Hoy hemos asistido a un evento muy especial, el organizado por Rock&Road. Esto no es la clásica concentración de coches en un parking, sino un grupo de amigos que comparte la afición por los súper-deportivos, y además, se lo montan bien para tener mucha diversión. Para mí, que nunca había asistido a un evento suyo ha sido un placer estar con ellos, el trato ha sido increíble y además, me lo he pasado genial. Normalmente este tipo de agrupaciones pueden llegar a ser muy comerciales. Aquí no. Nosotros nos hemos propuesto asistir a las mejores, y no solo por los coches que participan, sino por el trato y la diversión, que al final, es de lo que se trata. Pasarlo en grande con buena compañía.

IMG_0373 como objeto inteligente-1

Pero hablemos del evento en sí. El día anterior se me informó de que tenía que estar sobre las 10 de la mañana en la Porsche de Majadahonda, y así lo he hecho. Al llegar me encuentro con la organización, y por lo que veo tienen el chiriguito muy bien montado. Sobre y cuarto comienza a rugir el ruido de los coches de ensueño que participan. Un buen numero de lustrosos Ferrari, BMW’s provenientes del famoso departamento “Motorsport” (M), y algunas joyas de las que se ven (desgraciadamente) poco por la calle, Mercedes GTS AMG, Nissan GTR, Corvette, Lexus RCF, Lamborghini, Lotus y cómo no, unos cuantos Porsches para defender su concesionario.

IMG_1008 como objeto inteligente-1

Muy a mi pesar, en esta ocasión no he podido asistir a la ruta completa, aunque por lo que me han contado ha sido un éxito, pero estoy deseando poder asistir a la próxima ya que las sensaciones transmitidas por este grupo de amigos han sido muy buenas. No puedo hacer otra cosa que recomendar este tipo de experiencias a todo aquel que pueda. Pues al final, tener un súper-deportivo debería traducirse en conducirlo, en disfrutarlo, en “compartirlo” con aquellos que los disfrutan también y tienen la misma afición. Todo esto lo engloba perfectamente Rock&Road.

IMG_0917 como objeto inteligente-1