Prueba Skoda Octavia RS 2017: Incluso Mozart mejoraba sus partituras - Revista Car

ACTUALIDAD MOTOR PRUEBAS

Prueba Skoda Octavia RS 2017: Incluso Mozart mejoraba sus partituras

David Navarro 12 de abril, 2017 | Tiempo de lectura 6 min

En la cuna de la música clásica, Viena, hemos ido a parar para probar la versión deportiva de la berlina de tamaño medio más vendida de su segmento. Una berlina que este mismo año se ha renovado y claro está, la mejor parte de una sinfonía siempre se puede mejorar, así que era hora de ponernos al volante del nuevo Skoda Octavia RS 2017.

Puede que Mozart no supiera nada de diferenciales autoblocantes, sistemas de infoentretenimiento o del par motor, pero si sabía que una obra debía ser siempre mejor que la anterior, o al menos, ese era el objetivo. Pues en la sinfonía RS, así ocurre. El nuevo Skoda Octavia llega con lenguaje de diseño actualizado, tecnología nueva, interior más perfilado y más eficiencia. Todo eso llega al Octavia RS.

Skoda Octavia RS 2017
Octavia RS con las nuevas llantas de 19″

Para empezar su aspecto es el que debe ser, evocador de la deportividad que el coche deberá transmitirnos. Por los ojos lo consigue, por la conducción ahora lo veremos. Paragolpes frontal nuevo, con sus tomas de aire bien grande, los nuevos faros partidos en dos, por un lado antinieblas y por otro el resto de luces, todas ellas en Full LED. En su zaga, un nuevo alerón y las dos salidas de escape a cada lado en forma trapezoidal. También han sacado unas nuevas llantas de 19”, porque no solo hay que saber mover la batuta, sino hacerlo con estilo.

Dentro del RS la nueva atmósfera de Skoda te envuelve entre plásticos de mejor calidad y unos fantásticos asientos baquet en Alcantara. La tecnología a estrenar corre a cargo de la pantalla táctil del sistema de información y entretenimiento. Espacio, el que quieras, tanto delante como detrás. Y en el maletero si quieres podrías meter los instrumentos de toda la filarmónica de Viena : 590 litros de capacidad para la berlina y 610 para el Combi, que crecen con la segunda fila de asientos abatida hasta los 1580 y 1740 litros respectivamente. Creo que no hace falta recordar las soluciones “Simply Clever” que trae el Octavia.

Pero pasemos a dar protagonismo al gran instrumento de viento metal del Skoda Octavia RS, su motor y conjunto de elementos que le hacen ser un soplo de vitalidad. Los checos han querido dar a elegir entre gasolina y diésel,  ambos de 2.0 litros, con 230 CV en el TSI y 184 CV en el TDI. Como aliciente para el motor diésel, es el que podrá disponer de la tracción total sumada al cambio DSG de 6 velocidades, el gasolina solo se podrá elegir con tracción delantera y ambas cajas de cambio (manual o DSG 6). Hay una versión de 245 CV, pero ni la hemos probado ni llegará hasta verano, así que paciencia.

Después de una ruta en carretera uno comprueba como el Skoda Octavia RS puede ser uno más en ciudad, y uno de los más talentosos en carreteras de curvas. Una vez más los modos de conducción nos permiten a golpe de botón subir el tempo del instrumento que llevamos delante para que amenice la sinfonía y el trayecto de camino a casa. Por mis manos ha pasado el RS con el cambio DSG 6, un cambio que responde igual de bien tanto al repentino golpe de acelerador como al toque de dedo con las levas tras el volante.

Pero aquí no acaba la cosa. En un alarde de puesta a punto, Skoda nos ha permitido probar en circuito ciertas capacidades del RS para ver cómo ha mejorado su obra. Ha añadido un nuevo instrumento, el Launch Control, que, al igual que el triángulo en una orquesta, uno nunca le presta atención hasta que le apetece usarlo. Solo está disponible en las versiones con cambio DSG y su puesta en marcha es tan sencilla como eficaz: modo Sport, cambio en modo Sport, ESC en modo Sport, frenamos con pie izquierdo, aceleramos con pie derecho y en cuanto salta el aviso de que el Launch Control se ha activado ya podemos soltar el pie del freno para ser los primeros en salir del semáforo, perdón, del pit lane. El 2.0 TSI logra hacer el 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, aunque se toma un segundo luchando por traccionar, lo cual no sucede como es de esperar en la versión 2.0 TDI 4×4.

