Ayer estuvimos en la isla de Cerdeña (Italia) probando el Renault Kadjar 2019. Se trata de la nueva versión del C SUV de Renault que, presentado en el año 2015, se fabricá para la mayoría del mundo -excepto para China- en la fábrica de Palencia. Con un diseño renovado, un equipamiento tecnológico optimizado y nuevos motores, el Renault Kadjar cumple todos los requisitos para entrar en uno de los segmentos que más crecen en la actualidad.

nuevo Renault Kadjar junto al mar

Un diseño dinámico y elegante

El Renault Kadjar 2019 llegará al mercado a principios de año, tendrá un precio base de 21.568 € y estará disponible en cinco acabados -Life, Business, Intens, Zen y el nuevo Black Edition-. Cada uno con sus especificaciones en cuanto a equipamiento y detalles, todos sufren una modernización que queda reflejada en el diseño, cualidad que, según la marca, se presenta como principal motivo de compra del modelo.

Renault Kadjar en carretera

Empezando por el frontal, nos encontramos con un capó que ha sido rediseñado, que presenta una calandra más ancha con inserciones en cromo y un nuevo paragolpes en el que la superficie pintada aumenta con respecto a la versión anterior. También en la parte delantera destacan los nuevos grupos ópticos en forma de C, los cuales integran en una misma óptica las luces diurnas y los intermitentes. Estos últimos son LED e incorporan la tecnología Pure Vision, la cual, presente también en los intermitentes traseros, en las luces de marcha atrás y en los faros antiniebla delanteros y traseros, produce un consumo de energía seis veces menor. En lo que respecta a la zaga, la gama superior incorpora un nuevo paragolpes con más detalles cromados.

frontal Renault Kadjar

El nuevo Renault Kadjar llega también con cuatro nuevas llantas, una de ellas exclusiva para el acabado Black Edition. Estas, presentadas con medidas de 17 y 19 pulgadas, esconden tras de sí frenos de disco que, en el caso del tren delantero, tienen la peculiaridad de ser ventilados. En lo que respecta a los colores de la carrocería, se presentan para el Kadjar tres tonos exclusivos: el Verde Oural, el Azul Iron y el Gris Highland. La versión Black Edition, por su parte, se ofrece en color rojo y con detalles como las llantas o las carcasas de los retrovisores en negro.

Tecnología y modernidad

El interior luce un aspecto más moderno y muestra una calidad percibida notablemente superior. Empezando por la habitabilidad, el nuevo Renault Kadjar tiene un maletero de 527 litros que incorpora dos empuñaduras Easy Break en sus laterales. Estas, permiten abatir de forma rápida y sencilla los asientos traseros, doblando así la capacidad de carga del vehículo.

maletero Renault Kadjar

El habitáculo también se ha mejorado, e incorpora ahora una nueva pantalla táctil de 7” con tecnología capacitiva y asociada al sistema multimedia R-Link 2, el cual cuenta con conectividad Apple Car Play y Android Auto. Situado bajo esta, encontramos también un nuevo panel de mando de la climatización, el cual sustituye todos los interruptores presentes en la generación anterior por tres grandes botones rotativos, que permiten un uso más intuitivo y sencillo.

pantalla del Renault Kadjar

El interior del nuevo Kadjar incluye nuevas tapicerías con pespuntes, así como colores inéditos y una opción en Alcántara para el acabado Black Edition. Esta mejora de materiales viene acompañada por nuevos detalles en cromo satinado, los cuales están presentes en los aireadores, las empuñaduras de las puertas, la consola central y el volante multifunción.

Los asientos, tanto traseros como delanteros, gozan de un espacio más que sobrado. Además, los de la primera fila, ha sido remodelados, y ahora incorporan espuma de doble densidad y soportes laterales más rígidos, que hacen que mejore su sujeción y comodidad.

Mecánicas más eficientes

Renault ha presentado para su Kadjar una amplia gama de motores, entre los que encontramos dos diésel y dos gasolina. Empezando por los diésel, tenemos el Blue dCi 115 CV, 260 Nm y 1.461 cc que sustituya al dCi 110 anterior, y el Blue dCi 150 CV, 340 Nm y 1.749 cc que releva al dCi 130 de la versión de 2015. Los motores gasolina, el 1.3 TCE de 140 CV y 240 Nm y el 160 CV y 270 Nm, se han heredado del Scénic, del Mégane y del Captur, y han sido desarrollados de manera conjunta por la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y por Daimler.

nuevo Renault Kadjar circulando por carretera

Las cuatro mecánicas son cuatro cilindros, incorporan turbo, y pueden montar tanto transmisión manual de seis velocidades, como automática EDC de doble embrague y siete velocidades. A falta de conocer los datos del Blue dCi 150, el motor con el que el Kadjar alcanza los 100 km/h desde parado antes es el TCE 160, en solo 9,3 segundos (con la transmisión EDC), el mismo con el que logra la máxima velocidad punta, 210 km/h.

