Está claro que a la revolución eléctrica en la industria automotriz va ligada la del mundo de la competición. Volkswagen está apostando fuerte por ese futuro, como también por la electricidad como forma de vida para competir. Su última creación es el Volkswagen I.D. R Pikes Peak, un coche eléctrico diseñado con un único propósito: ser el más rápido en la subida más famosa del mundo. La montaña mas famosa de Colorado Springs será testigo el 24 de junio de 2018 de como este super coche eléctrico va a intentar batir todos los récords con el poder eléctrico como aliado. La meta son los 8:57.118 minutos que necesitó Sebastien Loeb hace unos años.

Para lograrlo Volkswagen ha diseñado este I.D. R Pikes Peak, un super coche eléctrico que busca el equilibrio entre el peso y la capacidad energética. Y esto se refleja en su nombre, que usa la “R” ligada en Volkswagen a las altas prestaciones, e “I.D.” para la nueva gama eléctrica que llegará en el futuro. Su diseño es radical y enfocado a la eficiencia aerodinámica, recordando en cierto modo a un coche de LMP1 de Le Mans.

Volkswagen I.D. R Pikes Peak

El Volkswagen I.D. R Pikes Peak lleva dos motores eléctricos, que generan una potencia de 500 kW, unos 680 CV. No es la primera vez que la firma alemana se lanza a subir la famosa colina, tampoco con dos propulsores, ya en 1985 un Golf con dos motores (presente en nuestra prueba GTI en Ascari) lo intentó, y volvió los dos años siguientes.

Para almacenar la energía necesaria para la carrera, el I.D. R Pikes Peak usa baterías de iones de litio. A diferencia de lo que se busca en un coche de calle, los ingenieros de Volkswagen han perseguido que las baterías proporcionen la máxima cantidad de energía durante la subida de Pikes Peak, y no la autonomía.

De hecho, según la marca el 20% de la energía que se necesita para subir se recuperará durante los 20 km de recorrido. Se usa un sistema de regeneración por frenada, el cual hace que los motores funcionen como generadores cuando se frena, enviando la energía a las baterías.

Volkswagen I.D. R Pikes Peak

Una de las peculiaridades del Pikes Peak es que no se puede entrenar con facilidad, todo está muy regulado y solo se puede practicar en algunos sectores, así que el equipo de Volkswagen lo hará en circuito. Para intentar ganar y de paso batir el récord de coches eléctricos, los alemanes han elegido a Romain Dumas, actual campeón del Pikes Peak. En su palmarés el francés tiene tres victorias en Pikes Peak y dos en las 24 Horas de Le Mans.

El 24 de Junio al francés y su montura eléctrica les esperan 156 giros en los cuales subirán 1.440 metros, partiendo ya desde una altura de 2.862 metros respecto al nivel del mar. ¿Podrá el Volkswagen I.D. R Pikes Peak conquistar la “Subida a las nubes”?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + 17 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.