Golf GTI Clubsport vs Megane RS Trophy: núcleo duro

COMPARATIVAS CARRUSEL

Volkswagen Golf GTI Clubsport VS Renault Megane RS Trophy: núcleo duro

RevistaCAR 19 de abril, 2021 | Tiempo de lectura 7 min

Después de meses de noches oscuras, cierres por la covid y una pausa prolongada de la industria festiva, se necesitan tres curvas en el nuevo Renault Mégane RS Trophy antes de que el pulso se acelere y te despiertes por la mañana, incluso antes de que se haya levantado la niebla.
Es un frío día del final de invierno y mi compañero y yo nos hemos reunido en algunas de las mejores y menos transitadas carreteras secundarias para conducir un poco, discutir un poco y conducir un poco más. Es hora de ver cuál de estos dos compactos brilla más como juguete centrado en el conductor, si el nuevo Golf GTI Clubsport o el último Renault con apellido Trophy.

Golf GTI Clubsport

Desde el principio, gracias a la humedad y los niveles de agarre muy bajos, el Renault es muy, muy emocionante. “Es un coche muy divertido”, coincide mi camarada. “Es casi tan derrapador como el Ford Fiesta ST”.

¿Hablarías alguna vez así de un Golf? Si alguna versión tiene alguna posibilidad, es el nuevo Golf GTI Clubsport, la apuesta de Wolfsburg por un compacto más expresivo. Es un coche con un ojo en ofrecer lo mejor en la carretera y el otro en un tiempo de vuelta decente en Nürburgring.

Golf GTI Clubsport

Primero, al Golf GTI Clubsport recién estrenado. Siguiendo la fórmula establecida por la última generación, ofrece más potencia, menos recorrido de suspensión y un diferencial delantero más decidido.

Es casi tan impactante como un Golf R, con 300 CV de su motor EA888, pero en asfalto mojado, pronto cambiarás a segunda para mantener la marcha, porque el motor turbo de 2.0 litros es lo suficientemente rico en par motor como para hacer deslizar las ruedas delanteras si no está seco el suelo.
Piensa en él como un Golf R con menos agarre y no estarás muy lejos: cuando estás en movimiento se siente igual de rápido, pero llegar a ello significa administrar la entrega de potencia, en lugar de simplemente pisar el acelerador.

Golf GTI Clubsport

Así que es más complicado que el coche con tracción en las cuatro ruedas desde el principio. También se mueve con más propósito, la suspensión más firme se nota de inmediato. Eso se siente un poco extraño al principio. Una de las mejores cosas del GTI estándar es que sus pasajeros no sabrán ni les importará que sea un GTI.

Este es tembloroso, no estremecedor, pero lo suficientemente firme como para surgir en una conversación. Y finalmente está la inclusión de un diferencial que mejora el agarre, que funciona de manera bastante diferente al Torsen mecánico que lleva el Mégane.

En el Golf GTI Clubsport, un sofisticado embrague electromecánico reparte el par en el eje delantero con tanta precisión que no lo notarás. Giras el volante y aprietas el acelerador y el coche hace el resto. Mucho agarre, casi ningún daño en la dirección, todos se lo pasan bien. Los ejes del Mégane giran y se deslizan en busca de áreas de agarre en el asfalto.

Luchar al volante se siente como ponerle crema solar a una anguila. Por supuesto, esto es clave para su atractivo, porque necesitas habilidad para obtener lo mejor de él. Necesitas estar despierto. Tampoco tienes oportunidad de dormirte por el ruido que hace, le escuchas llegar antes de verlo, gruñendo y petardeando al levantar el pie.

En el exterior, este Mégane ha renovado esencialmente la parrilla y nuevas luces Led delanteras y traseras. En el interior, las actualizaciones sutiles facilitan la convivencia; controles físicos del climatizador para que ya no te veas obligado a usar la pantalla táctil con orientación vertical, que también se simplifica para que sus menús sean más fáciles de usar y más atractivos. Apple CarPlay y Android Auto ahora son estándar, al igual que una carga de tecnología de asistencia de Nivel 2.

También hay una pantalla de 10 pulgadas que es más inteligente y menos desordenada que la del Golf, pero el cambio más grande es que los dos Mégane RS de la gama, el RS300 y el Trophy, ahora ambos tienen los mismos 300 CV, y el chasis Cup no es más que una opción: es estándar en el Trophy de 37.945 euros.

