Esta semana hemos estado en Barcelona conociendo el nuevo Kia ProCeed, el modelo tradicionalmente más pasional de la marca que, en esta su tercera generación, ha experimentado una metamorfosis total. Concebido como un modelo del segmento C2 -categoría premium del segmento C-, el nuevo Kia ProCeed ha sido desarrollado en base a una única pero primordial idea, la de crear un coche que emocione.

Kia ProCeed en un mirador de Barcelona

Diseño que sorprende

El nuevo Kia ProCeed es un coche cien por cien europeo, nacido en Europa y para Europa. Ideado en el centro de diseño de Frankfurt bajo la atenta supervisión del prestigioso diseñador Peter Schreyer, Presidente de Diseño y Diseñador Jefe de Kia, el ProCeed ha dejado de lado la carrocería tres puertas de su generación anterior para adaptar una nueva figura Shooting Brake. Esta es la primera pista que nos da Kia sobre la emotividad de su modelo, que se aleja de lo convencional para cautivar únicamente a los verdaderos amantes del automóvil.

La nueva carrocería Shooting Brake tiene, además, otras ventajas, pues logra hacer del ProCeed un coche más versátil y espacioso, y ayuda a diferenciarlo del resto de la gama ceed, coronándolo como el modelo más deportivo y exclusivo. Al igual que los Kia ceed 5 puertas y Sportswagon – Tourer en nuestro país -, el ProCeed se ha desarrollado en base a la plataforma K2, manteniendo por tanto la misma distancia entre ejes (2.65 m). Han cambiado, sin embargo, el resto de sus medidas. Como variante deportiva que es, el modelo ha rebajado su altura (1.41 m) y ha aumentado su anchura (1.80 m), logrando así un centro de gravedad más cercano al suelo y una mayor estabilidad. La longitud es, sin embargo, la dimensión que más cambio experimenta, pues pasa de los 4.31 metros de la carrocería tres puertas a los 4.60 metros de la Shooting Brake.

frontal del Kia ProCeed

Este cambio en la figura no es, ni mucho menos, la única modificación que ha sufrido el ProCeed en su exterior. El nuevo modelo se lanzará únicamente en los acabados GT line y GT, por lo que desde Frankfurt han enfocado gran parte de su trabajo en dotarle de un aspecto más sofisticado, deportivo y elegante. Empezando por el frontal, pese a mantenerse el capó, la parrilla “tiger nose”, y las luces diurnas del resto de la gama, el ProCeed estrena un nuevo paragolpes con entradas de aire de mayor tamaño recubiertas por un embellecedor en color negro brillante. Además, en el frontal de los modelos GT encontraremos detalles en color rojo, como la rejilla de la parrilla o el lip inferior.

vista lateral del Kia ProCeed

La vista lateral del ProCeed nos permite contemplar con mayor detalle su carrocería Shooting Brake, que proporciona un look más dinámico a todo el conjunto, acentuado por sus definidos contornos y su estrecha cintura. También encontramos un nuevo faldón -rojo para el GT-, y un marco cromado en las ventanas, el cual incluye una aleta de tiburón en el pilar C como elemento decorativo. Otro cambio importante lo presentan las llantas de aleación, que llegan con nuevos diseños y medidas de 17” y 18” (de serie para el acabado GT).

zaga del Kia ProCeed

La zaga también cambia significativamente con respecto a la generación anterior, adoptando un diseño significativamente más refinado. El Kia ProCeed estrena nuevos difusores, con inserciones en rojo y con una doble salida de escape con contornos cromados. Asimismo, incluye una salida de aire a cada lado y un alerón, ambos decorados en negro brillante. La novedad más notable y la que más distinción aporta, sin embargo, la encontramos en los faros LED, que, en esta tercera generación, van unidos por una franja longitudinal. Este detalle otorga más uniformidad a todo el conjunto, además de dotarle de un carácter más modero y acorde a las actuales tendencias de diseño.

Interior que reconforta 

El interior del nuevo Kia ProCeed adopta la renovación que presentó en su día el ceed. El resultado es un habitáculo que ofrece una calidad percibida mayor, dotado de materiales de calidad superior y con soluciones tecnológicas a la altura de sus competidores de segmento. Además, gracias a la nueva carrocería, aumenta significativamente su espacio, algo que queda patente en su gran maletero de 594 litros de capacidad, un 50% más que la del ceed de cinco puertas.

maletero del Kia ProCeed

Empezando por el puesto del conductor, el volante es lo primero que llama nuestra atención. En comparación con el que equipaba la generación anterior, este presenta un diseño más minimalista, con una esfera de menor tamaño, botonería reducida, pero con mejor tacto, y forrado en piel. Además, incluye costuras en color blanco (rojas en el caso del GT), y detalles en metal cepillado, un material que encontramos también en las salidas de la ventilación, en las esferas del cuadro de instrumentos y en el acople de la palanca de cambios. Como novedad, en las versiones con transmisión automática, se incluyen tras este levas para el cambio, un detalle siempre gratificante que llega en pro de la deportividad del modelo.

interior del Kia ProCeed

Presidiendo el salpicadero encontramos una pantalla táctil flotante de 7” (8” opcionales) que va asociada al sistema de info-entretenimiento de Kia. Además, incluye otras comodidades como el cargador inalámbrico de serie y asientos delanteros y traseros calefactables, estos a modo de extra. Precisamente los asientos delanteros son otra de las novedades del interior del Kia ProCeed, pues mejoran en firmeza y agarre. En el caso de los modelos GT line, estos presentan apoyos laterales más grandes y están disponibles con tapicería negra y de piel sintética gris. Los del acabado GT, por su lado, son asientos deportivos, nuevamente con apoyos laterales más grandes y forrados en piel y ante. Ambos acabados incluyen costuras en color contraste y el logotipo “GT” bordado en el respaldo.

Además de estas novedades, el ProCeed llega al mercado con una habitabilidad y un espacio a la altura de la competencia. Pese a la caída del techo que caracteriza la carrocería Shooting Brake, los asientos traseros ofrecen hueco de sobra para la cabeza y las piernas, todo ello gracias a la inclinación que han sufrido.

Tecnología que tranquiliza

Como suele ser habitual en los modelos del segmento C, el Kia ProCeed llega cargadito de sistemas que permiten maximizar el confort y la seguridad de los ocupantes. Así, empezando por el sistema de info-entretenimiento Conected Services de Kia, el nuevo modelo incorpora un sistema de navegación proporcionado por TomTom, además de una completa integración con nuestro smartphone a través de Apple CarPlay y Android Auto. Otra muestra del gran equipamiento tecnológico la encontramos en el sistema de sonido JBL, el cual incluye tecnología de recuperación de sonido Clari-Fi.

En el apartado de la seguridad, encontramos sistemas activos de asistencia a la conducción como el sistema de detección de fatiga del conductor, el asistente de mantenimiento de carril y el aviso de colisión frontal. Estos, que se ofrecen de serie, se complementan con otros como la alerta de ángulo muerto, alerta al tráfico cruzada y un sistema de asistencia al estacionamiento.

Kia ProCeed circulando por Barcelona

Como colofón a la oferta tecnológica del modelo, el Kia ProCeed dispondrá de un asistente para el mantenimiento de carril que, gracias a la monitorización que hace de los movimientos del coche que tenemos delante, es capaz de controlar la aceleración, la frenada y la dirección. En definitiva, una tecnología de conducción autónoma de Nivel 2 que refleja el avance que la marca coreana está logando en el apartado tecnológico.

Mecánica que entusiasma

En lo que respecta a la propulsión del modelo, encontramos tanto mecánicas diésel como gasolina. El motor gasolina básico es el tricilindrico T-GDi 1.0 litros de 120 CV y 172 Nm de par, disponible únicamente con caja de cambios manual de seis velocidades. A este le sigue el T-GDi 1.4 litros de 140 CV y 242 Nm de par, el cual se ofrece tanto con transmisión manual como automática de doble embrague y 7 velocidades. Por último, la mecánica gasolina más potente es la T-GDi 1.6 litros de 204 CV y 265 Nm de par, la cual se ofrece únicamente para los modelos GT. Todos estos motores incorporan turbocompresor y sistema de inyección directa, además de un filtro de partículas que reduce las emisiones y permiten al Kia ProCeed cumplir la normativa Euro 6d TEMP.

En cuanto a la propulsión diésel, solo disponible para los acabados GT line, encontramos un motor CRDi de 1.600cc que rinde 136 CV y 280 Nm de par. Dicha mecánica, disponible con cambio manual y automático, incorpora tecnología activa de control de emisiones con un catalizador de reducción selectiva que disminuye las emisiones y cumple, nuevamente, con los estándares Euro 6 TEMP.

Sensaciones que enamoran

En la presentación del nuevo Kia ProCeed pudimos probar el motor 1.6 T-GDi de 2014 CV asociado a la caja de cambios de doble embrague y siete velocidades. Se trata de un motor que permite acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 7.5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 225 km/h. Es un motor que permite una conducción realmente deportiva, pues empuja de maravilla y entrega la potencia desde muy bajas revoluciones. Gracias al Drive Mode Select podemos regular la respuesta del motor, eligiendo entre los modos Normal y Sport. Este último maximiza la respuesta del acelerador, añade dureza a la dirección y eleva el régimen de cambio. Todo ello contribuye al gran dinamismo del modelo, haciendo de él un coche divertido de conducir que, gracias a las levas de cambio, responde a las mil maravillas a nuestras exigencias.

Kia ProCeed circulando por una carretera con curvas

El Kia ProCeed monta también suspensión completamente independiente, que, en el caso del eje trasero, es multibrazo. Incluye muelles y amortiguadores más rígidos que no llegan a comprometer el confort de la marcha, pero sí suman a la estabilidad total del coche. Además, gracia al sistema de reparto vectorial del par, el ProCeed suprime casi por completo el subviraje, permitiendo un paso por curva mucho más ágil y veloz.

Tuvimos la oportunidad de probar sus prestaciones en el circuito de Parcmotor, donde pusimos a prueba tanto su comportamiento dinámico como su capacidad de maniobra y frenado. En el trazado el modelo sorprende por su gran aceleración y por la precisión de su dirección. Tiene una gran capacidad de recuperación y una excelente frenada, en parte gracias a los mejorados frenos, que presentan medidas de 320 mm delante y 284 mm detrás. El motor estira sin problema hasta las 6.000 revoluciones por minuto, lo hace que casi no tuvimos que recurrir a las levas. Como única pega encontramos que la caja automática apenas retiene, algo que, por otra parte, es común a las transmisiones de doble embrague. Otra característica que nos llamó gratamente la atención fue el sonido de su escape. Es cierto que en el interior se intensifica con altavoces, pero escuchándolo desde fuera tiene un rugido grave y reconfortante que llama la atención. A la hora de afrontar una curva, el modelo demuestra una gran estabilidad y un agarre excepcional, haciendo que la zaga mantenga la trazada sin insinuarse.

Kia ProCeed blanco por Barcelona

En definitiva, un coche divertido de conducir, que, gracias a su carácter deportivo y a su nuevo diseño, emociona y gusta a partes iguales. En nuestro país está ya a la venta por un precio base con descuentos de 23.720 € (28.670 € para el acabado GT), un precio muy competitivo que, unido a todo lo previamente dicho, hará del Kia ProCeed todo un referente en el segmento C.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.