La parte divertida ha corrido a cargo de las pruebas en mojado, un salalom sobre pista deslizante mojada y media “rotonda” de iguales condiciones para intentar descolocar la trasera y volver a recuperar el control. Más allá de intenta emular a Ken Block, se trataba de comprobar los diferentes niveles de los controles de estabilidad del coche. Con todo activado apenas había problema por dominar los 4,68 metros del Skoda Octavia RS, con el ESC en modo Sport el intrusismo del sistema disminuía considerablemente pero en última instancia evitaba acabar mirando a Bratislava. Con todo desactivado no había mucho que hacer salvo esbozar una sonrisa.

Pero sin duda ha sido en el pequeño y revirado circuito donde han salido a relucir todas las bondades del Octavia RS. Tan solo era un kilómetro de pista, pero con diferentes tipos de curvas y aumentando el ritmo en cada vuelta conocías mejor las aptitudes de la mejor sinfonía de Skoda. En especial su dirección, que solo cuenta con dos vueltas y media de giro, lo que se traduce en más maniobras en el parquing y más deportividad y precisión a ritmo endiablado. Además los frenos de 17” eran tremendamente efectivos para detener el coche antes de apuntar con el morro hacia el vértice de la curva. Una altura 15 mm menor que el Octavia normal permitía incrementar su estabilidad y su precisión en el paso por curva. Y es que vuelta tras vuelta y curva tras curva posicionabas la dirección con la misma agilidad y rapidez con la que un violinista mueve su arco.  Te sentías a gusto yendo rápido y cada vez exigías más y más a sus cuatro cilindros para que te dieran esos 230 CV lo antes posible. Eso sí, las prisas no son buenas y es que su condición de coche de tracción delantera implica que dar gas a tabla al salir de la curva implique perder valiosas décimas de segundo intentando encontrar tracción. Para eso mejor el 2.0 TDI 4×4.

El coche transmite cuando vas fuerte y su dirección es de esas que te pide curvas y más curvas. Su diferencial autoblocante electrónico te permite ser preciso en el paso por curva siempre que tu pie derecho lo sea con el nivel de gas que apliques. Y no olvidemos que todo esto, en una carrocería de cinco puertas que goza del mejor espacio y tecnología de su segmento. Y dado que Skoda sigue siendo una marca generalista el Octavia RS no se pone en precios de alemanes con más cilindros de los que tu bolsillo se puede permitir. Por 32.460 euros tienes el Skoda Octavia RS con cambio manual y el diésel de tracción 4×4 y cambio DSG 6 por 35.340 euros.

¡Valora este artículo!
[Votos: 0 Media: 0]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

    Te recomendamos

    • Skoda Octavia 2017: un «facelift» que trae algo más que un lavado de cara

      Uno de los coches más importantes de la marca- el Skoda Octavia- se renueva con un nuevo lavado de cara (y nunca mejor...

    • Skoda Octavia RS 2017: subiendo el listón con más potencia

      Hace unos meses Skoda renovaba su berlina más exitosa, lanzando así el nuevo Skoda Octavia 2017. Por lo tanto solo hemos...

    • Prueba Skoda Karoq 2017 1.5 TSI DSG, el más preparado del segmento

      Dentro del Grupo Volkswagen, Skoda siempre ha gozado de las ventajas de formar parte de él, su tecnología, su fiabilidad...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X
    AVISO DE COOKIES

    Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

    COOKIES PROPIAS

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    Revistacar.es + info

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    COOKIES DE TERCEROS

    Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

    Analíticas

    Google.com + info

    A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

    Publicitarias/Publicidad programática

    AdServer + info

    Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

    Webads.es + info

    La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

    Guardar Configuración