Esta firma relojera está a la vanguardia de la alta relojería contemporánea desde 1995 y el nuevo Roger Dubuis Excalibur Aventador S es una muestra más. Sus creaciones audaces, firmemente ancladas en el siglo XXI, expresan los mejores movimientos relojeros combinados con imponentes y atrevidos diseños. La osadía y la extravagancia forman la identidad de la marca, movida por la determinación. Una determinación que les ha llevado a asociarse con dos firmas muy vinculadas al mundo de las altas prestaciones, Lamborghini y Pirelli.

No obstante, comparte el mismo gusto por los diseños rompedores y la ingeniería técnica superlativa. De esas asociaciones han nacido el Excalibur Aventador S (en las imágenes) y el Pirelli Esqueleton Automático. Unas espectaculares piezas que tuvimos la suerte de tener en nuestra muñeca. Lo primero que te llama la atención son sus movimiento esqueleteados, que nos dejan ver a través de ellos. Pero es difícil mirar al fondo cuando tienes delante unos mecanismos tan complejos, casi hipnóticos.


En cuanto al Excalibur Aventador S, se presenta en caja de fibra de carbono multicapa con un generoso tamaño de 45 milímetros. Si el deportivo italiano al que le debe el nombre tiene un corazón V12 (aquí puedes leer la las últimas noticias sobre el deportivo italiano), nuestro reloj está propulsado por el calibre de diseño especial Duotor (con doble volante) en un movimiento RD103SQ de 312 piezas totalmente renovado y que ofrece una reserva de marcha de 40 horas.

El calibre se distingue particularmente por las barras estabilizadores, similares a las del motor del superdeportivo. Otro paralelismo es que los dos tourbillones están inclinados a 90 grados, como los cilindros del mencionado V12. Dentro de la exclusividad de todos los modelos Roger Dubuis, cuya producción anual nunca supera los 4.000 relojes, el Excalibur Aventador S es una edición limitada a 88 piezas cuyo precio es de 213.000 euros.

Por su parte el Pirelli Esqueleton Automático (45 mm) también se presenta en edición limitada a 88 piezas, pero en este caso habrá más unidades, ya que habrá una serie de cada uno de los siete colores de los compuestos que la firma de neumáticos utiliza en la F1. Su precio es de 73.000 euros y todos ellos tienen la correa de caucho, con un certificado de autenticidad que acredita que han sido realizadas con neumáticos que han participado en distintos grandes premios de la fórmula 1.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.