El Gran Turismo se ha convertido en un apartado muy influyente para los fabricantes de automóviles, aunque solo sea para imaginar coches fantásticos como estos.

Hyundai N 2025 Vision Gran Tursimo

Esto es lo que se llama un doble juego conceptual. Por un lado, el N 2025 Vision GT, que es un adelanto de lo que será el próximo deportivo de Hyundai, el llamado “N”, la submarca de modelos de altas prestaciones de la marca coreana. Por el otro, desvela la tecnología en la que están trabajando en Hyundai para el futuro, que es la misma que tenemos en el FCEV ix35. En el caso del deportivo virtual, es una máquina que desarrolla 884 CV con tecnología de hidrógeno y sistema de recuperación de energía. Cuatro motores eléctricos in-wheel, que se encargan de propulsar el deportivo de fibra de carbono que pesa tan solo 972 kilos. Todo esto diseñado con el mayor realismo posible para tener las sensaciones más brutales a los mandos de la PlayStation.

Bugatti Vision Gran Turismo

Podríamos pensar que Bugatti tiene mejores cosas que hacer que poner a punto durante seis meses un coche virtual. No entendíamos muy bien el porqué, pero tenemos que decir que la explicación es bastante convincente. Bugatti tiene una legión incalculable de fans que no pueden permitirse pagar una de las 450 unidades de Veyron que había previstas para producción, así que, aunque sea a través de una pantalla, es una buena solución después de todo. Bugatti hace hincapié en que este coche es de lo más realista que hay en ingeniería, en diseño y en funcionamiento. Uno de los coches virtuales más auténticos que existen. El VGT lleva el motor W16 que reparte la potencia en las cuatro ruedas, exactamente igual que el Veyron real.

Mazda LM55 Vision Gran Turismo

La marca japonesa también se ha sumado a la lista de fabricantes que han decidido hacer un modelo virtual para el videojuego de coches más famoso del mundo. Este coche tiene algo muy especial, y es que rinde homenaje a una de las mejores creaciones de Mazda, que fue el 787b de motor rotativo, el prototipo que se proclamó campeón de Le Mans en 1991. Pueden presumir de que es el único coche japonés que ha conseguido este título en la historia de la carrera de resistencia con más prestigio del mundo. Como no podía ser de otra forma, el equipo de diseño de Mazda USA, colaborando con Poliphony Digital, se ha basado en la filosofía de diseño de la marca, denominada Kodo, para darle imagen a este bólido, que también incorpora toda la tecnología Skyactiv.

SRT Tomahawk X Vision Gran Turismo

SRT, en el caso de que necesitéis refrescar la memoria, es la marca de altas prestaciones de Dodge, que ahora también se encarga de Viper –esto explica el impresionante motor V10 del Tomahawk–. Sentarse delante de una tele a jugar con este coche supone una sobredosis de bebidas energéticas y locura durante toda la noche. El sistema propulsor principal es el brutal motor V10 a 144 grados, prácticamente plano, casi bóxer, de 6.9 litros que genera 2.000 CV. Además lleva dos almacenadores neumáticos de energía que utiliza grafeno. El chasis activo y la aerodinámica están controladas por un sistema que escanea la carretera por un sistema de rayos láser. Es tan rápido que el piloto necesita un traje anti fuerza G. Viva la imaginación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.