La quinta generación del afamado modelo japonés llega de nuevo al continente europeo; tras más de 5 años de ausencia en nuestro país, el Subaru Impreza 2018 irrumpe en el mercado con un apartado de seguridad envidiable y un nuevo diseño, el cual hereda ciertas líneas de sus hermanos de gama como el XV o el Levorg.

Para Subaru lo más importante es la seguridad, y así lo demuestra de nuevo con la implementación del sistema Eyesight -el cual emplea dos cámaras HD estereoscópicas con sensores CMOS montadas a ambos extremos del retrovisor, las cuales tienen la función de monitorizar todo lo que ocurre delante del vehículo y son las encargadas de proporcionar los datos necesarios a las diferentes ayudas en la conducción, como la alerta de precolisión, asistente de frenada de emergencia, entre otros-.

Subaru-Impreza-2018

También mejora en rigidez, ya que la nueva plataforma del Impreza 2018 es la misma que la del XV, la cual proporciona un aumento de la rigidez del 70-90%. Cuenta con hasta 7 airbags de serie; control dinámico de comportamiento del vehículo (VDC); reparto activo de par en curva (Active Torque Vectoring) y, entre otros, el sistema de tracción Symmetrical All-Wheel Drive de Subaru.

Diseño

Subaru-Impreza-2018

La nueva generación luce acorde a los tiempos modernos, con una parte frontal con faros muy afilados -con la línea de luz diurna LED que imita los cilindros del motor bóxer que monta-.

De lado vemos que las puertas tienen un diseño “Dynamic Blade“, como lo apoda la marca, junto con unas nuevas llantas de aleación que parte desde las 16 pulgadas hasta las 17 -según el acabado-. 

En la trasera vemos que es donde más cambios hay, en relación con la anterior generación. El grupo óptico trasero del modelo anterior tenía una configuración vertical; en el caso de la versión 2018, el Impreza muestra unos faros traseros horizontales, que aumentan la sensación de anchura en el nuevo modelo.

Subaru-Impreza-2018

Sus dimensiones se han modificado también: de largo el nuevo Impreza arroja 4.460 mm, 1.775 mm de ancho y 1.480 mm de alto. Esto se traduce que es 45 mm más largo que antes, 35 mm más de ancho que hace que el coche tenga mucho más espacio en el interior – 21 mm más de espacio para las rodillas-. Su altura también se ha rebajado en 10 mm frente a la variante a la que sustituye.

Su practicalidad también ha aumentado. Un punto a destacar en este aspecto que normalmente no es algo primordial, y es el ángulo de apertura de las puertas traseras, las cuales pueden abrirse casi hasta los 90 grados -lo que facilita la entrada dentro del habitáculo-. La capacidad del maletero también ha aumentado, contando ahora con un total de 385 litros disponibles.

Subaru-Impreza-2018

El interior se ha renovado y también sigue la línea marcado por el XV, donde vemos líneas más fluidas que recorren el salpicadero; tenemos inserciones en cromado junto con piano black, dando un acabado más moderno y con un salto de calidad mayor. Volante rediseñado con multifunción para operar los distintos sistemas de ayuda del Eyesight; cuadro de instrumentos con pantalla TFT en la cual se vislumbra la información primordial del coche. Unido a ello tenemos una pantalla de 8 pulgadas para el sistema de infoentretemiento, el cual utiliza el Android Auto y Apple CarPlay como sistema de navegación. Existe dos tapicerías a elegir: tela Sport y tela Executive.

Motor

Subaru-Impreza-2018

La nueva generación llega con un único tren de potencia, el cual se presenta como un motor bóxer de gasolina de 1.6 litros atmosférico de cuatro cilindros de 114 CV y 150 Nm de par. Este “corazón” que impulsa al nuevo Impreza es más ligero -12 kg- y más eficiente, arrojando unas cifras de consumo que varían según la llanta elegida entre los 6,2-6,4 l/100 km.

La potencia se transmite a las cuatro ruedas gracias al sistema Symmetrical All Wheel Drive de Subaru – el cual también podemos encontrar diferentes modelos de la marca-, el cual viene heredado directamente del mundo de la competición; unido a este tenemos la transmisión automática Lineartronic de variador continuo, de serie en toda la gama Impreza. Según la marca, esta transmisión hace posible que el sistema Eyesight funcione a la perfección, el cual ofrece una protección -de serie- completa para todos los ocupantes.

Sensaciones

Subaru-Impreza-2018

Al escuchar un nombre con tanta carga emocional como tiene “Impreza”, no puedes evitar que una sonrisa se dibuje en tu rostro, un coche con un gran nombre. Pero sabemos que a veces el peso de llevar un gran nombre puede ser pesado, y quizás las expectativas que este lanza “urbi et orbi” puedan no ser las que uno encuentre al probarlo.

Por suerte, el nuevo Impreza promete dar guerra en un mercado lleno de competencia que, si miramos los datos sobre el papel, no hay ningún coche en el mercado que pueda ofrecer el mismo grado de equipamiento y/o seguridad que la nueva generación. En este apartado, el Impreza es intachable; con el sistema Eyesight -compuesto por una infinidad de asistentes a la conducción que elevan el estándar de seguridad- de serie tenemos un vehículo muy completo tecnológicamente, con una seguridad pasiva y activa sobresaliente.

Subaru-Impreza-2018

Llegamos al terreno del diseño. Es un diseño “muy japonés”;puede gustarte o no, pero en este caso Subaru ha priorizado la seguridad de sus ocupante, frente a sacar un diseño excesivamente exuberante. El lenguaje empleado es parecido al que vimos con el XV, más que correcto, de hecho le da una personalidad fácilmente reconocible en carretera. 

Tuvimos la ocasión de probarlo en el Circuito de Brunete, donde comprobamos su dinamismo en slalons, curvas cerradas, pista con baja adherencia y frenadas bruscas, además de circular con él por tramos de carretera.

Subaru-Impreza-2018

Las prestaciones dinámicas del nuevo Impreza 2018 son más que brillantes; las suspensiones se han revisado para mejorar el confort en marcha y, además, las barras estabilizadoras se han anclado al chasis; por tanto, el nuevo modelo es más estable y ataca mejor las curvas y los apoyos que ninguna generación del turismo japonés. Los frenos, más que suficientes para el día a día y con buen aguante. Por otro lado, la dirección tiene su toque deportivo, no excesivamente directa pero proporciona un buen feedback. 

Dinámicamente es sorprendente lo que es capaz de hacer este nuevo Impreza; la seguridad con la que se ataca las curvas es poco vista en el segmento y los sistemas de ayuda te protegen en todo momento. 

Subaru-Impreza-2018

Ahora llegamos al apartado mecánico, donde vemos que los 114 CV y 150 Nm de par se quedan algo cortos si son prestaciones lo que buscas, de hecho la transmisión automática está más pensada para circular de forma convencional que para buscar los límites del motor. Sin embargo, para el día a día es más que suficiente con esta potencia y la transmisión Lineartronic cumple con creces lo que le exigirías para trayectos normales.

Precio

Subaru-Impreza-2018

El nuevo Subaru Impreza 2018 llega al mercado partiendo – con descuentos aplicados- desde los 20.400 euros con el acabado Sport, llegando hasta los 23.200 euros en el acabado tope de gama, el Executive. La nueva generación estará disponible a partir de finales del mes de abril.

Subaru Impreza 1.6 Sport: 20.400 €.

Subaru Impreza 1.6 Executive: 23.200 €.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × uno =