Si eres uno de los potenciales clientes de la marca y dispones del capital suficiente para comprarte la última creación de Christian von Koenigsegg, me temo que tengo malas noticias para ti. Koenigsegg Automotive acaba de anunciar que la producción del Koenigsegg Regera ha sido vendida en su totalidad.

Con un total de 80 unidades fabricadas totalmente a mano, el Koenigsegg Regera se convierte en un punto de inflexión en la historia de la marca sueca, ya que se ha convertido en el modelo de producción con mayor número de unidades hasta la fecha. Además, por primera vez, Koenigsegg tendrá dos coches fabricándose a la vez dentro de su cadena de producción, el Agera RS y el Regera. Ambos son dos hyperdeportivos de máximas prestaciones, aunque el Regera se decanta más por ser un coche con una conducción más sencilla y para el uso ‘diario’ mientras que su hermano el Agera RS, es un coche pensado totalmente para circuito, pero para nuestra suerte, puede matricularse para conducirse de manera legal por las carreteras.

Bajo un V8 biturbo, el Koenigsegg Regera, es toda una obra de la tecnología y la ingeniería automovilística, combina la tecnología híbrida con un motor de combustión consigue ofrece la friolera y más que temible cifra de 1500 CV de potencia y más de 2000 Nm de par de motor, algo que te dejará pegado al asiento si tienes el gusto de poder montarte en él.

El sistema eléctrico del Koenigsegg Agera cuenta con 3 motores eléctricos, situados, uno en el cigüeñal del coche, y los otros dos en cada rueda del eje trasero del vehículo respectivamente, que combinados envían un total de 670 caballos de potencia al asfalto, con una capacidad de descarga y recarga de 117C y 60C. Todo esto con un peso total de 66kg, (refrigerante incluido) reflejando una cifra de más de 10 CV por kilogramo, un sistema único en su especie, nadie había conseguido una relación igual en la historia.

Sumados a los 1.100 CV de V8 biturbo de combustión interna que dirige su potencia también al eje trasero, que está controlado por el nuevo sistema Koenigsegg Direct Drive (KDD), desarrollado por Koenigsegg para aligerar el peso y evitar pérdidas mecánicas a la hora de la transmisión. Este sistema utiliza un acoplamiento hidráulico con una función de bloqueo para que la potencia del motor sea aprovechada para acelerar desde parado, dando su máximo potencial, alcanzando una cifra de 0 a 400 km/h en 20 segundos.

Christian von Koenigsegg, fundador y CEO de la compañía “El Regera es una nueva marca de agua alta para Koenigsegg Automotive. Ha sido nuestro mayor desafío técnico y, como tal, es también nuestro mayor triunfo técnico, que nuestros clientes y distribuidores han visto y apreciado el trabajo que hemos hecho en la Regera es una fuente de gran orgullo para todos en Koenigsegg”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.