La movilidad del futuro ya está aquí. Hace unos años hablábamos de un cambio en nuestra forma de movernos, así como un cambio en las estructuras más profundas de los fabricantes de coches; una marca en especial ha puesto el mundo patas arriba, arrojando unas prestaciones con motorizaciones eléctricas que solo eran posibles en nuestros sueños. Tesla ha logrado establecer una gran ofensiva en el mercado de los eléctricos, con modelos como el Model S (sedán) o el Model X (SUV). Sin embargo, son modelos que se escapan del poder adquisitivo de la gran mayoría, por lo que están reservados a solo unos pocos afortunados.

Sin embargo, ahora Tesla ha lanzado un vehículo relativamente “económico” para un número mayor de personas, hablamos del Model 3. Se trata de un sedán compacto que adopta la estética de su hermano mayor- el Model S– y se presenta como una de las próximas revoluciones dentro de la movilidad dentro de los centros urbanos. Se estima que el precio de salida ronde los 30.000 -40.000 euros; por este precio, tienes un  sedán con un motor eléctrico con tracción trasera, tecnología autónoma “Autopilot”, un interior minimalista junto con unas prestaciones respetables: 0-100 km/h en solo 5,6 segundos y una velocidad máxima de 210 km/h. Números que nos sorprenden por el peso ligeramente superior que sus competidores, 1610 kg.

En el interior encontramos una gigantesca pantalla de 15 pulgadas- recuerdo que durante mi infancia mi televisión apenas llegaba a esas dimensiones- que hace relucir la premisa digital que Tesla promete con cada modelo- con el más alto grado de conectividad con nuestro teléfono, conexión permanente a internet… Los nativos digitales no tendrán problema alguno en utilizar el sistema de infoentretenimiento, ya que se asemeja mucho a la configuración típica que podemos encontrar en las tablets; sin embargo, navegar a través de sus menús para aquellos que no estén familiarizados con estas tecnologías será- en un principio- un quebradero de cabezas.

¿Hay suficiente Tesla Model 3 para todos?

Según hemos podido comprobar en la página oficial tesla.com, el Model 3 llegará a los clientes europeos en 2018, dejando en espera a los usuarios británicos hasta 2019. Actualmente se está desarrollando las tecnologías que se implementarán como “mejora” al Model 3; algo así como actualizar el sistema operativo de nuestro ordenador pero asentado sobre cuatro ruedas. Entre las mejoras ya mencionadas, tendríamos que añadir niveles de autonomía que no involucren directamente al conductor para supervisarlos.

Aquí en un tramo con curvas; la legislación vigente no permite circular con un coche autónomo de nivel superior al 4 (sin la supervisión del conductor) en nuestro país. Y es que no es porque la tecnología no se haya pulido lo suficiente a día de hoy- que también-, sino que entraríamos en temas legislativos que aún estar por determinar en el futuro de la movilidad.

Si me preguntases si Tesla puede cubrir la cantidad de demanda que está sufriendo sobre del Model 3, posiblemente te diría que no. Más de medio millón de personas han pagado su “reserva” para adquirir un Model 3, la cual asciende hasta los 1.000 euros. Tesla afirma que se llegará a producir unos 240.000 vehículos cada año o 10.000 cada semana. Tesla está a punto de firmar un acuerdo con el mercado chino para posibilitar la producción de los modelos de la marca en el país asiático, inflando la capacidad de producción y reduciendo los costes de exportación.

Quizás los grandes retos a los que se enfrenta la marca están dentro del terreno de la regulación de los sistemas autónomos. Actualmente estamos atravesando una transición en el sector del automóvil ya no solo a nivel tecnológico, sino en cuanto a nuestra visión de la movilidad. El único problema real a la hora de implementar la conducción 100% autónoma es: ¿quién es el responsable real de lo que realiza el coche? ¿La compañía, el conductor, el fabricante de la inteligencia artificial…?

2 Comentarios

    • ¡Hola David!
      Actualmente se están llevando a cabo tests sobre los modelos pre-serie, es posible que te hayas encontrado con uno de ellos por Holanda. A pesar de ello, a primera vista el Tesla Model S y el Tesla Model 3 son similares; si has visto más de uno en los Países Bajos es altamente probable que pueda tratarse del Model S, ya que allí existen un gran número de ellos.
      ¡Un saludo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.