70 AÑOS DE PORSCHE PRUEBAS CARRUSEL

Prueba: nuevo Porsche 718 GTS 4.0 con 400 CV

Guillermo Lahoz 21 de febrero, 2020 | Tiempo de lectura 8-9 min

Ni turbo ni cambio PDK. El Porsche 718 GTS 4.0, en configuración Cayman o Boxster, es una versión para puristas, con un sensacional motor seis cilindros bóxer de 400 CV y cambio manual.

Porsche 718 Boxster GTS
718 Cayman GTS 4.0 rodando en el circuito de Estoril.

Los responsables de marketing de Porsche dicen que los nuevos Porsche 718 GTS 4.0 son “more of what you love” (más de lo que amas). Y es que bien pensado, somos muy simples y siempre nos gusta lo mismo: una carrocería bonita, un motor con carácter, rapidez de reacciones, buena estabilidad o frenos potentes. Luego cada uno tiene sus preferencias al detalle, y la discusión entre los que prefieren motores atmosféricos o turbos, o cambios manuales o automáticos, nunca tendrá fin. Viene a ser como discutir si son mejores las rubias o las morenas. Lo importante es que todo el mundo pueda encontrar un coche que le haga feliz.

La capota del 718 Boxster se retira automáticamente en solo 9 segundos.

Lo más interesante de la nueva versión Porsche 718 GTS 4.0 (tipo 982) es que lleva un motor boxer atmosférico de seis cilindros, el mismo que usan los fantásticos 718 Spyder (107.600 euros) y 718 Cayman GT4 (110.800). Este tipo de propulsor, otrora omnipresente en Porsche, comienza a escasear en la gama por las restricciones ecológicas. De hecho de momento no hay un 911 con motor atmosférico, a la espera de que llegue el nuevo 992 GT3.

Porsche 718 Boxster GTS
Diferencias al detalle: las entradas de aire laterales tienen una división central que no incorporan otros modelos de la gama.

Los nuevos GTS 4.0 son por tanto la forma más económica de acceder a un Porsche nuevo de seis cilindros bóxer… y eso que el Cayman cuesta 94.000 euros. Estas versiones sustituyen en la gama a los 718 GTS (tipo 982) que se vendían desde 2018. Estos llevaban el motor cuatro cilindros bóxer 2.5 turbo y 366 CV, con el que aceleraban de 0 a 100 en 4,6 seg. (con cambio manual). El nuevo 4.0 acelera en 4,5 seg. Pero ya se sabe que en temas de corazón, los números son secundarios.

Por potencia el 718 GTS 4.0 supera al 911, pero este último acelera más rápido con su motor 3.0 biturbo.

Hemos viajado al circuito de Estoril para conducir los renovados 718 y elegimos los de color Python Green, verdes como la absenta o como los ojos de Scarlett Johansson. La “conexión reptil” de estos coches viene de largo, y es que cuando Porsche lanzó el Cayman en 2006, decidieron también adoptar a cuatro caimanes del zoo de Stuttgart. Durante cinco años Marajo, Rana, Siri y Kaya se dieron la vida padre gracias a los 10.000 euros que aportó el fabricante. Desde la marca aclararon que, aunque son de la familia de los cocodrilos, los caimanes son más pequeños y rápidos de reacciones…

Porsche 718 Boxster GTS

Al sentarme al volante de un Porsche 718 GTS 4.0 Cayman la palanca del cambio me resulta rara, y caigo en la cuenta de que hace mucho que no conduzco un nuevo Porsche manual. No pasa nada, porque es un reencuentro muy agradable. Como en cualquier Porsche la posición de conducción es perfecta, y tengo delante el volante forrado de piel vuelta. Lleva en el brazo derecho el mando circular para elegir entre los cuatro modos de conducción: Individual,  Normal, Sport y Sport Plus. Esos acabados Porsche, ese olor, esa instrumentación, es como retornar a un lugar donde viviste grandes momentos (el cuentavueltas coloreado es opcional).

Porsche 718 Boxster GTS
El 718 GTS 4.0 enamora por su sonido de motor atmosférico, y además lleva escape deportivo de serie.

Arrancamos y salimos a la pista de Estoril, un trazado donde se disputaron varios GP de Formula 1, el ultimo en 1996. El Cayman es un ejemplo perfecto de coche con el centro de gravedad muy bajo y centrado, de modo que ofrece una inmediatez y una precisión sobresalientes. Todos los elementos mecánicos funcionan coordinados como una orquesta. Cada toque a la dirección tiene una respuesta inmediata, con un tacto sensacional. Se puede rodar muy rápido con este coche. Sube de vueltas con rabia y con un sonido precioso, gracias también al escape deportivo (se puede regular su rugido con un botón). Es fácil llegar al corte a las 7.000 rpm, que en los más rabiosos 718 Boxster Spyder y Cayman GT4 está 1.000 rpm. por encima.  Y el insuperable 991/II GT3 4.0 subía hasta las 9.000.

Porsche 718 Boxster GTS
En el modo de conducción Sport Plus, el 718 Cayman GTS 4.0 permite deslizamientos, pero también se puede desconectar el control de estabilidad.

La mecánica 4.0 de los 718 es de la familia de los actuales 911 (992) Carrera, pero sin sobrealimentación y más cilindrada. Es un motor muy avanzado que no solo esta pensado para brillar cuando lo usas a fondo, e incluye control de cilindros adaptativo, capaz de desconectar alternativamente una de las bancadas a baja carga. También lleva inyección directa y admisión variable.

Porsche 718 Boxster GTS
En este mando giratorio del volante el piloto puede seleccionar el modo de conducción que prefiere en cada circunstancia.

