- Publicidad -

Desde su nombramiento en 2009, Tomás Villén ha dirigido la gran expansión que ha vivido la marca en los últimos años. Ahora se enfrentan al reto de la electrificación.

El año 2017 ha sido un año excepcional en ventas y en satisfacción de clientes pero, ¿cómo se presenta el futuro de Porsche? Apasionante. Por un lado hemos definido ya nuestras actividades para conmemorar el 70 Aniversario de la marca en España y Portugal, donde el cliente será el principal protagonista. Por otro lado, tanto empleados de Porsche Ibérica como Concesionarios estamos trabajando en un proyecto muy complejo denominado “Estrategia 2025”, que en resumen pretende adelantarse a las futuras demandas de nuestros clientes en cuanto al automóvil y sus servicios. Engloba temas fundamentales como innovación, digitalización, electromobilidad, conectividad, conducción autónoma…, sin renunciar jamás a nuestro ADN: seguir siendo la marca más deportiva del mundo. Por ello el reto es sencillamente apasionante.

Hemos probado el nuevo Cayenne en Creta y nos ha fascinado. Tras 15 años de vida, ¿cree usted que con el tiempo se convertirá en un icono de la marca, en una especie de mito? Sin duda. Estoy convencido de que el Cayenne es el embrión de un mito. Estamos lanzando la tercera generación y tiene una historia de éxito que es como para estudiarla en las universidades. Es un coche que tiene algo especial, vale para todo, puedes ir de viaje, meterte en un circuito o hacer todoterreno, por eso le llamamos el coche total. Es pronto para hablar de icono o mito, como es el 911, pero todo apunta a ello, hay que darle tiempo.

Porsche siempre ha conjugado tradición con innovación…¿Cómo encaja el coche eléctrico en la deportividad Porsche? Encaja perfectamente, analice nuestra apuesta por sistema de propulsión alternativas en los últimos 10 años: Cayenne, Panamera y 918 Spyder son ejemplos claros de tecnología de futuro aplicadas a la deportividad. La hibridación ha de estar al servicio de la eficiencia energética y de la deportividad, al menos si el vehículo lleva un escudo Porsche en el capó. En el caso del Mission-E, a finales de 2019 ofreceremos algo que solo Porsche es capaz de ofrecer. Basado en nuestra experiencia con el 919 Hybrid, campeón de Le Mans y del Mundial de Resistencia, aplicamos tecnología de competición a vehículos de serie. Ello significa que el Mission-E combinará las ventajas de un eléctrico, emisiones cero, autonomía de 500 km, 600 CV, capacidad de carga del 80% de la batería en 15 minutos, con las ventajas de un pura sangre de carreras: deportividad y fiabilidad. Estoy convencido de que Mission-E revolucionará el mercado del vehículo eléctrico e invito a todos aquellos que estén valorando la posibilidad de adquirir un coche eléctrico a que se hagan la siguiente pregunta: si quiero un coche eléctrico, ¿por qué no tener el más divertido y fiable? Dicho de otro modo, ¿por qué no esperar a un Porsche? Para los que lo tengan claro, recomiendo que hagan ya una reserva, que se apunten a la lista del Mission-E.

¿Qué es lo que más le enorgullece de dirigir Porsche Ibérica? Socialmente no es igual vender Porsche que vender detergentes… (Villén se ríe) bueno, creo que lo que más me enorgullece es el cliente. Puede parecer un tópico, pero es que la experiencia Porsche es brutal. No es solo que fabricamos grandes coches que a la gente le gusta conducir, sino que tengo la oportunidad de tratar con ellos. Afortunadamente no tenemos una estructura en la que la figura del CEO es una figura lejana y distante. Eso no existe en Porsche. Mi despacho está siempre abierto no solo para empleados sino también para clientes, y estar muy en contacto con ellos es una gran satisfacción. Me llaman, me comentan, y aprendo mucho de ellos. Convives de una manera que hace que ese sentimiento de gran familia lo vivas intensamente, y es un orgullo.

¿Y cómo va el negocio de los clásicos? Para nosotros es fundamental, y somos la única marca del planeta que aún ofrece más del 90% de todas las referencias de piezas que ha fabricado, desde el año 1948. Aquí se juntan varios factores, por un lado la afición a la marca y el deseo de posesión, y por otro el hecho de que más del 70% de los Porsche fabricados siguen rodando. Todo el mundo quiere conducir un Porsche, ya sea nuevo, usado o clásico, y nuestra misión es satisfacer esa demanda. Aproximadamente el 25% de facturación de nuestros talleres es con coches de más de 25 años. Esto es muy bueno, y contribuye además a que el valor del coche siga aumentando. No existe ningún sitio mejor donde cuiden mejor tu Porsche y le den más valor.

¿A qué se refiere cuando habla de darle valor? Intentamos imitar el modelo de países más maduros, como el alemán, inglés o el francés, donde cuando alguien va a comprar un vehículo se fija en varios factores. En España manda el precio muy por encima del resto de razones. Nosotros ofrecemos algo diferente. Un coche con un gran valor de compra, que te de grandes satisfacciones durante el uso, que la marca te ofrezca la posibilidad de descubrir cosas nuevas como viajes, circuitos, actividades y ofertas, y que cuando llegue el momento de cambiar, el valor de tu coche se mantenga. No entramos en guerras de descuentos, sencillamente no entendemos ese modelo de negocio, pero sí queremos demostrar que comprar un Porsche es una gran satisfacción y una buena inversión.

¿Qué coche conduce usted a diario? Un Panamera 4 E-Hybrid, y la tecnología es fascinante. Con 462 CV, que puedes ir por la ciudad, de lunes a viernes, sin gastar una gota de combustible, y luego poder disfrutar de la deportividad los fines de semana. Tengo que decir que también tengo un 911 del año 83 del que estoy absolutamente enamorado, y le aseguro que no existe un mejor sistema anti-stress que darse una vuelta con él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.