- Publicidad -

El GR Supra Racing de Toyota hace su debut mundial en el Salón del Automóvil de Ginebra, reviviendo el nombre y el espíritu del modelo más célebre de la herencia de los coches deportivos de Toyota demostrando una vez más que vuelven al mercado más fuertes que nunca, potenciando así, el futuro de un automóvil que puede ofrecer un alto rendimiento tanto en carretera como en circuito.

El nombre de “Supra” evoca poder y manejo que han definido una sucesión de coches de clase mundial durante más de un cuarto de siglo. Como un deportivo de pura sangre, el Toyota Supra forjó una reputación indestructible en carretera así como una verdadera máquina conquistadora de cualquier pista de carreras, dominando la serie de carreras GT de alto nivel de Japón y ganando a legiones de fanáticos.

 

Para conocer un poco su historia, el Toyota Supra todavía goza de un estatus icónico entre los aficionados a los coches deportivos, 16 años después del final de su producción. Su duradera popularidad se ha visto favorecida por su éxito como un modelo popular en la serie de videojuegos Gran Turismo Driving Simulator, del que solo se puede jugar en consolas PlayStation. El deportivo delantero GT de tracción trasera permaneció en producción hasta 2002 y en su generación final fue el modelo de producción más poderoso de Toyota. La reputación del Supra se vio enormemente potenciada por su éxito en el automovilismo. En particular, la cuarta generación de Supra, presentada en 1993, que se convirtió en la fuerza dominante en las carreras GT de todo Japón, la actual serie Súper GT, ganando la clase GT500 cuatro veces. El Toyota Supra también compitió en las carreras de automóviles deportivos estadounidenses IMSA en la década de 1980 y dos veces apareció en Le Mans en la década de 1990.

Para hablar hoy del GR Supra Racing, hay que hablar de un compacto automóvil de dos puertas con una configuración de motor delantero y tracción trasera que hace uso de materiales ligeros avanzados en su construcción. Creado por TOYOTA GAZOO Racing, el coche expresa perfectamente la calidad de “diversión para conducir”. El número de carrera “90” en sus puertas es una referencia histórica al nombre en clave de Supra y una gran pista para descubrir que se anuncia el regreso del Supra en una quinta generación.

Tiene un diseño de carrocería espectacular. Parece que hace un uso extensivo de materiales compuestos fuertes a la vez que livianos como los paragolpes delanteros y traseros, el difusor, los faldones laterales, las carcasas de los espejos de las puertas y el alerón trasero. El copó está confeccionado por el mismo material y cuenta con entradas de aire de rejilla. En cambio, el parabrisas y las ventanas laterales están hechos de plástico.

El chasis presenta una suspensión delantera y trasera baja utilizando componentes de equipo original. Las llantas de carreras BBS con fijación de tuerca central están equipadas con neumáticos de competición Michelin y el sistema de frenado utiliza pinzas y discos Brembo Racing. La cabina está completamente enfocada en la competencia y está equipada con un tablero de carreras y asiento específico para el conductor y arnés de seguridad. El volante es de liberación rápida, montado en una columna de carreras y equipado con un sistema de cambio de levas. En cuanto a las puertas están revestidas con paneles de fibra de carbono. Los requisitos de seguridad se terminan de cumplir con una jaula antivuelco completa y extintores de incendios, líneas de combustible y freno. La caja de cambios, la batería y los mazos de cableado están diseñados según los estándares y normas de competición para volver a ser el mejor en la pista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.