Se especulaba de una versión potente del Zoe desde hace unas semanas; hoy la marca francesa ha desvelado una variante del utilitario que muestra el espíritu de competición adquirido por la marca en la Fórmula E. Según Renault, el coche no entrará en producción pero “muestra cómo sería un coche de carreras eléctrico”; algo parecido a lo que pasó con el Trezor Concept presentado en el Salón de París.

“El coche nunca participará en una carrera o por la calle”, afirma el portavoz de la marca. Sin embargo, el Zoe e-sport ha sido desarrollado a partir de las normas de seguridad de la FIA para que pueda exhibirse en algunos eventos.

El prototipo posee dos motores idénticos, uno en cada uno de los ejes. Como en la Fórmula E, los motores usan una tecnología magnética para maximizar la eficiencia energética. El coche monta la misma batería de 40 kWh que se aloja en la versión estándar del Zoe.

El Zoe e-sport usa los mismos sistemas de refrigeración por aire y por agua de los monoplazas que participan en el campeonato de Fórmula E, con esto la marca se asegura tener la batería y otros sistemas electrónicos funcionando a una temperatura óptima. El prototipo tiene cuatro modos de conducción, brindando la oportunidad al conductor de elegir entre un nivel de prestaciones más alto o para maximizar la eficiencia energética.

El chasis de acero tubular que monta el Zoe es el mismo que incorporan los modelos que participan en las carreras en nieve o en ascensos. Usando la fibra de carbono como parte de la carrocería, el coche pesa 1400 kg incluyendo la batería. La altura del mismo se ha visto reducida, con un paso de rueda más ancho y con tracción a las cuatro ruedas; todo para aumentar el paso por curva en relación con el Zoe estándar.

La variante deportiva está equipada con una suspensión de doble brazo oscilante, unas llantas de 20 pulgadas, frenos más grandes y amortiguadores ajustables con cuatro posiciones distintas, este último elemento podemos encontrarlo en el Megane RS 275 Trophy-R.

El diseño exterior se ha mejorado para proporcionar una mejora aerodinámica contundente, con una nueva calandra delantera más amplia, un suelo plano, un difusor inspirado en la Formula E y un spoiler de fibra de carbono.

Por dentro, el e-sport monta dos asientos de carreras baquets de Recaro, un volante rectangular y controles parecidos a los que podemos encontrar en los Fórmula E.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.