Prueba Porsche Taycan Turbo, nada vuelve a ser lo mismo

CAR TV CARRUSEL

Prueba Porsche Taycan Turbo, nada vuelve a ser lo mismo

David Navarro 16 de agosto, 2020 | Tiempo de lectura 9-10 min

El primer beso, el primer salto en bici, el primer trozo de sushi, el primer coche eléctrico, el primer Porsche eléctrico (de producción), nada vuelve a ser igual después de esos momentos, después de probar el Porsche Taycan Turbo, tampoco.

A primera vista, es un Porsche por diseño y calidad. Parece más un 911 de cuatro puertas que un Panamera más estilizado, con un morro plano y siempre ancho, tanto por delante como por detrás, con una silueta propia de un sedán deportivo, aderezado con esas llantas enormes.

A bordo más de lo mismo. El Taycan es el rey de las pantallas en Porsche, con tres de serie, más una extra opcional para el acompañante que nuestra unidad no llevaba. La del cockpit es generosa, curva y de visión clara, aunque el volante tapa los tres botones táctiles del lateral derecho para la suspensión y dos funciones más directas.

Porsche Taycan Turbo parte trasera

La central de 11 pulgadas presenta una nueva interfaz, más clara, con gráficos más modernos distinto a todo lo que Porsche ofrece en el resto de su gama. Nada que objetar de ella, rápida de respuesta, buena visión y muy intuitivo.

La que está en la consola central es más secundaria, con acceso rápido al climatizador y alguna función más, pero nos ayuda a controlar la carga y el tiempo cuando lo tenemos enchufado, y sirve de ratón para controlar la pantalla superior o escribir una dirección en el navegador.

Las plazas traseras son bastante buenas, mejor para las rodillas en espacio que la cabeza, aunque con el espectacular techo panorámico de cristal sigue habiendo sitio para alguien alto. Porsche ha diseñado la batería del Taycan, de 93.4 kWh en este caso, para dejar un hueco debajo de los asientos delanteros y así poder meter los pies e ir más cómodos. Bien por quien se le ocurriera.

Porsche Taycan Turbo maletero delantero

Es hora de arrancar, o encender

Como siempre, en el lado izquierdo junto al volante un interruptor giratorio nos pone en marcha el Porsche Taycan Turbo y los 680 CV están listos para ser desplegados. Accionamos el selector junto a la pantalla central y listos para partir.

El Taycan tiene dos marchas a pesar de ser un coche eléctrico, una para que sea toda una exhalación en salidas desde parado, y otra para poder circular a gran velocidad con más suavidad. Lo cierto es que nuestro Porsche Taycan Turbo firma el 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y llega hasta los 260 km/h.

Porsche Taycan Turbo en carretera

Esos tres segundos y pico se siente brutales, y vuelas literalmente pegado al asiento, esta acción siempre se repite en cuanto pisas el acelerador con menos suavidad con la que acariciarías a tu hijo recién nacido, es contundente. Son 680 CV y 850 Nm provenientes de dos motores, uno por eje, lo que también se traduce en tracción total.

Total y continua, porque no importa el apoyo, la curva o el asfalto, la precisión de la motricidad del Taycan Turbo es siempre bestial, es lo más alucinante que he probado en mucho tiempo, corre siempre, corre mucho, y no sientes que vas descontrolado, hasta que miras el velocímetro y te asustas.

Porsche Taycan Turbo tres cuartos delantera

Porque con el Porsche Taycan Turbo necesitas mirar constantemente la velocidad del tacómetro central, o de lo contrario llegarás a la curva demasiado rápido para detener sus 2.4 toneladas. ¿Un momento? ¿De verdad estoy disfrutando de ir rápido con este peso? Trucos de ingeniería por doquier así lo consiguen.

Uno de ellos la suspensión neumática. Olvídate de las complejas siglas de Porsche por un momento para sus sistemas de suspensión activa o control del chasis o otros términos en alemán demasiado largos para un buen posicionamiento SEO de esta prueba, todo el Taycan en sí es un truco de ingeniería para ir rápidos en silencio, así de asombroso es.

Y ojo porque no tenemos por qué ir en silencio, si queremos mejorar la percepción de velocidad está el denominado Porsche Electric Sport Sound, un sonido como de nave espacial que cambia con la velocidad y la fuerza con la que frenamos o aceleramos. Curioso cuanto menos, útil en conducción deportiva, prescindible para el día a día.

