Los paralelismos entre los buggies californianos de los años 60 y el nuevo Volkswagen ID Buggy son aparentes. Todos aquellos buggies de playa tenían un alto grado de variabilidad modular, basada en el chasis del legendario Beetle, con un motor boxer de cuatro cilindros montado en la parte trasera.

Volkswagen IG Buggy

El Volkswagen ID Buggy está ligado a este concepto de culto con las posibilidades de la era moderna. Aquí, la base es el chasis progresivo de la plataforma MEB. La batería se encuentra integrada en el suelo del vehículo. Esta batería recargable de iones de litio suministra la electricidad al motor eléctrico trasero de 150 kW/204 CV del Volkswagen ID Buggy. Se podría lograr una tracción a las cuatro ruedas con un “árbol cardán eléctrico” gracias a un motor eléctrico adicional en el eje delantero.

El lenguaje de diseño claro expresa la experiencia única que supone conducir un buggy. Para poder sentir el viento, se prescindió deliberadamente de techo y puertas fijas. Por esta razón, el diseño robusto y minimalista del interior se caracteriza por los materiales impermeables. El prototipo es un puro biplaza; sin embargo, el ID Buggy también se puede convertir para ofrecer 2+2 plazas.

Volkswagen IG Buggy

En general, la plataforma MEB tiene también el potencial de convertirse en la nueva base técnica para la movilidad eléctrica para muchos fabricantes automovilísticos. Esto se explica a partir del anuncio que hizo Volkswagen a principios de 2019, en el que afirmaba su intención de hacer que la plataforma MEB fuera accesible para sus competidores como plataforma de vehículos eléctricos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.