Asúmelo, se acabó ir en coche sin problemas al centro de las grandes ciudades. Madrid, Barcelona y pronto el resto de grandes urbes se unirán a las grandes urbes que han decidido restringir la circulación de los coches más contaminantes. ¿Y ahora qué? Si te niegas a utilizar el transporte público, puede que tu salvación sea un smart. Pero no uno cualquiera, sino el rey del “car-sharing”, el modelo a seguir en movilidad eléctrica que lo está petando en decenas de grandes ciudades del mundo, el smart fortwo ed y forfour ed.

A todos nos ha adelantado a toda velocidad por Madrid una pelotilla blanca y azul eléctrica, un smart de car2go, la estrategia de Daimler en materia de movilidad urbana de alquiler por tiempo que en un año en Madrid cuenta con 500 coches que han recorrido 8 millones de kilómetros. Así que ese éxito se traslada ahora al particular con la llegada de los nuevos smart fortwo (dos puertas) y forfour (cuatro puertas) Electric drive.

Ambos utilitarios urbanos cuentan con un motor eléctrico de 82 CV sobre el eje trasero, con un cambio automático y de tracción trasera. La mayor diferencia entre ambos es por supuesto su tamaño, ya que el fortwo de toda la vida solo mide 2.6 metros y el forfour son 3.5 metros. Aún así ambos son muy prácticos para la ciudad. Gracias a su batería de iones de litio de 96 celdas se obtiene una autonomía de 150 km para el smart fortwo ed y 155 km para el forfour ed. Esta va situada bajo el suelo del habitáculo permitiendo reducir el centro de gravedad al máximo. En un punto de carga rápida se podrá obtener un 80% de carga en solo 45 minutos, pero en 15, si nos ha pesado el pie ese día o se nos ha pasado recargarlo, se podrán recuperar 40 km de autonomía.

Hay que destacar, como es habitual en este tipo de coches, la respuesta enérgica saliendo desde parado o las recuperaciones en carretera. No habrá quien nos tosa en ciudad en agilidad y rapidez de movimientos. La suspensión se antoja un tanto rígida pero sin llegar a ser incómoda. Si te preocupa la seguridad en un coche como este, el smart fortwo está diseñado alrededor de una célula de seguridad llamada Tridion, capaz de resistir los impacto de coches tan grandes como un Clase S, y que además incorpora su batería dentro de esta célula.

Me preocupaba no estar cómodo dentro del fortwo o del forfour con mi metro ochenta y cinco de altura, pero mira tu por donde, cero problemas con las rodillas o la cabeza. Incluso en el fortwo iba más cómodo. Todo en el interior está bien rematado y además se puede personalizar acorde con el exterior en elementos como el salpicadero o el indicador de energía empleada y estado de la carga, una especie de “reloj” situado encima del velocímetro.

¿Cuánto cuesta este juguete enchufable? El smart fortwo ed tiene un precio de 23.302 euros, y el forfour 23.966 euros. Ambos llegarán junto a la versión cabrio en junio de este año. Lo que aún está por llegar es el famoso plan MOVEA, un dinero pendiente de aprobar por el gobierno para ayudar en la compra de vehículos eléctricos, que supondrá una reducción del precio en 5.000 euros para particulares y de hasta 1.000 euros para el wallbox (aparato de carga rápida) y su instalación en casa. Pero como oferta de lanzmiento hasta el 30 de abril, smart te regala el wallbox y su instalación, que tienen un coste de 1.600 euros.

smart fortwo ed

Además, si tienes la luz contratada con Endesa, recientemente se ha producido un acuerdo entre la compañía eléctrica y smart por la que, la recarga del coche entre la 1:00 am y las 6:00 am será gratis, hasta un máximo de 1.200 kW al año, lo que se traduce en aproximadamente 10.000 km. Ahora solo falta esperar a que las administraciones públicas sean conscientes de que la movilidad eléctrica ha llegado para quedarse y las ayudas se equiparen con las que han recibido los coches convencionales hasta ahora. Mientras tanto, el smart fortwo ed y forfour ed seguirán siendo el mejor aliado de quien busque un segundo coche para moverse por la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.