En Toyota ya calientan para su cita a más importante del año, el Salón de Tokio 2017, y lo hacen con un concept un tanto curioso que tiene rasgos modernos, pero tecnología nunca antes vista y un diseño general un tanto futurista. Es una unión entre el ADN deportivo de la marca y su tecnología híbrida, pues el Toyota GR HV Sports Concept parece un Toyota GT86 “hibridizado” y de aspecto muy nipón.

Y no es para menos pues la propia Toyota asegura que su diseño es fruto de la inspiración en su modelo de competición, el Toyota GAZOO Racing TS050 Hybrid, el coche que compite en el World Endurance Championship (WEC). Esa inspiración es patente en sus faros delanteros en forma triangular y de tecnología LED. Pero sin duda lo que más llama la atención es su techo de tipo targa. Esto es un guiño a su pasado, a sus modelos míticos convertibles como el Toyota Sports 800 y el Supra.

Además lleva esas deportivas llantas de aluminio, un difusor trasero casi de competición y unas luces traseras más propias de un coche de Le Mans que de un coupé. Para acabar de acentuar su agresividad se ha elegido ese color negro mate para su carrocería targa. Sin duda la base empleada es la de un GT86 por lo que se aprecia en el portón trasero y el morro.

Lo más interesante del Toyota GR HV Sports es que usa una mecánica híbrida, pero directamente heredada del equipo de competición, del TS050 Hybrid, el motor THS-R. La configuración es motor delantero y propulsión trasera, es decir un deportivo a la vieja usanza. Lo que llama la atención y supone un innovación importante es que, a pesar de ser híbrido, se puede elegir un modo manual para conducir con solo pulsar un botón, y usar un selector de marchas en H en forma de palanca tradicional de seis relaciones. La batería híbrida está montada cerca del centro del coche para no afectar a sus comportamiento y mejorar su dinámica como coche deportivo que es. 

Pero sin duda donde más se delata que este Toyota GR HV Sports es un GT86 de base es en su interior biplaza. Aquí dos asientos Recaro en Alcantara con el logo de GAZOO Racing custodian el curioso sistema manual para un coche automático. Todo es idéntico al coupé deportivo japonés, a excepción del panel de instrumentos que parece ser digital, la pantalla multimedia y que tenemos 5 botones en la consola central para gestionar el cambio automático. 

En un detalle muy curioso, la palanca de cambios selectora de marchas en modo manual esconde el botón de encendido del coche, solo con desplazar hacia arriba la tapa roja con el anagrama de las seis velocidades se descubre el pulsador para arrancar el coche. 

¿Estaremos ante un futuro modelo deportivo de la marca? Más bien parece un ejercicio de diseño, aunque también un ensayo para crear una versión híbrida del futuro sustituto del Toyota GT86, quién sabe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × cinco =