- Publicidad -

Parece que la firma británica vuelve a las andada, esta vez acaba de anunciar que regresará a la competición en el WEC (Campeonato Mundial de Resistencia), de la mano de Rebellion Racing Team. ¿Qué significa esto? Pues que Toyota tiene nuevo contendiente para las 24 Horas de Le Mans.

TVR está actualmente desarrollando su primer deportivo para calle desde que fue comprada por el consorcio liderado por Les Edgar, hace cuatro años. Este coche es el Griffith de nueva generación, un vehículo biplaza de 500 CV que entrará en producción para 2019. Utilizando el nombre de Rebellion Racing TVR, la marca británica servirá como “colaborador principal” para el equipo de Rebellion para los dos prototipos LMP Oreca R-13.

Estamos delante de algo muy importante, ya que será el primer proyecto de automovilismo de TVR desde hace 13 años. “Cuando resucitamos la marca TVR, sabíamos que queríamos llevarla de nuevo a los circuitos, afirmó Edgar. “Nuestra colaboración con Rebellion Racing nos permite alcanzar ese objetivo, mientras nos nutrimos de capacidad operacional y conocimiento técnico, el cual transferiremos directamente a nuestros modelos de calle y en futuros proyectos en la competición”.

El WEC dará comienzo en Bélgica –Spa-Francorchamps– el 5 de mayo, mientras que la pretemporada tendrá lugar en el circuito de Paul Richard en Francia esta semana. Los dos LMP1 de Rebellion serán conducidos por Andre Lotterer, Neel Jani y Bruno Senna, con Thomas Laurent, Matthias Beche y Gustavo Menezes en el otro coche.

Recordemos que los últimos proyectos en la competición vinieron de la competición GT2 con los Tuscan Speed Six 400R, los cuales corrieron las 24 Horas de Le Mans en 2005.