Ahora que parece que el Ferrari 812 Superfast y el Lamborghini Aventador son los únicos miembros del selecto club de los Dioses V12 atmosféricos, queremos recordar un tiempo pasado...