Marc-Christian Bertram, jefe de electrónica de Volkswagen Motorsport, al hablar sobre el desarrollo del Volkswagen ID R Pikes Peak.

Volkswagen ID R Pikes Peak

Además de este complejo sistema de propulsión, el Volkswagen ID R Pikes Peak cuanta con un sistema de regeneración que le permitirá producir hasta el 20% de la energía a utilizar durante la prueba. Esto es posible gracias a la coordinación entre un sistema de freno eléctrico que recuperar energía, y un freno mecánico convencional que interactúan de manera automática y sin que el conductor lo perciba.

Volkswagen ID R Pikes Peak

Tanto el desarrollo del sistema de propulsión, como el de la tracción eléctrica y el del sistema de regeneración han supuesto retos mayúsculos para Volkswagen Motorsport, pero suponen un paso adelante de cara al lanzamiento de los primeros modelos ID de producción, que se espera lleguen para 2020. Sea como fuere, el resultado es realmente increíble, pues la combinación de el chasis de competición, la carrocería aerodinámicamente perfeccionada y lo último en tecnología de propulsión eléctrica hacen del Volkswagen ID R Pikes Peak un prototipo que seguramente dará un espectáculo memorable el próximo 24 de junio en la Pikes Peak International Hill Climb.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.