- Publicidad -

Dentro del marco del Salón de Ginebra hay marcas y preparadores de todo el mundo, pero más allá de esas dos categorías hay una que empezó sus andares como preparador y hoy en día es una marca, y de las que hacen soñar. RUF Automobile ha aterrizado en la cita suiza con una nueva joya de aspecto retro pero que esconde la tecnología más moderna, el RUF SCR 2018. Es un deportivo que apela a la ligereza, al añadido de potencia y a la estética por encima de todo, es como dice la propia marca, “una respuesta llena de carácter al deseo de un placer de conducción puro y sin diluir en un mundo sin compromisos.”

La llegada de este nuevo SCR no es casual, y es que hace 40 años llegó esta versión, causando furor entre quienes se ponían al volante del deportivo alemán. A aquel SCR de 1978 lo movía un bloque bóxer de seis cilindros de 3.2 litros y que tan solo rendía 217 CV. Presentaba un diseño más agresivo, con tomas de aire más grandes y mejoras en su refrigeración. Detrás un alerón de generoso tamaño se colocaba sobre la tapa del motor para mejorar su aerodinámica a alta velocidad.

RUF SCR 2018

El año pasado RUF nos presentó su CTR 2017, un coche que resucitaba el espíritu de aquel mítico Yellow Bird de la firma alemana. Ahora es el turno del SCR, que ha sido considerado como una evolución del concept que se presentó hace dos años en la cita suiza.

RUF quería crear el automóvil deportivo perfecto para vibrar de emoción al volante, y no solo eso, sino que se viera de forma que uniera el aspecto de un 911 clásico con tecnología moderna. Así nace este RUF SCR 2018, cuya estructura es un chasis monocasco de fibra de carbono y una carrocería del mismo material inspirada en un Porsche 964. Cuenta con una jaula antivuelco integrada y suspensión de tipo push-rod, asi como unas elegantes llantas de cinco radios calzadas con Michelin Pilot Spor Cup 2.

RUF SCR 2018

 El corazón del SCR 2018 es un boxer de 4.0 litros y seis cilindros atmosférico, que desarrolla 510 CV a 8.270 rpm y 470 Nm de par. Solo pesa 1.250 kg y es tan rápido que puede llegar a los 320 km/h, enviando su potencia al eje trasero a través de un cambio manual de seis relaciones. Por ahora no hay cifra para el 0 a 100 km/h pero con ese ratio de peso potencia será cercano a los 3 segundos.

Por ahora RUF no ha anunciado precio pero eso da igual, las pocas unidades que salgan del RUF SCR 2018 encontrarán dueño rápido, y es que su fundador, Alois Ruf, ha sabido crear los deportivos con los que Porsche solo se atrevía a soñar, un ilustre protagonista del mundo del motor al que entrevistamos en nuestro número 132 de Marzo, al cual te puedes suscribir aquí, o ir al kiosko a por él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.