¿Quién dijo que tener un coche racing no es posible si tienes que poner sillitas de bebé en la parte de atrás? Skoda empezó hace tres años su ofensiva de vehículos SUV, y ahora le querido dar al Kodiaq el toque romántico de las carreras, cosa que agradecemos enormemente los amantes de las carreras. El Skoda Kodiaq RS ya está disponible en España para todo el que quiera emoción al volante sin dejarse a la familia en casa.

Skoda Kodiaq RS

El motor

Skoda tiene un largo recorrido en la competición, con varios títulos a sus espaldas, y que sigue explotando a día de hoy dentro de la modalidad WRC2 dentro del Mundial de Rallyes.

El Skoda Kodiaq RS ha heredado este espíritu carrerista, y nuestros amigos checos han conseguido fabricar un coche de gran tamaño con mucha armonía. Su motor 2.0 de 240 CV y 500 NM de par, responde a la perfección a la presión en el acelerador y se acompaña de una forma muy acertada del sonido del motor. A pesar de su motor diesel, el sonido es ronco y fuerte, y más aún si elegimos el modo de conducción individual. No habrá versión de gasolina por motivos tan evidente como el tamaño del coche y sus prestaciones, ya que se elevarían el consumo y los gastos considerablemente. Y poco podemos contar de la transmisión DSG de siete velocidades y doble embrague que no sepáis. Precisa, rápida y más que necesaria en un coche de estas características.

Skoda Kodiaq RS

Por dentro

Pero no solo vamos a resaltar lo bueno del Skoda Kodiaq RS en las curvas, también es muy agradecido el confort en carretera, para viajar. Llevar 240 CV debajo del capó cuando vas a hacer 500 kilómetros, es un placer. Y no por correr, sino por la sensación de no ir forzado y de poder hacer adelantamientos seguros. Y a esto le tenemos que sumar la comodidad interior que proporciona el Skoda Kodiaq RS. De serie, el coche trae asientos delanteros tipo baquet, que combina ese olor a carreras dentro con el confort necesario que se necesita para hacer un viaje largo. Pero también le prestamos atención a otros detalles como la decoración en carbono en el panel de instrumentos, una línea de techo negra y los pedales en acero inoxidable.

Y obviamente, un coche de estas características, tamaño y prestaciones, tiene que ser una parte off-road destacada. La tracción total viene de serie, y le otorga al Skoda Kodiaq RS unas buenas capacidades para conducir fuera de la carretera.

Por fuera

Otros elementos distintivos del Skoda Kodiaq RS se pueden apreciar a simple vista en su diseño exterior. Los listones verticales y el marco de la parrilla del radiador, los marcos de las ventanas, las carcasas de los retrovisores exteriores y las barras longitudinales del techo vienen en negro brillante, además de las pinzas de freno rojas, y así se subraya la apariencia deportiva del SUV. Las llantas de aleación Xtreme de veinte pulgadas en antracita vienen de serie.

Con todo esto, tenemos un coche deportivo, confortable y todoterreno a nuestra disposición, por un precio de 50.750 euros, y dejando en la familia de Skoda el primer SUV de altas prestaciones de la historia de la marca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.