Visitamos Jaguar Land Rover Classic Works, resurrección en Coventry - Revista Car

CARRUSEL_ANTERIOR

Visitamos Jaguar Land Rover Classic Works, resurrección en Coventry

David Navarro 21 de enero, 2018 | Tiempo de lectura 6-7 min

Compré un Land Rover Serie 1 recientemente, y me ha cambiado como ser humano. Lo he querido siempre, pero decidí comprarlo antes de que los precios floten como un globo sin ataduras. He cambiado porque de repente me encontré preocupándome por pequeños detalles estúpidos: mi coche no tenía el carburador correcto, entonces el filtro de combustible estaba equivocado… ¿pero qué filtro encaja? Rápidamente me convertí en un experto en faros y sistemas de refrigeración. Luego, cajas de fusibles… cremalleras de dirección… un par de meses después de comprarlo, me encontré a mí mismo buscando en Google ‘remaches de diámetro para Land Rovers Serie 1’. Si te a pasado algo parecido, tu sitio, tu meca, es Jaguar Land Rover Classic Works

Nunca intenté que mi coche se pareciera a lo que hacen en Jaguar Land Rover Classic Works, pero hay algo con los Land Rover clásicos que hace que quieras devolverlos a su estado original, hasta el último detalle imperceptible. Sea cual sea la razón, esto ocurre, siendo este el contexto por el que se debe comprender el lanzamiento del proyecto “Renacer”- Reborn- de Land Rover en abril de 2016. No faltan especialistas de la Serie 1 en el mundo, pero con ese proyecto Land Rover se vio dentro del mercado clásico: aprovisionando, eliminando y reconstruyendo meticulosamente ejemplos de “barn-finds» de todo el mundo. Los Reborn Series 1 surgen como si fueran nuevos: correctos hasta en el más mínimo detalle y con el sello de autoridad de un fabricante oficial, cuestan alrededor de 90.000 euros. Una cifra asombrosa, pero hay un mercado: Land Rover inicialmente planeó 25 coches Reborn y los vendió todos sin problemas; el proyecto ahora tiene hasta 50 pedidos y aumenta.

Representando una inversión de 7 millones, este nuevo ‘Classic Works’ en las afueras de Coventry es una fábrica de la meticulosidad, el epicentro de todas las ansiedades de las referencias de piezas, el cuartel general de contar remaches. Con 14,000 metros cuadrados, JLR afirma que es la instalación más grande de este tipo en cualquier parte del mundo. Es gigantesco, cuando entras por la puerta de entrada, llegas a la sala de exposiciones Classic, majestuosa y silenciosa, excepto por el silbido del aire acondicionado. Es como entrar en una galería de arte moderno, con alrededor de diez «objetos» exhibidos artísticamente en un suelo pulido. Se siente lujoso  y sagrado.

Nos dirigirnos al taller. Es un espacio enorme, brillantemente iluminado, parecido a un hangar. Hay mucha actividad – en el JLR Classic Works trabajan unas 120 personas – pero no es frenética. Y los coches están lejos de estar apretados. Sukhi Clark, gerente de operaciones de ingeniería, explica que esta amplitud fue deliberada. «Cuando trabajas en un automóvil que vale un millón de euros, necesitas espacio. Así que tenemos 54 puestos, dándole a cada automóvil mucho espacio para tener las puertas abiertas.» Aquí hay un flujo constante de piezas de repuesto. «El primer automóvil que hacemos, el ‘coche cero’, es una prueba y puede llevar 12 meses», explica. «El objetivo es reducir eso a nueve meses para el automóvil del cliente. Estamos aprendiendo constantemente, nadie ha hecho esto en esta escala antes. ‘

El suministro de piezas es fascinante, porque enfrenta el poder de JLR contra personas como yo en las batallas nocturnas de eBay. «Tienes razón», coincide Sukhi. «Pero solo entrando en el mercado de piezas podemos aprender qué es lo que escasea y, por lo tanto, qué necesita ser remanufacturado.» Si una pieza es imposible de encontrar, el equipo Reborn puede usar dibujos originales para refabricarla; si no existen los dibujos, recurren a un automóvil ‘de referencia’ – un ejemplo totalmente original, correcto – en todos los sentidos – y escanean en 3D la pieza. El Serie 1 de referencia, dicho sea de paso, es un automóvil pintado en la sala de exposición que no se tocó y que no se modificó, que pasó su vida en una granja australiana.

