- Publicidad -

En Renault han creado varios niveles de deportividad y eficacia para su Mégane RS. En su presentación solo probamos las versiones Sport y Cup, pero por fin tenemos ante nosotros el Renault Mégane RS Trophy 2018, su versión más potente y pensada para circuito. 300 CV, el chasis más deportivo y una puesta a punto para ofrecer más precisión al volante son sus credenciales.

El nuevo Mégane RS Trophy cuenta como principal aliciente el incremento de potencia de su motor 1.8 turbo de cuatro cilindros. En la versión normal rinde 280 CV, pero aquí son 300 CV. El par motor serán 400 Nm en el caso de la combinación con caja manual de seis velocidades, o de 420 si se pide con la automática EDC6 de doble embrague.

El incremento de la potencia y el par Renault lo obtiene gracias a un nuevo rodamiento cerámico en la turbina del turbo para mejorar su respuesta, y una línea de escape nueva con una válvula mecánica ajustable, situada en el silencioso trasero. El motor ha sido adaptado a la nueva normativa Euro6d-Temp, por lo que ya lleva el filtro de partículas para motores gasolina y distribución por cadena. Con el cambio manual el Renault Mégane RS Trophy es capa de hacer el 0 a 100 km/h en solo 5,7 segundos, así como lograr una velocidad punta de 260 km/h.

La base del Trophy es el chasis Cup, lo que supone una suspensión más firme, en concreto un 25% más en amortiguadores, 30% en muelles y 10% en estabilizadoras. De serie llevará el diferencial autoblocante delantero de tipo Torsen, además de unas llantas específicas llamadas “Jerez”, en 19 pulgadas y con neumáticos Bridgestone Potenza S001. Más adelante, en 2019, Renault ofrecerá en opción las llantas “Fuji Light” de 19″, con las que se perderán 2 kg por rueda, con neumáticos específicos, unos Potenza S007.

Como elemento clave, el Renault Mégane RS Trophy, al igual que las demás versiones, lleva los amortiguadores con topes hidráulicos de compresión, así como los frenos delanteros con discos en bimaterial, reduciendo el peso en 1,8 kilos por rueda y mejorando su refrigeración. Al contar con el chasis Cup el equipo de frenos de Brembo lleva las pinzas en rojo y los discos son de 355 mm delante y 290 detrás. Tampoco falta el sistema 4Control de dirección en el eje trasero.

Mégane RS Trophy

El peso total son 1.419 kilogramos, unos 60 kilos menos que la versión manual de la versión estándar. El Mégane RS Trophy puede llevar en su interior los asientos deportivos de Recaro con tapizado en Alcántara con reposacabezas integrado, que rebajan la altura de conducción en 20 mm.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.