El Gran Premio de Pau (Francia) se celebra desde 1946. Bien es cierto que la primera edición fue en 1901, pero desde los años 40 se ha celebrado de forma regular, y en los últimos 10 años también en la versión histórica. Nou Onze Team ha participado en todas las ediciones históricas, pero este año posiblemente ha sido en la que han obtenido mejores resultados. Su participación en 2014 con catorce coches les valió el título de mejor equipo. Este año acudieron con cinco coches, un poco diversos, y también obtuvieron buenos resultados.

De izquierda a derecha: Porsche 911 RS de 1974, Abarth 750 Zagato y Porsche 911 RSR de 1973.

El circuito de Pau es urbano, con uno trazado de 2.760 metros alrededor del parque Beumont, que tiene una importante subida y una bajada bastante peligrosa. Se corre entre raíles con lo que no hay ninguna escapatoria en caso de accidente o salida de pista, seguramente este es uno de los principales encantos del circuito. O apasiona o da miedo, a los que nos apasiona no podemos dejar de participar en él… a los demás siempre les queda verlo desde las fantásticas tribunas que hay a lo largo del circuito o desde cualquier terraza o punto de la ciudad.

Dicen algunos pilotos que es más tortuoso que el circuito de Mónaco. Su situación, en los Pirineos centrales, hace que el tiempo sea muy variable, a menudo llueve. Bien yo creo que este ha sido el primer año que no ha llovido en ningún momento. Este año ha tocado calor, mucho calor, con temperaturas de 33 a 35 grados dentro del coche fue muy difícil, al final los servicios de emergencia tuvieron que atender a más de un piloto.


El sábado tuvimos entrenamientos libres y más tarde llegaron los cronometrados, los dos Porsche de nuestro equipo se clasificaron francamente bien, el 911 RSR de 1973 José Luis Boiria se clasificaba en quinta posición y Antonio Cubero clasificaba en 911 RS de 1974 en la octava.


Durante la carrera, ya el domingo, el 911 RSR perdía algunas posiciones al principio, que Boiria recuperaría más tarde para terminar en octava posición de la general y segundo en la clase pre-76. Antonio Cubero realizó una fantástica carrera terminando en quinta posición de la general y primero en la clase pre-76 con el Porsche de 1974.

Nuestro piloto japonés M. Fujita corrió con el Alfa Romeo GTA de 1965, con el que participa en varias carreras con nosotros, desplazándose en cada ocasión desde Tokio. Terminó bien clasificado en la clase pre-65 aunque, al final, tuvo que ser atendido por los servicios médicos debido a un golpe de calor. No tuvo suerte Guillermo Velasco que participaba con un Datsun 1.200 de Nou Onze y sufrió un pinchazo que lo dejó fuera de  toda posibilidad en la categoría de hasta 1.300 cc.

Alfa Romeo GTA de 1965 de M. Fujita.

El equipo formado por Pablo Tarrero y Carlos Beltrán participaron con un exclusivo Abarth 750 Zagato especialmente preparado en los talleres de Nou Onze para la ocasión, con el que ganaron el premio “Índice de Performance” por tercer año consecutivo.

Abarth 750 Zagato de Carlos Beltrán y Pablo Tarrero.

Al final fue una carrera tranquila con pocos accidentes, sin importancia, marcada por un fuerte calor y con participantes de diferentes países. Francia, Portugal, España, UK, Japón, Bélgica, etc… muy buen ambiente, un evento totalmente recomendable para participar no solo como piloto sino también como espectador y absolutamente maravilloso si se acude con un clásico. El próximo año volveremos con toda seguridad.

Por: Carlos Beltrán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 1 =