Maybach siempre ha sido sinónimo de opulencia, presencia y exclusividad para aquellos que consideraban a la marca de la estrella insuficiente como coche de representación. Pero la marca desapareció para después regresar bajo el amparo de Daimler y se convirtió en aquello que siempre había intentado superar. Ahora en Mercedes están dándole una nueva imagen a la submarca y ejemplo de ello es este irrepetible concept presentado en Pebble Beach, el  Vision Mercedes-Maybach 6 Cabriolet.

Este descapotable es un ejemplo de todo lo que Mercedes puede llegar a hacer bajo el apellido de Maybach, porque sí, ahora es Mercedes-Maybach y este Vision 6 Cabriolet es todo eso y más. Es el hermano futurista y superexclusivo de un Clase S Cabriolet, es un descapotable de líneas sensuales, emocional, pero también evocador de modelos icónicos del pasado que pusieron a Mercedes en la senda del éxito y del referente en clase y refinamiento. 

 Vision Mercedes-Maybach 6 Cabriolet

Estamos ante un titán de la carretera, un vehículo casi tan grande como un yate, pero más hermoso que uno. El Vision Mercedes-Maybach 6 Cabriolet mide casi 6 metros de largo, quedándose en los 5,7 y una anchura de 2,1 metros y 1,34 de alto. Son proporciones de un superdeportivo, pero con gigantismo, porque ni su longitud es normal ni tampoco sus brillantes llantas multirradio cromadas de 24 pulgadas y cierre monotuerca. Fiel al estilo de la marca, su capota es de lona. 

Todas sus líneas son limpias, lisas y acompañadas de detalles en aluminio. Está dotado de una parrilla de listones verticales, de gran tamaño y escoltada por unos finos faros LED. Su zaga es un yate de carretera, con una caida sutil que prolonga aún más la percepción de longitud de su cola, con unas ópticas en forma de doble tira horizontal que dominan de lado a lado su zaga. 

Igual de espectacular y llamativo es su interior, de clara inspiración náutica, pero con apariencia futurista solo quebrada por la instrumentación de aspecto clásico con tecnología moderna. Su tapizado es de cuero nappa con patrón de diamante y los botones cuentan con iluminación propia en azul, color dominante en el Vision Mercedes-Maybach 6 Cabriolet. Las molduras son algo más atrevidas, de oro rosa a juego con un suelo de madera y detalles en aluminio. 

Igual de llamativo es la consola central con un túnel flotante y transparente, dotado de fibras ópticas azules que imitan el flujo de corriente eléctrica. El sistema multimedia queda a cargo de la gran pantalla que domina el salpicadero. En él se incluye un navegador inteligente conectado al calendario del usuario, todo es táctil, la función de Conserje para activar opciones con la voz y que detecta nuestro estado de ánimo y de salud. 

¿V8 biturbo o V12? Nada de eso, el Vision Mercedes-Maybach 6 Cabriolet lleva un propulsor eléctrico y tracción total, un motor por cada rueda, que produce 550 kW, unos 750 CV, que alimentan unas baterías bajo el suelo del coche con una autonomía de 500 km. La misma configuración que su versión coupé.

Nadie podrá probarlo, pero Mercedes-Maybach asegura que el Vision Mercedes-Maybach 6 Cabriolet acelera de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos y puede llegar hasta los 250 km/h (autolimitado). Incluso se podrían recargar 100 km de autonomía extra en cinco minutos con un sistema de carga rápida de hasta 350 kW.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.