Creado por una de las marcas más respetadas y con mayor bagaje en el mundo off-road, el Range Rover Velar completa la gama SUV de Land Rover, situándose entre los Range Rover Evoque y Sport. Si ya estos dos hermanos han demostrado la filosofía de la marca británica, aunando refinamiento en asfalto y capacidad fuera de él, el Velar lleva un paso más allá esta visión.

La elegancia hecha Velar

El Velar es un coche indudablemente elegante, se mire por donde se mire, que presenta un diseño excepcionalmente refinado, con detalles estéticos muy minimalistas y con líneas sencillas pero perfectamente esculpidas. Con una longitud de 4,80 metros y una distancia entre ejes de 2,87 metros, el Velar es y parece un coche muy largo con una gran presencia, lo cual ayuda a aumentar el refinamiento que desprende. El largo capó, el frontal casi vertical y el techo flotante definen el aspecto exterior del Velar, que bajo su apariencia de niño bueno esconde un SUV muy capaz.

En el frontal destacan los delgados faros full-LED (opcionales Matrix-láser LED), que resaltan aún más la imponente rejilla de ventilación, las marcadas tomas de aire y las discretas placas protectoras del paragolpes delantero, que ensalzan su naturaleza off-road. El lateral luce superficies limpias y sobrias, sobre las que destacan la línea bajo las lunas que recorre todo el perfil, las finas branquias negras en la parte superior y las enormes llantas que van desde las 18 hasta las 22 pulgadas. Como novedad, encontramos por primera vez en un Range Rover manillas desplegables, lo cual no hace sino enfatizar la sofisticación del Velar y su acuciante funcionalidad. En la zaga resaltan los faros LED con aspecto tridimensional, a los que acompañan las luces LED antiniebla, ubicadas junto a la cuádruple salida de escape en el protector curvado trasero.

Un interior a la altura

Igual de cuidado y minimalista es el diseño interior, que transmite tranquilidad y sosiego a la par que la seguridad necesaria para adentrarse en los más sinuosos senderos. Para lograr esto, desde Range Rover han querido combinar los más exquisitos materiales con lo último en tecnología, logrando como resultado un habitáculo propio de un SUV del futuro.

interior Range Rover Velar

El diseño interior se vertebra gracias a la barra horizontal del panel de instrumentos, que recorre todo el salpicadero e incorpora unas finísimas salidas de aire. En el medio de este encontramos la instrumentación digital. En concreto, dos pantallas táctiles de alta definición colocadas una encima de la otra, de 10 pulgadas ambas, que son parte del sistema de infoentretenimiento Touch Pro Duo. Dicho sistema incorpora gran parte de las funciones propias de un SUV, como por ejemplo los selectores del sistema Terrain Response, que permite reducir el número de botones presentes en el habitáculo a la par que se mantiene el toque minimalista antes comentado. Dentro del sistema Touch Pro Duo encontramos también el panel de instrumentos digital (ofrecido a partir del acabado SE), el cual se integra dentro de una pantalla de 12 pulgadas. Este novedoso panel permite al conductor priorizar la información que se muestra, así como elegir el aspecto en el que se presenta dicha información. Por si esto fuese poco, el conductor puede consultar el Head Up Display a color que muestra la información más relevante de la marcha sin necesidad de apartar la mirada de la carreta. Para manejar todos estos monitores, el conductor cuenta con controles táctiles en el volante, los cuales cambian en función del menú en el que se esté navegando.

pantallas táctiles Range Rover Velar

A nivel de confort, encontramos asientos que, además de ofrecer una sujeción excepcional, están tapizados en piel Windsor (a modo de extra), en el nuevo tejido textil prémium, desarrollado en conjunto con Kvadrat, o en otros materiales de alta calidad. Estos presentan a modo de estampado un diseño de corte de diamantes que se repite en todo el habitáculo, encontrándose también plasmado en los altavoces del sistema de sonido Meridian. Para envolver al conjunto en un ambiente más acogedor y lujoso, el Range Rover Velar incorpora un sistema de iluminación ambiental LED que permite escoger entre más de 10 colores. Esta opción de personalización se une a las de exterior (con 13 colores a elegir) y el interior, el cual permite escoger entre diversos materiales y colores en función del acabado del vehículo.

