La firma germana continúa el desarrollo de su prototipo 100% eléctrico, el Volkswagen I.D R. Sin embargo, durante su fase de maduración ya ha logrado destrozar varios récords, como el de establecer el mejor tiempo en la famosa subida de Pikes Peak. Como podéis ver, todavía tiene potencial de mejora, y Volkswagen lo sabe. Por ello, el prototipo se está preparando para batir el récord del vehículo eléctrico más rápido en el “infierno verde” (Nordschleife), para este mismo verano.

Para establecer el nuevo récord en Nürburgring, Volkswagen revisará a fondo la aerodinámica del I.D R, con un alerón trasero menos agresivo, así como un splitter delantero más pequeño y un suelo rediseñado. El fabricante afirma que estas mejoras aumentarán la velocidad máxima del coche, así como la eficiencia de la batería. 

Tanto si el motor eléctrico que equipa se revise o no, todavía no hay confirmación oficial al respecto. Actualmente, el prototipo está propulsado por dos motores eléctricos, que desarrollan 680 CV los cuales, gracias a su peso de solo 1.100 kg, realizan el 0-100 km/h en solo 2,25 segundos.

En Nürburgring, Romain Dumas se sentará una vez más detrás del volante. En junio de 2018, batió el récord en Pikes Peak a bordo del Volkswagen ID R con un margen de 16,730 segundos, destrozando la marca de Sebastien Loeb de 6:13.878 minutos. De la misma forma, Dumas también batió el récord del coche eléctrico por casi un minuto.

El director de la división motorsport de Volkswagen, Sven Smeets, afirma que: “una vez más este año, queremos reafirmar nuestra capacidad por desarrollar vehículos eléctricos de alto rendimiento. Como ocurrió con Pikes Peak, Nürburgring presenta un importante reto para el automovilismo. Queremos mostrar cuánto potencial tienen los coches eléctricos en la actualidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.