El nuevo VW ID.3 supone más que un simple lanzamiento para el gigante aléman. Es tan importante que ha sido el primer modelo en lucir el nuevo logo de la marca. El ID.3 amplía la oferta de Volkswagen y se convierte en el primer modelo de una generación completamente nueva de vehículos eléctricos puros, con cero emisiones –y una huella neutral de emisiones de carbono–, una eficiencia sobresaliente y, por supuesto, una conectividad total.

El ID.3 estrena el nuevo logotipo de Volkswagen.

“El ID.3 es perfecto para el uso diario. Es compacto, por lo que ofrece la maniobrabilidad de un automóvil pequeño con el espacio interior de un vehículo de gama media. Combina un diseño emocionante con una tecnología de lo más innovadora”, así lo describe Silke Bagschik, jefe de ventas y marketing de la familia ID.

En una toma rápida, podrá recargar 290 km en apenas 30 minutos.

Para los próximos modelos que están por llegar, el ID.3 representa la pieza angular. Se sustenta sobre la nueva plataforma (MEB), diseñada y desarrollada para sacar el máximo partido a un sistema de accionamiento eléctrico. Al respecto conviene recordar que habrá hasta seis modelos en la familia ID. Según nos dijo Thomas Ulbrich, jefe de desarrollo de coches eléctricos de Volkswagen, “queremos que haya 15 millones de modelos electrificados del Grupo VW circulando por todo el mundo en 2025”.

El ID.3 luce un diseño rompedor que lo hace inmediatamente identificable como un vehículo de cero emisiones. “Con el ID.3, Volkswagen se dirige hacia el futuro”, explica Klaus Bischoff, jefe de diseño de la marca Volkswagen, y luego enfatiza: “El estilo natural y la experiencia del conductor será absolutamente intuitiva”.

En el interior los botones se reducen a la mínima experesión.

El interior también es revolucionario

La larga distancia entre ejes que ofrece la mencionada plataforma MEB, combinada con voladizos muy cortos, da como resultado un interior muy amplio. De hecho, el ID.3 ofrece un habitáculo de cinco plazas que establece nuevos estándares en la clase compacta.

Todos los controles, incluidos los del volante multifunción ajustable eléctricamente, se manejan mediante funciones táctiles con botones sensibles al tacto. Solo las ventanas eléctricas y las luces de advertencia de peligro se siguen utilizando con interruptores táctiles. Esto se complementa con un control vocal inteligente. Gracias a App Connect, el ID.3 se puede conectar con su smartphone en cuestión de segundos.

 

Tres variantes a elegir

En el lanzamiento de la producción en serie, el ID.3 estará disponible con tres opciones de tamaño de batería. La variante básica tiene un contenido de energía utilizable de 45 kWh y permite un rango de alimentación eléctrica de hasta 330 kilómetros (ciclo WLTP). El precio de entrada para esta versión ID.3 será inferior a 30.000 euros.

También habra otro con una batería con 58 kW, que permite al ID.3 alcanzar un alcance de hasta 420 km ( WLTP). El contenido de energía de la batería más grande es de 77 kWh, y su alcance eléctrico es de hasta 550 kilómetros (WLTP). Con una toma de carga rápida (100 kW), es posible cargar el ID.3 para recorrer 290 kilómetros (WLTP) en 30 minutos.

Las baterías están ubicadas en la parte inferior del coche, lo cual tiene un efecto muy positivo en la dinámica de conducción, ya que rebaja el centro de gravedad del ID.3. Con todo, la distribución del peso es óptima entre el eje delantero y el eje trasero.

 

Una edición de lanzamiento

Volkswagen comenzó a pre-reservar el ID.3 1st, así se llama esta versión, en mayo de este año. Esta versión tiene una batería de 58 kWh que funciona con un motor eléctrico en el eje trasero. Genera 150 kW y ofrece un par máximo de 310 Nm, lo que le permite alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.