Range Rover Velar SVAutobiography Dynamic Edition

Otra ventaja del Velar es su gran espacio interior. Gracias a la generosa distancia entre ejes, los ocupantes gozan de un hueco más que suficiente para piernas y cabeza. Además, el Velar hace gala de su gran versatilidad con un maletero de 673 litros.

El Range Rover más innovador y tecnológico

El Velar es, como hemos dicho antes, un SUV del futuro, algo que queda reflejado en su equipamiento tecnológico de última generación. Además del ya mencionado sistema de infoentretenimiento Touch Pro Duo, el más avanzado jamás integrado en un modelo de la marca, el Velar integra multitud de sistemas de asistencia a la conducción que maximizan el confort y la seguridad del vehículo.

Range Rover Velar circulando

El Touch Pro Duo ha sido ideado para optimizar la comunicación entre el conductor y el coche. Para ello, se han implementado dos pantallas táctiles de 10 pulgadas que ofrecen gran variedad de servicios. Todo ello es posible gracias a la conectividad 4G que ofrece el sistema, la cual posibilita recibir y enviar información en tiempo real, como la ubicación o la situación del tráfico. Además, el Touch Pro Duo incorpora un punto de acceso Wi-Fi para un total de hasta 8 dispositivos. A todo esto cabe añadir otras funciones como la llamada de emergencia automática si sufrimos un accidente, la ubicación y el rastreo del coche en caso de que sea robado o la posibilidad de cerrar y abrir el coche desde el móvil vía app.

Range Rover Velar vadeando un río

Otro aspecto a destacar del Velar son los múltiples sistemas de asistencia que integra, los cuales hacen que la marcha sea más segura y cómoda. Entre estos encontramos el sistema de frenado de emergencia, aviso de cambio involuntario de carril y asistente de mantenimiento de carril, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, detector de tráfico trasero, control de crucero adaptativo y asistente de aparcamiento. Además, como el resto de modelos de la familia, el Velar está pensado para remolcar y por ello equipa sistemas como el Advanced Two Assist, una función semiautónoma que facilita las maniobras marcha atrás con remolque, el Hitch Assist, que permite anclar el vehículo al remolque usando la cámara trasera, y el Trailer Light Test, que permite encender las luces del remolque desde el exterior, facilitando la tarea de comprobación.

Motorización     

Las opciones de personalización del Velar no se limitan únicamente a aspectos estéticos, sino también a la motorización. En concreto, el Range Rover se ofrece con nueve mecánicas distintas, tanto diésel como gasolina, que se combinan con un cambio automático de ocho velocidades y tracción a las cuatro ruedas de serie.

Range Rover Velar en un camino

El motor diésel es el prestigioso Ingenium, un motor de cuatro cilindros y dos litros que cumple las normativas Euro 6. En su versión de acceso, el TD4, ya disponemos de 180 CV y 430 Nm de par. El siguiente escalón lo pone el DS4 con 240 CV y 500 Nm, y por último, el V6 diésel de 3.0 litros con 275 CV y la versión más potente de 300 CV y 700 Nm de par.

En cuanto a los gasolina, el Velar también incluye los motores Ingenium 2.0 de cuatro cilindros. Aquí abre la gama el P250 que entrega 250 CV y 365 Nm, seguido del P300 de 300 CV y 400 Nm de par. Pasando al V6 de 3.0 litros, la potencia es de 340 y 380 CV, y si queremos un Velar verdaderamente deportivo siempre podemos recurrir al SVAutobiography de 550 CV gracias a su V8 sobrealimentado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.