- Publicidad -

Este deportivo descapotable único de Toyota fue concebido para encarnar el afecto creciente que los propietarios sienten por sus vehículos, y para mostrar cómo éstos siguen cambiando y ofreciendo un nuevo valor cuando se les trata con cariño a lo largo del tiempo.

He aquí algunas formas en que el ingeniero de Toyota Kenji Tsuji y su equipo han transmitido esas ideas a través del diseño único del Toyota Setsuna.

Un indicador de 100 años cuenta el tiempo con la familia

Toyota Setsuna

La manecilla corta de la esfera de aluminio del indicador marca la hora el día -una vuelta son 24 horas-, mientras que la larga muestra el paso de los días -una vuelta son 365 días-. El contador con fondo negro y dígitos en blanco indica los años que pasan. Sigue indicando el paso del tiempo a lo largo de la historia de una familia, mientras el Setsuna permanece a su lado. Aunque el vehículo se transmita a nuevas generaciones, el contador, sigue girando, y adquiere así un valor ligado a los recuerdos de cada familia. Esos recuerdos puntuales se van acumulando con el tiempo, y hacen que el vehículo sea cada vez más esencial y un querido miembro de la familia por derecho propio.

Materializar el prototipo de madera 

Toyota Setsuna

La madera fue el material empleado para dar forma a Toyota Setsuna como forma de expresar la idea de que el amor crece con el paso del tiempo. El color y el tacto de la madera cambian a medida que se cuida. Responde directamente al cariño con que se trata. Puesto que el Setsuna pasará una y otra vez de una generación a otra, se transforma en un vehículo que pertenece únicamente a esa familia. Los cambios físicos en el vehículo encarnan la naturaleza cambiante del vínculo con sus propietarios y representan los recuerdos del tiempo pasado juntos.  

Asientos que se mecen suavemente

Toyota Setsuna

El objetivo era crear unos asientos confortables que dieran la impresión de poder acoger y envolver a cualquiera, como un banco de madera en un parque. La madera de fatsia japónica de los asientos se ha barnizado y las partes que entran en mayor contacto con el cuerpo se han cubierto con cuero. El carácter y la profundidad de la madera, el barniz y el cuero en estos dos asientos evolucionan con el tiempo para envolver suavemente a todos los miembros de la familia.

Una carrocería con hermosas curvas

Toyota Setsuna

Puesto que las piezas de madera se van combando con el tiempo, la línea de la carrocería adopta una curva más pronunciada y hermosa, como un barco. Al mirarse de frente , se puede ver la forma heptagonal, y al mirare desde los laterales o desde arriba, la forma puede interpretarse como elíptica. A partir del exterior del vehículo que recuerda a un barco, es fácil imaginarse a una familia emprendiendo un viaje hasta el mar.

Aluminio para dar contraste 

Toyota Setsuna

Se ha empleado aluminio en partes como los embellecedores de las ruedas, el volante y la estructura de los asientos, para crear un bello contraste que está además en armonía con las piezas de madera del Toyota Setsuna. Como la madera y el cuero, el carácter del metal también cambia con el tiempo y lo convierte en un material que puede sentirse bien tratado.

Esperamos a la gente le guste no solo la belleza que crea cada uno de estos materiales y sus combinaciones, sino también la forma en que el vehículo cambia con el paso de los años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.