- Publicidad -

Hacía mucho que no aparecía anunciado en un lote de subastas el objeto de colección con ruedas más preciado. Hablamos del Ferrari 250 GTO, un clásico que cada vez que sale a la venta supera la cifra anterior por varios millones y dentro de dos meses habrá una nueva unidad a concurso. Será en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, en agosto en Monterrey, cuando este 250 GTO salga a puja con el fin de ver hasta donde crece la burbuja de los coches clásicos. Sin embargo en el retrovisor estará el hermano con chasis 4153GT que se vendió por 70 millones de euros a principios de este mes.

Este coche de carreras homologado para calle se ha consagrado como uno de los clásicos más deseados en las últimas décadas. El Ferrari 250 GTO cuenta con el favor de ser muy limitado, tener pedigrí y ser un cavallino de la época dorada de la marca. Esta unidad en concreto es la tercera que Ferrari fabricó, en concreto en 1962. Antes de venderse en 1963 a su primer cliente, el coche se usó como vehículo de pruebas de la Targa Florio. Una vez pasó a manos de Edoardo Lualdi-Gabardi, participó en diez carreras ganando nueve y se alzó con el título del Campeonato Nacional GT de Italia.

Ferrari 250 GTO

Tras comprar Gabardi otro GTO, este con chasis 3413 fue vendido para seguir corriendo. Participó en una veintena de pruebas los dos siguientes años y lo más destacado fueron las victorias de categoría en la Targa Florio en el 63 y el 64. La casa de subastas encargada de su puja, RM Sothebys, resalta que el coche está libre de cualquier accidente y mantiene la originalidad de sus partes más importantes como son el motor, la caja de cambios y el eje trasero.

Sin embargo, este Ferrari 250 GTO fue vestido posteriormente por Scaglietti. Aunque es un modelo de las primeras series, en 1964 su nuevo dueño lo mandó a fábrica y pidió una nueva carrocería de los GTO Series II al diseñador italiano.

Ferrari 250 GTO

Ahora bien, sabiendo este historial, podría ser complicado que este Ferrari 250 GTO bata el récord del coche más caro del mundo vendido en subasta. El hecho de ser un modelo tan peculiar podría ayudar, así como el escenario en el que saldrá a puja, pero será difícil superar al mencionado GTO de los 70 millones, el de chasis 4153. Aquel corrió en Le Mans y quedó cuarto en la general, así como una victoria absoluta en el Tour de France. La estimación para este cavallino es de 45 millones de dólares, que dista mucho de la cifra que se desembolsó en una venta privada por el otro GTO, pero si que podría ser el coche más caro de una subasta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.