El comportamiento del Cayman es muy neutro, y la respuesta de motor es inmediata, progresiva y contundente, perfecta para jugar con él. Si leyeron Car el mes pasado, Gordon Murray (ingeniero de F1, creador del McLaren F1 y militante “anti-turbos”) decía que lo que da la sensación de velocidad en la conducción es la respuesta inmediata y el sonido. Así que gas a fondo en cuanto podemos, aprovechando todo el ancho de la pista, con tacto de deportivo de alto nivel.

Detrás de la recta principal hay una ligera curva que enlaza dos rectas mediante un ángulo muy abierto, y que se atraviesa con emoción, muy deprisa. En la famosa curva parabólica “Ayrton Senna” antes de la recta se pone de nuevo a prueba la brillante motricidad y el agarre lateral del Cayman. Después llega la recta donde se alcanza la mayor velocidad. Recordamos eso sí, que cuando estuvimos aquí rodando con el McLaren Senna la recta de meta se hacía bastante más corta y la frenada era de otro planeta. Pero el inglés costaba más de diez veces lo que este Porsche, que puede llevar frenos carbono cerámicos como opción.

Porsche 718 Boxster GTS

El cambio manual tiene recorridos cortos y es un placer manejarlo, y además hace solo el punta tacón en las reducciones. Más adelante también se ofrecerá el cambio PDK de doble embrague en esta versión.

El Cayman es una máquina consistente y previsible que te permite disfrutar mucho, y con una gran sensación de seguridad. Con el selector en modo “Sport Plus” el control de estabilidad deja que el coche se mueva, puedes deslizar con las cuatro ruedas o con las traseras a la salida de las curvas lentas, pero la electrónica siempre está ahí por si te columpias. Una vez más somos conscientes de que esta “red de seguridad” invisible, propia de los deportivos modernos, los hace mucho más disfrutables. Y sin controles conectados, hay potencia de sobra para quemar las gomas Pirelli P Zero.

Porsche 718 Boxster GTS
El 718 Cayman GTS 4.0 es 20 CV más potente que el 911 Carrera, pero 50 menos que el 911 Carrera S.

Todo esta brillantez sobre la pista se justifica en su tecnología, y es que los ingenieros no han escatimado en nada a la hora de proporcionar una experiencia de conducción única. Lleva de serie la suspensión regulable PASM (con un botón en la consola central), rebajada en 20 mm. respecto a otras versiones. Opcionalmente puede bajar 10 mm más, quedándose a la misma altura que el Cayman GT4. Es también de serie el Sport Chrono Package, que incluye la Track Precision App, los soportes activos del motor (PADM) y el Porsche Torque Vectoring (PTV) con autoblocante mecánico trasero. La aplicación para móviles antes mencionada, muestra en la pantalla los datos relacionados con el rendimiento y los graba para un análisis posterior.

Porsche 718 Boxster GTS
En el túnel central están los controles para la suspensión, el control de estabilidad, el alerón, el sonido del escape y el start/stop. También el mando para abrir el techo, en el caso del Boxster.

Tras el circuito rodamos con un Boxster 718 GTS 4.0 por carretera abierta, y comprobamos que la suspensión es cómoda (más que en el Boxster Spyder) como para usarlo todos los días. Entre Cayman y Boxster nos quedaríamos con el segundo, porque un descapotable siempre se disfruta más y no hay problema en cuanto a una rigidez menor que el Cayman. Su capota se retira de forma automática en solo nueve segundos.

Porsche 718 Boxster GTS
Desde nuestro punto de vista, el Boxster es más recomendable porque se puede disfrutar de la conducción a cielo abierto.

Creemos que estos deportivos solo tienen dos pegas: la primera es ser biplazas, un problema para quienes tenemos descendencia. La segunda, casi peor, es que por precio compiten en el mercado con los 911 de segunda mano. Los nuevos Cayman y Boxster GTS 4.0 cuestan respectivamente 94.580 y 96.888 euros. Es una cifra elevada, cercana incluso a los 120.000 que cuesta un 911 Carrera (con motor 3.0 biturbo de 385 CV), menos potente que nuestro protagonista.

Porsche 718 Boxster GTS
Con este biplaza cualquier recorrido puede ser inolvidable, especialmente en zonas costeras.

Ordenados por nivel de precio la gama 718 (tipo 982) comienza con el Cayman (62.100 euros) y el Boxster (64.300 euros), seguidos de los Cayman T (71.900 euros) y Boxster T (74.100 euros). Luego van los Cayman S (78.600) y Boxster S (81.000). Todos incorporan motores bóxer turbo de cuatro cilindros, de 2.0 o 2.5 litros (este último para las versiones S).

Porsche 718 Boxster GTS

Mientras los 718 “básicos” son unos fantásticos deportivos y la puerta al mundo Porsche, estos GTS 4.0 están a un nivel superior, y son coches de colección que probablemente comprarán “porschistas” que ya tienen varios deportivos en el garaje. No se arrepentirán.

¡Valora este artículo!
[Votos: 2 Media: 3.5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Prueba Porsche 911 Turbo S 2020 (992), en la cumbre

    Los 911 Turbo anteriores estaban dirigidos a gentleman drivers que disfrutaban pilotando rápido y mostrando al mundo que...

  • Prueba Porsche Taycan 4S, la barrera de los 100.000

    El pasado mes de febrero los medios americanos informaron del divertido conflicto entre dos grandes magnates mundiales,...

  • Prueba Porsche 911 Safari by Julià 911: un Porsche como el que casi gana el Rallye Safari 1974

    La historia de Porsche está íntima y exitosamente ligada al mundo de la competición. En este terreno, sus victorias son...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración