En 1955 Ferrari usó por primera vez la denominación Monza para una de sus barchettas. Muchas otras marcas han empleado el nombre del circuito italiano.

1. Opel Monza (1978)

Es sin duda el Monza que todos recordamos, aunque ya se ven pocos por las calles. Compartía plataforma y motor seis cilindros en línea de 3 litros y 180 CV con la berlina Senator, de modo que era más un Gran Turismo grande, cómodo y silencioso, que un deportivo. En 1982 recibió un restyling, y el GSE (en la foto) incorporó diferencial autoblocante.

2. Alfa 8C 2300 Monza (1931)

Uno de los grandes Alfa Romeo de todos los tiempos, diseñado por Vittorio Jano. Con su ocho cilindros con compresor llegó a rendir unos 180 CV. Debutó en la M. Miglia de 1931 y ese año quedaron 1º y 2º en GP de Italia, en Monza, y a partir de entonces se dio ese sobrenombre a los 8C 2300 de GP. Se fabricaron con diferentes carrocerías y batallas.

3. Lamborghini 400 GT Monza (1966)

Este coche único emplea la base de un 400 GT y al parecer fue encargado a los carroceros Neri y Bonacini por un americano. Pero acabó en el Salón de Barcelona en 1967, que era la puerta de entrada para los deportivos porque resultaba muy difícil importarlos. Un cliente español lo compró y lo guardó hasta su muerte. No fue hasta 1996 cuando lo “descubrieron” y años después salió de España. La última vez que “emergió” fue en una subasta en GB en 2005. Esta foto fue tomada en el FOS de Goodwood de 2010.

4. Pagani Z. C12 S Monza (2004)

Pagani Zonda C125 Monza

El Zonda es uno de los supercoches que más se ha revalorizado en los últimos años, y parece que seguirá subiendo. Esta es una versión única fruto del encargo de un cliente caprichoso, destinado a lograr la máxima ligereza y eficacia en circuito. Llaman la atención las llantas Speedline, y la mecánica es el 7.3 V12 atmosférico AMG con 600 CV.

5. DKW Monza 3-6 (1955)

En España eran muy conocidas las furgonetas DKW que se fabricaban en Álava, pero nunca supimos del coqueto deportivo de bolsillo. Y es normal, porque se fabricaron poco más de 200 unidades de este juguete con motor de dos tiempos con 903 cc y 44 CV. Gracias a su bonita carrocería plástica pesaba solo 810 kg, y se usaron mucho en rallyes.

6. Spada Codat. Monza (2011)

Ercole Spada diseñó entre otros los Alfa TZ codatronca (cola cortada) de los sesenta, y en 2008, junto a su hijo Paolo, se dio el gustazo de crear su supercoche (Codatronca TS) siguiendo su filosofía de diseño. La versión convertible es el Codatronca Monza, que usa como base un Corvette Z06 con motor 7.0 V8. Parece ser que solo se ha fabricado uno.

7. Opel Monza Concept (2013)

Hay muchos prototipos que no pasan de ser flores de un día, cuyas fotos se difunden tan rápido como se olvidan. Pero en este caso, más allá de las puertas, la influencia de su estilo ha sido enorme en todos los Opel recientes. Tampoco fue casual la elección del nombre, ya que el Opel Monza original remite a una época dorada para la marca alemana.

8. DeKon Monza (1976)

Del campeonato IMSA han salido algunas de las siluetas más impresionantes del mundo de la competición. Chevrolet lo fabricaba en Estados Unidos, que compartía plataforma con el Vega, y la firma DeKon creó un coche de carreras tubular con la forma que el de calle. Con motores V8 de 5.7 o 6 litros vencieron el campeonato IMSA GT en 1976, 1977 y 1978, compitiendo en Daytona, Laguna Seca o Sebring.

9. Chevy C. Monza GT (1962)

El Chevrolet Corvair con motor trasero protagonizó un libro llamado Inseguro a cualquier velocidad debido a su precaria estabilidad. Pero de él derivaron prototipos tan interesantes como el Testudo de Giugiaro o el que nos ocupa. La carrocería era de fibra de vidrio y, en el morro, las tapas que ocultaban los faros se abrían como la boca de un pez.

10. M. Guzzi V50 Monza (1980)

Más de un fabricante de motos sucumbió a la tentación de bautizar un modelo como el Autodromo Nazionale, aunque nosotros nos acordemos más de la Guzzi Le Mans, a la que cantaron Los Nikis. La V50 se lanzó en 1977 y esta versión llegó tres años después. Con su bicilíndrico de 500 cc y 45 CV, era percibida como un modelo exótico frente a la oferta japonesa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.