Empieza el baile

El Renault es un poco animado en la parte trasera, por decirlo suavemente. Se rompe cada vez que te apetece, ya sea una pequeña rotación para meter el morro o un bloqueo completo de la dirección. No puedes hacer eso en un Golf o un Civic Type R. Una de las razones por las que la actitud cambiante del Renault es tan radical es porque puede generar mucho agarre en la parte delantera, por lo que cuando levantas, tu velocidad en las curvas es colosal.

Golf GTI Clubsport

Y la parte trasera gira rápidamente. Incluso en una curva de radio decreciente, es mejor envolver las manos un poco más alrededor del volante, mantener el pie abajo y dejar que el diferencial y la dirección de las ruedas traseras hagan su trabajo.

De repente, tiene toda la estabilidad que necesita en la mitad de las curvas. El chasis Cup suma mucho: resortes, amortiguadores y barras estabilizadoras más rígidas le dan la base sólida necesaria para empujar hacia atrás contra el giro rápido. Al principio, el Mégane se siente nervioso.

La dirección es inmediata y el morro se inclina hacia la izquierda y hacia la derecha en respuesta. Estás persuadido de conducirlo de manera diferente al Golf, tomándose su tiempo en la curva y apoyándose con fuerza en el diferencial, luchando contra la necesidad de despegar para que la parte trasera siga a la frontal. Excepto cuando quieres deslizarte.

En el caso del nuevo GTI Clubsport parece mejorar lo visto anteriormente. En parte, eso se debe a ajustes específicos del chasis, pero también al Dynamics Manager, la pieza maestra del nuevo Golf. Esto hace que los otros sistemas que mejoran el agarre, incluida la vectorización de par basada en los frenos y los amortiguadores adaptativos opcionales, se comuniquen para brindar grandes dosis del mismo.

Es bastante revelador que Volkswagen esté más entusiasmado con el conjunto completo de ayudas a la conducción interconectadas del Clubsport, mientras que el Mégane Trophy hace un gran esfuerzo al ofrecerte un modo “Race” con todo apagado. En su forma actual, con amortiguadores pasivos en el GTI, ambos se mueven de forma firme pero aceptable.

En busca de tu mejor sonrisa con el Golf GTI Clubsport

Independientemente, VW afirma haber eliminado el subviraje en el GTI y realmente eso no está lejos de la verdad. Simplemente agarra y agarra. Si te esfuerzas lo suficiente, todavía está ahí, pero por lo demás, el GTI es neutral, con la capacidad de engatusar un poco la parte trasera con el control de tracción en su nueva configuración deportiva medio apagado.

Golf GTI Clubsport

¡Sobreviraje en un Golf! Incluso petardea si sueltas el gas en la zona
correcta del rango de revoluciones. Estés o no preparado para ese tipo de comportamiento, es otra área donde el Golf Clubsport le pide más al conductor, a cambio de ofrecer una sonrisa más grande. Este es un GTI con sentido del humor, y es tremendo.

Los coches emocionantes tienden a ser más impresionantes en pequeñas dosis, un hecho que recuerdo cuando nieva brevemente durante nuestra prueba, momento en el que estoy encantado de que el Golf más completo tenga una naturaleza tan predecible y menos ágil.

Golf GTI Clubsport

Y ese es quizá su mayor activo: pierde poco de la facilidad de uso del modelo estándar, pero gana capacidad dinámica y sentido del humor. Si buscas un Golf GTI, compra el Clubsport, porque realmente es el mejor GTI de todos. Pero si quieres acelerar tu pulso, tu coche tiene que ser el Renault Sport Mégane Trophy.

¡Valora este artículo!
[Votos: 6 Media: 4]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Comparativa Volkswagen GTI: ¿Cuáles son las siglas más rápidas en circuito?

    Han pasado cuatro décadas desde que Volkswagen nos regaló el GTI original y hoy en día no hay solo uno de ellos, hay una...

  • Renault Megane RS trophy
  • Renault Megane RS Trophy VS Mini GP: el último baile

    Los compactos diseñados para circuito escasean, y coches como el MINI GP y el Renault Megane RS Trophy-R no estarán por...

  • Prueba Renault Megane RS Trophy 2020
  • Prueba Renault Megane RS Trophy 2020, divertido desequilibrio

    Ay el sabor francés…Siempre ha sido la faceta atrevida del segmento de los hot-hatchbacks, distante a los...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración