- Publicidad -

Ha llegado el evento más esperado del año por los amantes de los clásicos de colección, Retromobile París. Una cita en la que coleccionistas, amantes del motor, y futuros compradores se reúnen para admirar, comprar y vender joyas únicas. A esta cita nunca falta el especialista británico Fiskens, que cada febrero cruza el charco para llevar sus últimas piezas. Este año las grandes estrellas son un Mercer Raceabout de 1912 o un campeón de carreras como el Barbham Ford BT49D o el Jaguar E-Type Lightweight ’49 FXN’.

Este último es quizás uno de los E-Type más especiales que se conserven. Solo se produjeron 12 E-Type Lightweight, y de estos solo dos “low-drag”, siendo este el 49 FXN. Esta unidad recibió una modificación aerodinámica del Dr Samir Klat para las 24 Horas de Le Mans en 1964, siendo pilotado por los famosos pilotos privados Peter Lumsden y Peter Sargent. Ha corrido en pruebas como el Goodwood Tourist Trophy y los 1.000 km de Nurburgring.

El Jaguar E-Type Lightweight 49 FXN no está solo en el stand de Fiskens, le acompañan más modelos de competición de todas las épocas. De la época eduardiana es el Mercer Raceabout de 1912, seguido del coche definitivo de los playboys de preguerra, el Bugatti Type 50 de 1931. De los sesenta llega el AC Cobra 289 de 1963, y el Ferrari 275 GTB/2 de 1965.

También ha llevado Fiskens un Jaguar XK120 de 1954, todo original, perteneciente a Jaguar Works, la escudería de la marca, que fue preparado y modificado para competir en manos de Jaguar Works Departament. El Brabham de Ricardo Patrese del Gran Premio de Canada de 1982 es otro de los grandes competidores allí presentes. Se cree que es el primer Brabham Ford BT49 ofrecido a la venta al público, y este fue un regalo que se le hizo a su diseñador, Gordon Murray, siendo además el único de los dos que no tiene Bernie Ecclestone.

Otro coche de carreras a tener en cuenta es el Maserati 250F de 1954, ganador de dos grandes premios con Jean Behra al volante, siendo quizás uno de los coches de carreras más bellos. También con pedigrí es el BRM P25 de 1958, el único superviviente y ganador del Gran Premio de Holanda pilotado por Jo Bonnier. Ha sido varias veces ganador del Goodwood Revival.

Pero no solo de bólidos de carreras vive Fiskens, también modelos de calle, como el Rolls-Royce Silver Ghost de 1914 presente en esta colección de Retromobile París 2018. Un espectacular trío de Bentleys se compone de un Speed Six Bentley Le Mans, un 4.5 Litros by Maytorn, y un Speed Six by Gurney Nutting. Cierra la colección un Aston Martin DB6 Short Chassis Volante en estado excepcional que perteneció a una importante familia británica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 2 =