«Entonces tenemos que tomar una decisión», explica Sukhi. «Si creo que necesitamos 15 ejemplos de esa pieza, hago una justificación comercial para eso y utilizamos un proveedor interno para fabricarlos. Pero podríamos decidir que la pieza es necesaria en un mercado más amplio, en cuyo caso podríamos pedir 5000. Estamos creando una cartera de piezas, y el plan es lanzar un sitio web de ‘Piezas originales’ el próximo año”.

Un primer ejemplo de este nuevo compromiso con las piezas es la creación de neumáticos Pirelli para el XJ220. Jaguar admite que su superdeportivo de 1992 ha sido tristemente pasado por alto. Ahora JLR está volviendo a poner el coche bajo su ala, y hay cinco XJ220 alineados en el área dedicada dentro de Jaguar Land Rover Classic Works. Vamos más lejos, más allá del XKSS número tres, que está siendo cuidadosamente ensamblado a mano. El XKSS luce salvajemente curvilíneo y musculoso: todos los paneles de los coches nuevos están hechos a mano, al igual que los originales.

Mi parte favorita es la zona de llegadas. Un automóvil Reborn comienza su viaje aquí, con cada parte desmantelada, catalogada, fotografiada y colocada en una caja de plástico. El siguiente en la línea es un Serie 1 descuidado que pasó su vida en Canadá. A pesar de los focos y luces laterales incorrectos, y un cabestrante tremendamente incorrecto, mecánicamente es 100% original. Y justo cuando creo que lo he visto todo, me llevan por una puerta al enorme espacio de almacenamiento de Classic Works. Filas y filas de modelos alineados, apilados en los elevadores. Aquí están los coches de donantes; el E Type una vez propiedad del piloto Mike Hailwood; un XK150 salido de un granero, un Discovery primigenio, un Austin Seven Swallow de los años 20 – precursor de la marca Jaguar. Este tesoro es digno de un ticket de entrada y de hecho, JLR está planeando comenzar con visitas a Classic Works inminentemente.

Ninguno de los coches en Jaguar Land Rover Classic Works es como el mío. Es como comprar una pintura al óleo: la procedencia lo es todo, y cada uno de los modelos aquí tiene una historia documentada, incluso si solo han pasado sus 65 años de vida en una granja de ovejas. Pequeñas microhistorias que están en todas partes, dando vida a los coches, aumentando sus precios. El recuento de remaches, lo he aprendido, es solo el comienzo. Creo que mi obsesión ha encontrado un nivel completamente nuevo.

Mercado en potencia

Mi propio Land Rover adquirido recientemente no es como los que había en Coventry, ni antes ni después de que hayan sido restaurados. Antes, tienden a ser absolutamente originales con historias documentadas; después son un valor seguro. El mío, por otro lado, es como la mayoría de Land Rovers en el mundo: una historia irregular, algunas reparaciones y una lista de piezas no originales.

Así que el mío es un coche chasis corto, construido en enero de 1952. No fue registrado hasta 1984, y se sospecha que se vendió al ejército y no se retiró hasta la década de 1980. Es común que se oxide, pero en lugar de repararlo con una parte nueva, se añadió la de uno más viejo. También tiene un motor de 2.0 litros tomado de un Land Rover posterior.

¿Pero sabes qué? Es sólido, arranca, y tiene cierto carácter. También suele sorprender a los nuevos conductores: esperas que se conduzca como un tanque, pero en realidad se siente liviano y dispuesto. Me encantaría uno de JLR Classic, pero por alrededor de un quinto rcar19_de ese presupuesto, el mío me va bien.

¡Valora este artículo!
[Votos: 1 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

    Te recomendamos

    • Así es el sueño de todo aficionado a los clásicos ingleses, Jaguar Land Rover Classic Works

      Las grandes marcas saben cuidar de su pasado y muchas poseen un departamento especial para su historia, para sus coches...

    • jlr-classic-land-rover-1948
    • Una de las tres unidades prototipo del Land Rover (1948) será restaurada por JLR Classic

      Se ha descubierto la existencia de uno de los tres coches «prototipo» del mítico Land Rover de 1948, y será restaurado...

    • Range Rover Evoque
    • Prueba Range Rover Evoque: de ruta por los dominios de Zeus

      Desde la tierra de los grandes pensadores, donde se inspiraban los mejores filósofos de la historia para concluir sus...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X
    AVISO DE COOKIES

    Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

    COOKIES PROPIAS

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    Revistacar.es + info

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    COOKIES DE TERCEROS

    Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

    Analíticas

    Google.com + info

    A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

    Publicitarias/Publicidad programática

    AdServer + info

    Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

    Webads.es + info

    La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

    Guardar Configuración