- Publicidad -

El Skijöring es el término noruego para referirse al esquí tirado o esquí conducido, un deporte de invierno en el que el esquiador no se impulsa sino que es arrastrado por perros, un caballo o bien un vehículo a motor. Es una idea un tanto alocada, pero en los países Escandinavos es bastante practicado. Y que mejor que elegir un coche para ello, y mejor aún si cabe, el 911 más potente de la historia, el brutal Porsche 911 GT2 RS.

La gente de Curves Magazin ha querido rendir tributo a esta peligrosa modalidad del esquí, no solo llevando hasta un lago helado en Suiza un amarillento GT2 RS, sino que también es protagonista del vídeo todo un 911 S histórico. Dos coches que bien podrían ser todo un placer de conducción en carretera, pero que en este caso han decidido poner a bailar sobre el hielo.

En el caso del 911 S, es un modelo histórico con una librea de Escudería Repsol, un coche que corrió en los años 70 en rallyes de España y Europa con Alberto Ruiz-Giménez y Rafael Castañeda al volante, eso si se tratara del coche original.

En el vídeo el 911 GT2 RS despliega sus 700 CV a pleno pulmón por el paso de montaña cercano a St. Moritz, como si llegara tarde a la prueba de Skijöring, sacando de lado la montura más rápida en Nürburgring en más de una curva. Si esquiar tirado por algo ya es emocionante y peligroso, hacerlo detrás de un coche, y más un superdeportivo como el alemán requiere mucha pericia y sangre fría. No sabemos si enganchar la cuerda al alerón del GT2 es la mejor idea pero parece que funciona y el esquiador no se lo está pasando mal, salvo cuando se traga la cortina de nieve que levanta con furia el motor bóxer biturbo de 3.8 litros del 911.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.