Volvamos al volante en silencio

Si algo tiene claro el Porsche Taycan Turbo es que es un Porsche para todo, especialmente para el día a día. Es cómodo, es refinado, es tecnológico, pues no faltan multitud de asistentes de conducción o conexión a Internet para tener servicios conectados; y cuando toca ser deportivo, lo es.

La dirección te conecta bien con su tren delantero, pero no olvides que el trasero se mueve, esto es muy eficaz para meter en curva sus casi cinco metros de largo, y para esquivar columnas aparcando en el centro comercial.

Los frenos de nuestro Taycan Turbo son los de acero con recubrimiento especial de carburo de tungsteno, que reducen el polvo provocado y mejoran la frenada. Van bien y el tamaño es el necesario, pero siempre tendremos que ser duros con ellos si queremos pararlo a tiempo, sin confiarnos en la frenada regenerativa.

Esta tiene tres modos, uno neutro donde apenas interviene, el mejor cuando deseamos disfrutar de ir rápido, otro normal, más agresivo y óptimo para el uso en ciudad, y uno «automático» que regula la frenada según lo que el coche analiza. Este último funciona bastante bien la mayor parte del tiempo, pero es mejor quitarlo cuando nos vamos de curvas.

Porsche Taycan Turbo frontal dinamica

Después de divertirse, hay que enchufarlo

Porsche estipula la autonomía homologada del Taycan Turbo en 450 km. Después de un uso normal, despreocupado por cuanto pisábamos el acelerador o a cuanto íbamos pero sin ir a correr, el Taycan marcaba más de 350 km de autonomía una vez recargado de nuevo.

Lo cierto es que Porsche señala que como todo eléctrico, no debemos asustarnos por su autonomía, sino cambiar el chip, y enchufarlo en cada destino. Esto es fácil en una ciudad como Madrid, con muchos cargadores públicos, de destino en sitios de ocio o incluso en nuestra oficina.

El cliente del Porsche Taycan Turbo que gasta 156.750 euros obviamente tendrá más fácil poner un enchufe en su casa. Con uno de 11 kWh necesitaremos 7,5 horas para su carga. Porsche ha creado a su vez los cargadores ultrarrápidos de corriente continua, con los que pasar del 20% al 80% de la carga en 20 minutos.

Porsche Taycan Turbo, veredicto

¿Es un buen Porsche? Sin duda, cumple todos los requisitos, salvo el de sonar como un 6 cilindros bóxer, para ser considerado un Porsche digno de estar en tu garaje junto al 911 GT3 RS de fin de semana. Sabemos que llegarás más lejos y antes en un viaje con tu bestia de circuito, pero con el Taycan podrás ser igual de rápido en una carretera de curvas, más eficiente en tu día a día y limpio con el planeta.

Porsche Taycan Turbo morro

Ahora bien ¿es un buen eléctrico? Es un coche eléctrico premium del más alto nivel, sofisticado, tecnológico, pero es el primero de la marca (de producción) y con el tiempo mejorará. No necesita ser el más ahorrador de batería, ni el que más grande la tenga, la batería, puesto que Porsche ha buscado ofrecer lo mejor de si misma en este campo. Y sin duda, lo ha logrado.

¡Valora este artículo!
[Votos: 4 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

    Te recomendamos

    • Llega el Porsche Taycan de tracción trasera y 85.000 euros

      Porsche prometió un Taycan de menos de 100.000 euros y aquí lo tenemos. La gama del primer eléctrico de producción de la...

    • Porsche Taycan Cross Turismo
    • Porsche Taycan Cross Turismo: probamos el Taycan más campero

      Lanzado inicialmente como un coupé de cuatro puertas inspirado en el Mission E, en versión Turbo o Turbo S, el Taycan ha...

    • Prueba Porsche Cayenne GTS 2020, desafía tu instinto

      Cuando vas al supermercado y entras en la sección de cervezas ¿habiendo pack de 8 coges el de 6? Y habiendo botella de...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X
    AVISO DE COOKIES

    Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

    COOKIES PROPIAS

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    Revistacar.es + info

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    COOKIES DE TERCEROS

    Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

    Analíticas

    Google.com + info

    A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

    Publicitarias/Publicidad programática

    AdServer + info

    Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

    Webads.es + info

    La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

    Guardar Configuración