Poco a poco el mercado de los SUV ha ganado terreno a segmentos tan tradicionales como el de las berlinas y los monovolúmenes, así como el de las furgonetas. Sim embargo, este último está viviendo una nueva primavera y ahora son vehículos a los que es difícil en muchas ocasiones de batir en ciertos aspectos. Opel siempre ha tenido un modelo presente en este segmento y ahora llega una renovación importante. El Opel Combo 2018 se pone al día gracias a las sinergias del grupo francés al que pertenece.

Prueba Opel Combo 2018

Y es que la llegada de Opel a PSA ha sido todo ventajas para ambos. Ahora el nuevo Opel Combo aprovecha toda la tecnología y la plataforma de las Berlingo y Rifter, dos modelo líderes. En esta actualización llega en dos versiones, Combo Life como vehículo para el ocio y la familia, y el Combo Cargo, destinado al trabajo y el día a día en la oficina.

La Opel Combo Life cambia bastante con respecto a la generación anterior en diseño. De hecho gana mucho y aunque recuerde bastante por su fisionomía a sus hermas francesas, Opel ha logrado diferenciarla bien, gracias a sus elementos cromados, calandra y paragolpes nuevos. A nivel estético el interior también es bastante idéntico, incluso con la misma tecnología, lo cual es bueno porque aglutina bastantes elementos novedosos en el segmento.

Espaciosa y bien equipada

De hecho, en el Combo Life no nos falta la pantalla táctil central de hasta 8 pulgadas, techo solar, Head Up Display, asientos calefactados, o carga por inducción para el móvil. De hecho, el acabado base nos trae de serie elementos como lector de señales, control de crucero activo, frenada de emergencia con detección de peatones, aviso de cambio involuntario de carril y aviso de somnolencia.

Opel Combo

La gran baza de un vehículo como el Opel Combo es su espacio y versatilidad. En este modelo tenemos 597 litros de maletero con cinco asientos, pero la versión XL los aumenta a 850 litros y 2.126 con los asientos abatidos. Otro aspecto a resaltar es que tiene una profundidad de carga de 3.106 metros y el asiento del copiloto es plegable. Además la banqueta trasera en la versión cinco plazas lleva fijaciones ISOFIX en todas sus plazas. En esta furgoneta también tenemos un maletero con apertura individual de su luna trasera.

Opel Combo

A nivel de calidad interior, la Opel Combo digamos que es correcta, pues son coches que tendrán mucha fatiga y uso, por lo que sus plásticos son en la mayoría duros. Es un habitáculo pensado para durar mucho y en buenas condiciones, por lo que los ajustes no son demasiado detallados, son buenos para su función.

A nivel de confort, ergonomía y espacio la Combo Life es sobresaliente, es lo bueno de un vehículo de estas dimensiones y características. Aunque vas sentado bastante erguido, no vas incómodo y es fácil adoptar una posición de conducción cómoda y de buena visibilidad.

Opel Combo

Opel Combo Cargo, tu aliada en el trabajo

Lo bueno es que Opel ofrece una Combo Cargo para quienes solo quieran una mula de carga, un coche de trabajo duro y amplio. Con este Opel Combo el trabajador obtiene un espacio de carga de 4,4 metros cúbicos, pues solo posee una fila de asientos. Puede llevar hasta 1.000 kg de carga y la longitud de su zona es de 3.440 mm, cabiendo sin problemas dos euro-palets grandes.

Opel Combo

Otras soluciones de carga que se ofrecen en el Opel Combo Cargo son una trampilla para el techo y permitir a la carga más voluminosa o alargada ser transportada. Algo muy útil es el indicador de sobrecarga, que indicará con un led blanco si estamos por debajo del 80% de la carga máxima permitida, y con uno naranja si hay sobrecarga. Además podrá equipar una cámara de visión trasera, ya que no hay ventanilla posterior, que también nos permite tener una visión más amplia y sirve como cámara de aparcamiento.

Opel Combo Cargo

A nivel de equipamiento no faltará una toma de carga de 220 V, iluminación LED en la zona de carga, una mesa de trabajo modular giratoria y por supuesto todo el equipamiento de la Combo Life. Además Opel ofrece un pack de obra, con el se incluye de serie el Intelligrip, protección de bajos, 30 mm más de altura, chasis modificado con nuevas barras estabilizadoras y muelles.

A nivel de motores la Opel Combo Life tiene en su gama disponible el motor 1.5 diésel turbo de 75, 100 o 130 CV, con caja manual de cinco velocidades o automática de ocho. Más adelante llegará el gasolina de 1.2 litros con 110 CV y caja manual de seis o automática de ocho relaciones.

Opel Combo Life

Pudimos probar el motor diésel 1.5 con 130 CV, una potencia muy recomendable para quienes quieran hacer un uso mixto del vehículo, ya que ofrece una buena aceleración en maniobras tales como adelantar o incorporarse a la autovía. Los consumos también son buenos, por debajo de cinco litros, y el refinamiento del motor no es malo aunque la insonorización a partir de cierta velocidad no es la mejor.

Prueba Opel Combo 2018

Eso sí, a nivel de confort, el tarado de suspensión y el refinamiento del coche son muy buenos. Es prácticamente como llevar un turismo salvo porque llevamos un coche alto y cuadrado en sus formas. A ritmo normal su dirección y su suspensión nos permiten ir con comodidad y sin sobresaltos, pero no debemos llevarlo al límite porque no es un coche para hacer una conducción dinámica. En autovía el Opel Combo es muy estable y si circulamos a 120 la resistencia con el aire a penas se nota, un buen dato en coches de este tipo.

En definitiva el nuevo Opel Combo 2018 reúne todo lo bueno de sus hermanas francesas con un envoltorio algo diferente y un precio de derribo, pues si nos acogemos a la oferta de lanzamiento, se nos queda en 14.900 euros en la versión Life, o 14.700 en la Cargo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.