- Publicidad -

Al igual que lo hizo Bultaco hace pocos años, Torrot también se reinventa, pasando de ser la marca de bicis y motos que era a una centrada en la movilidad sostenible para la ciudad. Ahora nos proponen un nuevo vehículo para la ciudad, una moto de uno o dos ocupantes con mayor seguridad para ellos, propulsado por electricidad y con tres ruedas. Y todo ello a un precio de derribo como alternativa a las motos eléctricas del actual mercado. Se acabaron los atascos y el contaminar, el Torrot Velocipedo puede ser tu mejor aliado en la ciudad, ¿pero que características tiene este vehículo?

Para empezar, el Torrot Velocipedo en su versión normal es una moto de tres ruedas, dos delante y una detrás, con una estructura que protege a los ocupantes, la cual está hecha en fibra de carbono y acero combinado. Además tiene ventanas laterales y se pueden pedir tintadas. Esto se traduce en que los pasajeros no necesitan casco, pues cuenta con cinturones en ambas plazas. Sin embargo existe una versión pensada para los repartos llamado Torrot Velocipedo C, de una sola plaza y techo abierto.

Torrot Velocipedo

Tiene todo lo que una moto concencional podría tener, un espacio de carga bajo el asiento del conductor, un panel digital de instrumencación TFT para monitorizar todo el vehículo y  un manillar como otro cualquiera. Además Torrot nos da la opción de pintar el Velocipedo en hasta siete colores, o incluso en combinación de varios con un coste extra, así como tintar las lunas o pedir una tapicería marrón para los asientos.

De serie equipa un faro frontal de LED para la luz diurna, intermitentes y luz trasera LED, luces de emergencia, compartimento para debajo del asiento trasero del piloto, parabrisas tintado y compartimento de almacenaje del cableado de carga en el frontal.

A nivel mecánico el Torrot Velocipedo cuenta con un compacto motor eléctrico de 10 kW, unos 13.5 CV y 138 Nm de par, con el que el vehículo puede llegar hasta los 88 km/h limitados electrónicamente y acelerar de 0 a 45 km/h en 5.5 segundos, y es que solo pesa 180 kg. La autonomía de su batería es de 150 km aproximados, la cual es de ion-litio de 8 kWh y se puede cargar tanto en red doméstica como en cargadores rápidos, lo que permite recuperar el 80% de la carga en solo tres horas y media. Tiene frenada regenerativa y cuatro modos de conducción llamados Boost, Tourer, City y Eco.

El precio de partida del Torrot Velocipedo es de 6.000 euros, lo que la convierte con diferencia en una de las motos eléctricas más baratas del mercado. Se fabricará en la nueva planta de Torrot abierta en Cádiz y tiene dos años de garantía o 30.000 km para las baterías. Además se ha homologado como ciclomotor de 125 cc por lo que se puede usar con el permiso B de conducir o el A1 de moto. Ya se puede reservar y las primeras entregas llegarán a finales de verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.