Renault Kadjar pasado por un charco

Tanto los motores dCi como los TCE están dotados de los últimos sistemas de reducción de emisiones. Así, las mecánicas diésel incorporan un sistema de reducción catalítica selectiva (SCR) que permite reducir la cantidad de NOx que se emite a la atmósfera. Por su lado, los TCE incorporan un filtro de partículas (FAP) que permite capturar gran cantidad de partículas contaminantes.

Sensaciones del nuevo Renault Kadjar  

El Kadjar 2019, como buen SUV del segmento C, es un coche al que fundamentalmente se le pide una cosa, que sea versátil. Cuando alguien se compra un coche de este tipo busca que sea cómodo, que valga para el día a día, que se práctico, seguro y que, a poder ser, pueda meterse de manera ocasionar por campo. Lo cierto es que el Kadjar cumple con todos y cada uno de estos requisitos.

el nuevo Renault Kadjar en el campo

Es un coche fácil de conducir, que se muestra ágil en carretera y que permite una conducción cómoda, sin vibraciones, ruidos molestos ni tirones innecesarios. Por carretera hemos podido probar los motores TCE 140 y 160, con transmisión manual y automática respectivamente. Como es natural, se nota que el 160 tiene 20 CV más, pues proporciona una respuesta más rápida. De todas formas, el 140 tampoco que se queda muy detrás, y tiene la fuerza suficiente para permitirnos circular cómodos y sin riesgo. El cambio automático EDC ha mejorado bastante con respecto al de la versión anterior, aunque, al no llevar levas, nos obliga a pisarle más de la cuenta en alguna ocasión. El cambio manual por su parte tiene un buen tacto, un recorrido no demasiado largo y un embrague que no peca de excesiva suavidad. La dirección, eléctrica, es directa y no flota en absoluto, con lo cual nos permite dirigir el coche sin ningún tipo de problema. Esto, combinado con la excelente suspensión, capaz de absorber todo tipo de baches o desperfectos de la calzada, hace que el Kadjar sea un coche cómodo con el que no importa hacerse viajes largos.

el Renault Kadjar en el circuito 4x4

Otra cualidad notoria del nuevo SUV de Renault es su altura respecto al suelo, que es de nada menos que 20 centímetros. Esta cualidad, unida al sistema de tracción integral 4WD -opcional solo para el motor dCi 150- hace que el Kadjar se mueva por campo sin ningún tipo de problema. Pudimos probar este sistema en un recorrido 4×4 en el que logró sobreponerse a barrizales, pendientes muy pronunciadas, caminos con troncos, charcos con hasta 40 cm de profundidad y otros obstáculos sin dificultad alguna. Este sistema 4X4 incorpora tres modos que, seleccionables mediante una rueda situada en la consola, nos permite adaptar la respuesta del vehículo. El primero de ellos, el modo 2WD, utiliza el tren delantero como motriz, lo que nos permite ahorrar combustible. En el modo Auto, es la electrónica la que decide cuanto par debe transmitirse a que rueda, por lo que el conductor puede despreocuparse. Por último, el modo Lock -disponible hasta los 40 km/h-, bloquea el diferencial central, de tal manera que se mantiene en todo momento una proporción 50:50

Renault Kadjar en el recorrido 4x4

Pese a que este sistema está reservado a un motor concreto, desde Renault dan la opción de equipar el resto de motores con el sistema Extended Grip. Este mecanismo anti-patinaje, que se ofrece como extra por un precio aproximado de 128 €, equipa de serie neumáticos barro-nieve y permite adaptar la cantidad de par que se destina a cada rueda delantera en función del terreno. También dispone de tres modos: Carretera, Terreno blando y Experto.

Renault Kadjar circulando por carretera

En conclusión, el Kadjar es un modelo con el que Renault sigue apostando por la gama SUV y que cumple con creces lo que se espera de un coche de este tipo. Es fácil y cómodo de conducir, incorpora la última tecnología de conectividad y de asistencia al conductor, monta motores eficientes que nos permiten disfrutar tanto en ciudad como en carretera, es muy apto para el campo y, además, incorpora un nuevo diseño más moderno y elegante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + 18 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.