La marca Cupra ya está instaurada en el panorama nacional con la llegada del Cupra Ateca, el primer modelo de la nueva marca independiente de Seat. Sin embargo, aunque alguno no lo crea, antes de este modelo ya la marca española nos brindó un modelo que sería el paso intermedio hacia el nuevo futuro deportivo de Cupra. De esta manera nació el protagonista de nuestra prueba, el Seat León Cupra R, un hatchback deportivo limitado a 799 unidades a nivel mundial.

Las sensaciones que este puede proporcionar no se asemejan a nada, no existe nada más rápido en su segmento, a día de hoy. Por tanto, te invito a sentarte, relajarte y descubrir al mejor hachback deportivo que he tenido el placer de probar.

Diseño

De primer vistazo vemos que los colores de la nueva firma Cupra ya están presentes en su carrocería -muy similar al nuevo Cupra Ateca, pero con un color oscuro mate-. El frontal  del León Cupra R gana un paragolpes rediseñado con tomas de aire de mayor diámetro, junto con inserciones en un acabado cobre -así como en el logo de Seat-.  Los faros son con tecnología led de serie; nervios marcados en el capó que dan la apariencia de “estar enfadado”, mirada agresiva.

De lateral vemos que hay nuevas taloneras en un acabado oscuro con inserciones de carbono -al igual que en el splitter delantero-, lo que le dan un toque aún más Racing. Las carcasas de los retrovisores reciben también el acabado cobrizo, así. Como las llantas de 19 pulgadas que monta.

En la trasera su agresividad se hace presente. En la parte superior tenemos un spoiler con inserciones de fibra de carbono, al igual que un difusor acabado en ese mismo material. La salida de escape doble es similar a la que vemos en los Cupra convencionales. En los pilotos traseros, también equipa tecnología LED.

Interior

Si por fuera tenemos inserciones de fibra de carbono, dentro vemos que la Alcántara reina por doquier. Tenemos ciertos acentos del mismo color cobre del exterior -alrededor de la ventilación, en los pespuntes del volante y en el logo de Seat-. El volante forrado en Alcantara proporciona un agarre extra, así como un extra de deportividad al imitar uno de competición. El cuadro de instrumentos presenta unos relojes deportivos en blanco, junto con una configuración parecida a la que vemos en un León convencional, pero con un aspecto más sofisticado.

Dependiendo la transmisión que elijas tienes una potencia u otra; si equipas el cambio manual tienes los 310 CV procedentes del motor TSI de 2.0 litros. Por otro lado, si quieres la transmisión automática DSG de 7 velocidades, tendrás “solo 300 CV”.

Para sujetarte bien en el sitio, el Seat León Cupra R monta unos asientos deportivos con un acabado en cuero/Alcantara. El sistema de infoentretenimiento monta una pantalla de 8 pulgadas táctil, la misa que en otros modelos actuales de la firma española.

Sensaciones

¿Alguna vez has sentido una conexión inmediata con alguien? Esa química que sube como la espuma cuando encuentras a una persona, con la que te sientes en cierta medida identificado. El Seat León Cupra R es el equivalente al amor de tu vida en términos automovilísticos, una comunión con la deportividad. Créeme cuando te digo que no he probado nada igual; es un cohete tierra-tierra, estoy seguro que si le pegáramos unas alas, crearíamos el primer coche volador competente de la historia.

Comenzamos por su motor TSI de 310 CV y 380 Nm de par; es increíblemente reactivo, potente y lineal. Le encanta “jugar” cercano al corte, donde vemos un empuje descomunal, que parece que llevamos más de la “cuadra” que anteriormente te he comentado.  A su vez, asociada nuestra unidad tiene una transmisión manual de 6 velocidades, con recorridos cortos y directos. Esta es el aliado perfecto si lo que quieres es sentir como el coche y tu sois uno.

Ahora vamos a hablar realmente de aquello que hace que lo catalogue como el mejor hatchback deportivo del mercado, su agarre. Es muy difícil hacer “chillar” a los neumáticos, no es necesario sobreconducir en curvas reviradas, ya que el Cupra R las redondea de una forma casi de otro planeta. El chasis es de los más balanceados del mercado; todo se siente en su sitio, listo para atacar cualquier circunstancia.

Dinamismo sin precedentes

Balanceo nulo de carrocería, suspensión muy deportiva que hace que sintamos casi que vamos en un coche de competición. A pesar de ser un coche de tracción delantera, apenas hemos sufrido algún subviraje durante nuestra prueba, gracias en parte a la magnifica gestión de la potencia del diferencial autoblocante delantero -uno de los culpables de su eficacia en curva-.

Aunque su potencia y agilidad le permitan ir muy rápido, no es un coche muy difícil de doblegar; tiende a ir sobre raíles y con una precisión inusitada. Para algunos puede ser esto un problema, ya que es muy fácil de llevar al límite, por lo que no es demasiado exigente en tramos deportivos.

En definitiva, con el León Cupra R podrás gozar de unas sensaciones de conducción cercanas a las que destilan modelos por encima de los 100.000 euros. Su tacto es tan preciso, que hace que nos creamos mejores conductores de lo que en realidad podemos ser. Sus 310 CV se antojan más que suficientes para todo lo que quieras, no echamos de menos más potencia, esta cifra es más que correcta -quizás con más potencia, sería hasta peligroso-.

No solo es potente, sino que también es un coche muy polivalente, como todo buen León, ofreciendo un gran espacio para hasta cinco ocupantes, y disfrutando de toda la tecnología del grupo VAG. Además, no es tan “tragón” como cabría esperar, con unos consumos moderados por encima de los 8 l/100 km en conducción “eco”.

Si quieres hacerte con una unidad del León Cupra R tengo una mala noticia, ya que al tratarse de una variante especial limitada a 799 ejemplares ya está todo vendido –solo llegaron 40 unidades a nuestro país-. Su precio es similar a sus competidores, 44.585 euros. Vale cada euro.

Fotos por: Sergio Márquez García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.