Hoy en la ciudad uno elige entre el taxi normal o pedir una de las alternativas nuevas que han surgido ahora como Uber o Cabify, pero todos esperamos un coche limpio, que sean puntuales y que nos lleven sin rodeos a nuestro destino. Lo que no esperas es que aparezca un coche de rally y que llegue derrapando a la parada. Es lo que la marca ha hecho con el Skoda Fabia R5 para celebrar la navidad y de paso agradecer a sus seguidores el apoyo estos años para ganar en el campeonato europeo y mundial.

Skoda despachó al cinco veces campeón del Rally de Czeck (y antiguo campeón europeo) Jan Kopecký en uno de sus coches de rally, el Fabia R5, para recoger pasajeros en las paradas de taxis de la ciudad y llevarlos a lo que probablemente será el viaje de sus vidas.

“Conducir un Skoda Fabia R5 a través de la ciudad de Praga realmente fue una experiencia única”, dijo Kopecký. “Por suerte, nadie tiene problemas estomacales. Sin embargo, estaba bien preparado teniendo bolsas de emergencia con los colores ŠKODA a bordo “, decía entre risas.

Skoda Fabia R5

En lugar de la tarifa del taxi, a cada uno de los 23 pasajeros se le encomendó leer a Kopecký las notas a ritmo de tramo y operar los limpiaparabrisas para que pudieran experimentar lo que es ser un copiloto de rally. Entre gritos y bocas de asombro comprobaron como empujaban y derrapaban los 290 CV del pequeño compacto checo de rallyes, que ha demostrado en las carreteras de medio mundo el potencial que tiene. Sin duda el viaje en taxi de sus vidas.

Fue una celebración de fin de año apropiada para el fabricante checo que ganó el campeonato nacional y la categoría WRC2 por tercera vez consecutiva, convirtiendo al Skoda Fabia R5 en el rey indiscutido de su clase.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 8 =