El mercado de segunda mano de superdeportivos es maravilloso porque siempre sale a la venta alguna joya como la que hoy nos ocupa estas líneas. Este McLaren P1 GTR sale a la venta como una unidad casi excepcional, ya no solo por sus características, sino también por su decoración y su particular historia, ya que es uno de los aún más raros GTR transformados para poder ser usados por la calle. Si no tienes el Euromillón en tu cuenta bancaria olvídate de él, pero si quieres saber más no te vayas.

El McLaren P1 nació como superdeportivo híbrido que demostrase de lo que la firma inglesa era capaz, y el P1 GTR era la versión aún más radical para los trackday de nivel de sus propietarios. Solo salieron de Woking 58 unidades y solo se vendían a quienes tenían su versión de calle en el garaje. Sus reglajes eran de circuito, su aerodinámica más radical y su homologación, solo para la pista. En total más de 2 millones de libras por coche con el que se incluía una serie de programas de conducción con cursos de pilotaje en varios circuitos del mundo así como apoyo mecánico y logístico. Sin embargo, el propietario de esta vistosa unidad lo llevó a Lanzante Motorsport para ser homologado para la calle.

Es decir, que si lo compras, tienes un coche para ir al cine de mecánica híbrida con 1.000 CV, con un sistema ERS de entrega de potencia inmediata, aerodinámica con DRS como en la F1, 50 kg menos de peso que un P1 estándar y ventanillas de policarbonato con las que no es muy aconsejable pasar por el McAuto. El sistema de escape estaba hecho de titanio e inconel, mucho más resistente a las altas temperaturas, y la suspensión es una modificación para ser más preciso en circuito. 

Este P1 GTR modificado por Lanzante se puede usar por la calle, sin embargo, su dueño, Andy Bruce, solo ha recorrido con el 1.371 km. No es mucho, pero igual es porque es un coche muy poco práctico para el día a día, y porque el propietario cuenta con un garaje bastante nutrido de deportivos. Es más, antes de poner este coche a la venta, tenía la pareja de superdeportivos británicos con la librea de Lark, es decir, este y el F1 GTR chasis #13R, un coche con pedigrí de competición y victorias en su haber. 

Ahora Tom Hartley Jr busca un nuevo hogar para el McLaren P1 GTR ‘Lark’, el mismo concesionario que sacó a la venta aquel McLaren F1 de km 0. No hay precio de venta disponible pero seguramente pidan el doble de lo que costó por esta unidad tan especial. En el lote se añade una caja de transporte para el avión, neumáticos de competición, un equipo de diagnosis, el escape de competición y la funda del coche. ¿Por qué alguien con tanto poder adquisitivo y joyas en su garaje se ha desecho de un coche así? Si seguís a Andy  Bruce en instagram, comprenderéis que lo vende porque le llegará su Aston Martin Valkyrie, así que hay que hacer  un hueco en el garaje y pagar el nuevo juguete inglés de track-day.

Quizás te interese: 

Paseo nocturno por Londres con un McLaren P1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − nueve =