- Publicidad -

La berlina premium de la marca es uno de los mejores exponentes dentro de su mercado, con un diseño con una mezcla perfecta entre la estética shooting brake de los grandes sedanes y la incorporación del lenguaje de diseño del 911. Detalles como los grupos ópticos traseros te hacen descubrir realmente hasta donde llega la pasión por los automóviles de la marca germana. Pasión que llega a otro mundo con el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo.

Esta nueva variante shooting brake presenta las mismas dimensiones que en su variante sedán pero con ciertos cambios que saltan a la vista; entre ellos vemos la parte trasera que cambia completamente la estética del coche, logrando trazar unas líneas delicadas y elegantes pero a la vez deportivas.

Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo

 

Como novedad en la variante Sport Turismo vemos que incorpora un nuevo spoiler de techo de serie, único en su clase. Se puede ajustar en hasta tres posiciones distintas, según en la situación en la que nos encontremos y en el modo en el que circulemos. Genera una carga total de 50 kg en el eje trasero de carga aerodinámica extra, lo que aumenta sus prestaciones a velocidades altas. Al ser un elementos que pertenece al Porsche Active Aerodynamics, el alerón se retrae hasta los 170 km/h y se adapta con un ángulo menor a siete grados a la línea del techo. Por encima de esa velocidad, el spoiler se desplaza de manera automática hasta la posición “Performance”, la cual tiene un ángulo de incidencia de +1 grado, aumentando sus prestaciones.

El techo es más alto que en la berlina deportiva, lo que facilita la entrada al interior. Su maletero se ha ampliado también, aumentando en 50 litros la carga total (425 litros). A su vez, hay que destacar que el Panamera Turbo S E-Hybrid viene de serie con un tercer asientos en la segunda fila de asientos, con una configuración de 4+1. Como opción, se puede equipar con asientos eléctricos individuales en las plazas traseras.

Tecnológico y potente

Y es que no solo es novedad la carrocería, sino también la mecánica que lo propulsa. A los nuevos motores del Panamera de segunda generación- los cuales incluye un motor V6 de 440 CV como base hasta el V8 biturbo de 550 CV– se suma variantes híbridas que se convierten en no solo vehículos potentes, sino altamente eficientes también.

El Panamera 4 E-Hybrid Sport Turismo incorpora el motor V6 biturbo de la variante “estándar” junto con otro eléctrico. Sin embargo, Porsche ha ido más allá y ha desarrollado una variante con el V8 de 550 CV más un motor eléctrico de 136 CV. ¿El resultado? 680 CV a las órdenes de tu pie derecho, con un par de 850 Nm, fuerza que se transmite a todas las ruedas a través de la transmisión PDK 6+2. Esta reconfiguración del PDK hace que el Panamera Turbo S E-Hybrid logre su velocidad máxima en 6º, dejando las 7º y 8º solo para mejorar los consumos y proporcionar una marcha más serena.

Las baterías que alimentan a la variante híbrida tienen una capacidad energética máxima de 14,1 kWh, la cual se monta justo en la parte trasera del coche. Puede cargarla al completo en 6 horas en una toma de 230 voltios. Si utilizas el de 7,2 kW opcional, en 2,4 horas estarás listo.

Sensaciones

Es tan extraño ir a una velocidad de crucero de 120 km/h en modo 100% eléctrico… Y no, no es el el típico vehículo híbrido en el que sientas que va a entrar el modo eléctrico si le “metes zapatilla”. El Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo presenta un modo eléctrico E-Power. Con este modo activado podemos recorrer un máximo de 49 kilómetros, con una limitación de velocidad en este modo de 140 km/h.

La insonorización de la cabina es completa; es verdad que en modo 100% eléctrico poco puedes escuchar, pero si es verdad que no se nota ninguna vibración ni sonido del viento excesivo, así como el típico sonido de paso de rueda. Punto a favor para Porsche. En un primer momento piensas que los 136 CV eléctricos no serán capaces de empujar las dos toneladas que pesa esta variante, pero, sorprendentemente, es hasta potente dentro de los límites que nos ponen los números.

Sin embargo, si queremos ya meternos en un terreno de añadir prestaciones y mantener la eficiencia, tenemos el modo Hybrid Auto. En esta configuración hacemos uso de ambos motores, el de combustión y el eléctrico). Y es que arroja unos consumos ridículos, 3 litros/100 km… un bicho de 2 toneladas y 680 CV de fuerza bruta- casi nada-.

Dentro de este modo tenemos otros submodos que podemos seleccionar. El primero de ellos es el “E-Hold“, con el cual podemos mantener la carga actual de batería mientras circulamos, reservando el modo eléctrico para cuando la ocasión lo requiera. Tenemos otro para aumentar el proceso de recarga de la batería; hablamos de un modo en el que el motor V8 de gasolina carga la batería generando más potencia de la que se necesita para la propia conducción en sí.

Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo

Para acabar tenemos los modos Sport y Sport Plus, en los que la mecánica saca lo mejor de sí misma para proporcionar la mejor experiencia dinámica disponible, con mayor o menos intrusión de los sistemas de ayuda. A su vez, también en estos modos la batería se recarga lo más rápido posible para ofrecer el máximo nivel de rendimiento.

Es increíblemente cómodo, es un “traga-kilómetros” que se mueve con una soltura envidiable y da la sensación de navegar en una perfecta burbuja de seguridad. En el centro de la consola tenemos la pantalla táctil de 12,3 pulgadas que funciona como elemento central del Sistema PMC del Panamera Turbo S E-Hybrid, en el cual podemos ver distintos datos específicos del sistema híbrido, con una configuración del interfaz muy intuitiva.

Durante nuestra ruta por carretera circulamos en el modo “Hybrid” y, en comparación con el Panamera Turbo con el motor V8 biturbo sin ayuda eléctrica, los Nm extras del eléctrico se notan sobre todo casi desde el ralentí, logrando un empuje brillante desde 1.600 vueltas. Trazando curvas por las carreteras de Ronda- puertos de montaña que estaban más pensados para un deportivo de menores dimensiones, como para el nuevo Porsche 718 GTS del cual te hablaré en otro artículo- nos dimos cuenta que es muy ágil, también gracias en parte al eje trasero direccional que viene de serie en la variante Turbo S E-Hybrid. 

En definitiva, es la berlina familiar definitiva. No solo porque sea espacioso, que lo es, o que sea potente, que también lo es, sino que Porsche ha logrado crear un portento eficiente, potente y encima respetuoso con el medio ambiente. Su eficiencia no hace más que mejorar su puntuación final, logrando arrojar esos 3.0 litros/100 km de consumo en un coche de 680 CV, unido a un dinamismo sublime y confort general poco visto en el mercado. Eso si, todo lo bueno se paga, y es que el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turimo está disponible desde los 193.291 euros. ¿Caro? Si, pero por ese dinero te estas llevando lo mejor del mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − cinco =