- Publicidad -

Esta vez viajamos hasta Holanda para probar el nuevo Toyota Yaris 2017, el cual recibe mejoras estéticas que generan una mayor armonía estilística y proyecta una imagen más activa y dinámica.

Tenemos que remontarnos hasta el año 2001 para recordar la primera aparición de la primera generación del Toyota Yaris, un nuevo concepto de utilitario que cimentó las bases de lo que hoy en día es uno de los coches del segmento B más vendidos en España, con un crecimiento del segmento en 2016 de un 6,6%. Hay que adaptarse a los tiempos y el nuevo Toyota Yaris 2017 se presenta a sí mismo como un coche con un espíritu más moderno y dinámico.

El segmento de los utilitarios compactos está a la orden del día y, aún más, los vehículos compactos híbridos (dentro de las ventas del Yaris, más del 40% por ciento de las mismas son de la motorización híbrida).

Diseño

Primero empecemos por la parte frontal, la cual ha recibido un rediseño tanto en el parachoques  con un diseño que infunde una estética más tridimensional, así como la luz diurna en los faros delanteros, la cual sigue una estética más agresiva y refinada que nos recuerda a la mostrada en el CH-R. La parrilla delantera presenta un diseño en panal de abeja en el acabado Feel!, y un diseño de barras horizontales en el resto de las versiones.

Si miramos a la parte lateral del compacto vemos unas inserciones en la  parte baja que conecta la parte delantera con la parte trasera y aporta un toque de dinamismo extra en el nuevo Yaris en un color negro brillante.

La parte trasera recibe un cambio estético tridimensional con una estructura de “catamarán” que vemos también en la parte delantera, junto con un nuevo diseño del grupo óptico trasero. Además, produce la sensación de un centro de gravedad más bajo con mayor presencia en la carretera.

En el interior podemos apreciar un rediseño fresco que adapta nuevas tapicerías, colores y acabados. Todo está al alcance a la mano con la mejora en el panel de instrumentos, junto con la pantalla TFT de 4,2 pulgadas en medio de las dos esferas analógicas a ambos lados. Otra característica novedosa es las rejillas de ventilación al estilo de hélices, una sofisticada iluminación azul de los instrumentos así como un volante con un nuevo diseño con inserciones en negro piano.

En el acabado Active, la tapicería presenta una degradación negra/gris junto con las inserciones del cuadro de instrumento y las partes superiores de las puertas en gris oscuro. El acabado Feel! Añade a la configuración anteriormente mencionada inserciones en el cuadro de instrumentos así como un acabado en negro en las puertas.

Las versiones bi-tono cuentan con un tratamiento del color interior acorde al seleccionado en el exterior. Los detalles a color se incorporan en las inserciones del cuadro de mandos y los paneles de las puertas, además de las inserciones en los respaldos de los asientos.

Motores

Toyota es una de las marcas que mejor han sabido adaptarse a la nueva forma de movilidad híbrida, posicionándose como como líder indiscutible en el sector. El tren de potencia híbrido del Toyota Yaris 2017 ha recibido una serie de mejoras que aumentan el confort y las prestaciones. Se ha mejorado el aislamiento acústico del motor y se ha reducido las vibraciones del mismo.

Se ha reforzado los soportes del motor para minimizar las arremetidas que sufría el motor en terrenos con baches, así como introducir modificaciones en la fuerza de la amortiguación y el diseño de las válvulas de los amortiguadores, ofreciendo un mayor confort con un gran manejo. Para mejorar la dirección, se ha llevado a cabo un ajuste con el fin de reducir la fricción y mejorar el “feeling” con el coche.

Nuevo motor de gasolina 1,5

La nueva motorización sustituye al actual 1,33 litros de cuatro cilindros, el cual está desarrollado bajo la futura norma de emisiones Euro 6c. Se trata de un motor atmosférico de 111 CV con un par motor máximo de 136 Nm. Comparándolo con el 1,33, el nuevo motor de 1,5 litros logra alcanzar los 100 km/h 0,8 segundos más rápido. Además, arroja un 38,5% de eficiencia térmica, situándose entre los mejores del mercado.

Seguridad ante todo

En la versión 2017 del Toyota Yaris, el Safety Sense vendrá de serie en toda la gama. De esta manera, no se hará discriminación alguna en la gama, contando con ayudas de conducción que pueden ayudar a evitar accidentes, o mitigar las consecuencias de los mismos. El Toyota Safety Sense incluye el Sistema de Seguridad Precolisión con Frenado de Emergencia, Control Inteligente de Luces de Carretera, Avisador de Cambio Involuntario de Carril y Reconocimiento de Señales de Tráfico.

Toyota Yaris 2017

A toda esta seguridad hay que añadirle que los cinturones de los asientos traseros ahora cuentan con limitadores de fuerza y pretensores. Los reposacabezas han sido rediseñados para proporcionar una mayor proyección contra las lesiones cervicales junto con 7 airbarg de serie.

Sensaciones

 

Hablemos primero del motor híbrido. Un consumo realmente envidiable homologado de 3,3 l/ 100km, aunque nosotros no logramos bajar los 4,6 l/100 km de media.La respuesta del motor es contundente, gracias al apoyo del motor eléctrico logra desenvolverse bien tanto por carretera como por ciudad- aunque es en esta última donde se le exprime hasta la última gota de energía-.

En ciudad prácticamente podrías ir en modo 100% eléctrico– siempre y cuando no hundas demasiado el pie en el acelerador-, ya que en el nuevo Yaris 2017 estaremos durante más del 37% de la distancia en modo eléctrico y más del 55% del tiempo en modo eléctrico. Gracias al sistema Drive Co (sistema que evalúa el grado de eficiencia de tu conducción basándose en varios parámetros) que llevaba integrado nuestra unidad, pudimos comprobar al final de nuestro recorrido que sobrepasar esos porcentajes era tarea sencilla siempre y cuando ejecutaras una conducción eficiente.

En general, el nuevo Yaris ha ganado mayor dinamismo en curva y cuenta con una dirección más comunicativa y directa, algo que se agradece a pesar de ser un utilitario compacto. El sonido del motor de combustión en autopista sigue estando presente, aunque en menor medida (-5,5 db).

El apartado que más nos ha sorprendido es el nuevo motor 1,5 litros de gasolina de 111 CV, con un empuje a bajas revoluciones sorprendente y con un cambio de marchas cortas que dotan al pequeño utilitario de una versatilidad considerable. A pesar de ser un motor atmosférico, parece ser más reactivo en un régimen de revoluciones por debajo de las 4.500 vueltas.

El consumo homologado se sitúa entre los 4,6-5 l/100 km. Durante nuestra prueba logramos bajar de los 6 litros con relativa facilidad, alternando tramos de carreteras y ciudad.

Toyota apuesta muy fuerte por ese pequeño utilitario que partirá desde los 9.550 euros para la versión de gasolina y desde los 14.850 euros para el híbrido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.