- Publicidad -

Cuando eres una marca perteneciente a un gigantesco grupo automovilístico homologar un coche y pasar los famosos crash test es pan comido. Pero en el mundo de los deportivos, las marcas pequeñas como Koenigsegg se enfrentan solos a estas duras pruebas, además de cumplir otra serie de requisitos. Es lo que ocurre con el Koenigsegg Regera, el último superdeportivo de la firma sueca que podemos ver en vídeo sufriendo terribles impactos para pasar los crash test pertinentes. Y es que cuando tu coche puede ir a más de 400 km/h, debes estar seguro de que soportará un buen golpe, no a esa velocidad claro.

Con motivo del millón de seguidores en su cuenta de Instagram, Koenigsegg ha publicado un vídeo de esos que paralizan a uno delante de la pantalla, tanto por su espectacularidad como por el dolor visual para amantes del motor. Y es que no todos los días ve uno como un superdeportivo de la talla del Regera, por el que cada cliente pagará 2 millones de euros, sufre un impacto a gran velocidad o es golpeado contra un muro. Su carrocería además es de fibra de carbono, lo que hace más impactante el resultado del choque, pues actúa de forma diferente a las carrocerías tradicionales.

Como en cualquier coche, Koenigsegg realiza las mismas pruebas que se ven en los crash test de empresas como EuroNCAP, pero algunas son específicas. Ya sea golpear ciertas partes del coche con un martillo para comprobar su resistencia, o bien circular con el coche a mayor velocidad de lo debido por un resalto o chocar contra un obstáculo móvil. Incluso dadas sus características, cerrar con violencia sus puertas de apertura vertical para comprobar la correcta ejecución del mecanismo. 

Koenigsegg Regera

El Koenigsegg Regera será un superdeportivo muy exclusivo del que solo se tiene previsto frabicar 80 unidades. Es un hito tecnológico, y más teniendo en cuenta que lo fabrica una empresa tan pequeña, pero se sitúa al nivel del Bugatti Chiron, gracias a sus más de 1.500 CV híbridos. Cada uno cuesta alrededor de 2 millones de euros.

Visitamos la fábrica de Koenigsegg, el “Polo Norte” de la automoción

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 − 1 =